Anika entre libros

Entrevista a David Mateo por "El último dragón"

"Las grandes aventuras épicas no sólo están construidas a partir de personajes buenos, sino también de enemigos mordaces que no se detengan ante nada por alcanzar sus aspiraciones"

Firma y fotos: Anika Lillo (Fotografías de la presentación del libro en Valencia, con Juanmi Aguilera) / Noviembre 2006

 

Cuando eres seguidor/a de un tipo de lectura a veces da miedo adentrarte en otros estilos, pero tuve que cambiar de opinión cuando leí el primer tomo de la saga "Nicho de Reyes" de Tobías Grumm (pseudónimo de este escritor valenciano llamado David Mateo). Era la calidad de su escritura y la explosión de hechos y aventuras la que me llevó a terminar el libro con una alegría inmensa por haberlo leído y ganas de más.

El más ha llegado con el segundo volumen, "El último dragón", que me ha convencido del todo hasta el punto de poner a este escritor y a sus libros entre mis favoritos, algo que nunca hubiera imaginado teniendo en cuenta que escribe sobre fantasía, espadas, caballeros, elfos, hechiceros, y no sé cuántos personajes y seres de otros mundos. Y lo que queda, porque Tobías/David tiene mano para hacer una saga enorme, y sus lectores, ganas locas de leer todos sus libros.

En "El último dragón" gana en riqueza literaria, se crece, nos inunda con aventuras sorprendentes, les da un carácter a sus personajes que parecen cobrar vida, utiliza la acción, el misterio, el amor y el humor. Es un libro imprescindible para los amantes del género, y una sorpresa agradabilísima para los que no estén acostumbrados a él.

El príncipe Galendor, ahora Galen, se vuelve protagonista indiscutible de esta nueva aventura. Con él nos marchamos a recorrer los mares parando en Santiyí, donde la corrupción y la violencia forman parte de la rutina de su gobernante y sus habitantes. Allí conocerá a Jassmín, y con ella y otros tripulantes del barco pirata huirán a la franja del no retorno para sobrevivir. Y será a Galen a quien seguiremos en sus aventuras dejando atrás a personajes a los que ya hemos cogido cariño, para sorprendernos con otros nuevos. En especial, Annia.

Hablamos con Tobías -David Mateo- Grumm sobre la novela y sus protagonistas.

 

ENTREVISTA

 

Galen no es un superhombre ¿pero no le maltratas demasiado en sus aventuras? ¡Casi es imposible creer que siga vivo!

El destino de Galen, en la Tierra del Dragón, está abocado a alcanzar grandes metas. Si te fijas, en Nicho de Reyes, Galen no es más que un príncipe consentido que trota bajo las faldas de su padre. El cambio de Galendor a Galen debía ser exponencial y gradual, y no sólo debía actuar sobre su manera de pensar, sino también sobre su forma de ser. La vida es dura, y más en un mundo como pueda ser el de La Tierra del Dragón en el que la crueldad y la violencia son dos consignas ineludibles; la transformación de Galen en un héroe conlleva aprendizaje y sufrimiento, de alguna manera ese es el signo que marca su evolución como personaje de leyenda.

 

¿Sabes? A pesar de que en alguna ocasión lo describes como un hombre rubio, yo sigo viéndole moreno. ¿Por qué el héroe es rubio? ¿es más atractivo así a ojos del personal?

Quizás me haya basado en ciertos arquetipos concebidos por la literatura. Cuando imaginé a Elvor y a Ikra los imaginé morenos, por aquello de la oscuridad que se amaga en sus personalidades, y a Galendor rubio, por su aproximación al lado más honorable de la vida. No creo que se trate de ser más o menos atractivo por lucir pelo rubio o moreno, más bien lo veo como un mero simbolismo estético.

Aún así, en La Tierra del Dragón, la concepción de "héroe de la historia" es muy difusa. En los dos primeros libros, parece que el protagonismo recae en Galen, sin embargo, las cosas van a cambiar en las entregas sucesivas.

 

Satisfecha esta curiosidad tan boba (gracias por contestar y no salir corriendo) me gustaría preguntarte sobre Santiyí. Podía ver la ciudad mientras la describías, pero sobre todo a sus personajes. ¿Cómo puede existir un ser como Jumas Gladios? Es una especie de Nerón sádico en su corte…

Santiyí tiene su origen en el Port Royal de 1655. Era una época depravada en el que la piratería y el robo estaban a la orden del día. Es obvio que al frente de semejante escenario sólo puede haber un tipo tan degradado como la propia ciudad. Jumas Gladios es la personificación de todos estos males. Obtiene el liderazgo de la isla gracias a un baño de sangre y gobierna Santiyí mediante el uso del terror, dando rienda suelta a todos los vicios que se ocultan en su interior. Es un cacique en toda regla con ínfulas de mercenario. Es obsceno, degenerado y corrupto… una analogía que lo aproxima a muchos de nuestros políticos (sonríe)

 

A personajes malvados no te gana nadie. Fílias Cook, el traidor, Grehogor Pool (El carnicero de Rimbau), el demotrasgo Gulz, el elfo Versián Emerich, el propio Heimdall… ¿por qué no existe entre los malvados una pizca de humanidad en La Tierra del Dragón?

A grandes héroes, grandes villanos. No obstante, cada uno de estos villanos tiene su propia personalidad. Mientras Fílias Cook es un auténtico mercenario, Grehogor Pool posee el cerebro calculador de un soldado. Versián Emerich es diferente a todos ellos, es un nigromante al servicio del Cónclave y, como tal, desea alcanzar las metas encomendadas poniendo en ello todo el empeño. Me divierte crear perfiles de personajes malvados, dotarles de diferentes personalidades, diferentes motivaciones…

Por supuesto que van a ir apareciendo malos con algo de humanidad, pero ese determinado perfil ya está pensado para alguien muy en concreto.

 

Galen, el capitán O'Neill, Jassmín… casi se les ve como cicatrices andantes, te das cuenta de lo dramático de sus vidas ¿Son todos supervivientes?

Vivir en La Tierra del Dragón no es sencillo. Galen llevaba una existencia muy placentera hasta que las ruedas del destino lo señalaron y lo arrastraron a abandonar Abisinia. Es cierto que personajes como Jassmín o el Lobo Negro llevan davidmateo-gremiodragones1a cuestas viejas heridas (algunas, incluso, todavía siguen ocultas), pero todos ellos han sabido sobreponerse al dolor y seguir luchando. Siendo consecuentes con una historia que se mueve entre la más pura fantasía y cinceladas de realismo, creo que ese debe ser el simbolismo de los héroes: personajes sometidos a una dualidad que los aproxima a la locura y a la vez los hace simpáticos a los ojos de los lectores. Obviamente, unos lo llevan mejor que otros, pero la mayoría, en efecto, son meros supervivientes.

 

Tus personajes no son perfectos, creo que esto les da bastante credibilidad ¿es necesario salir de los arquetipos ¿verdad?

Yo creo que el personaje perfecto es el que aúna personalidad, motivaciones y, sobre todo, una implicación real en la obra. Trato que todos los protagonistas y secundarios tengan su punto de importancia a lo largo de la saga; algunos de una manera más notable, otros de forma más soslayada. La vida, en sí misma, no resulta perfecta, así que ¿por qué tienen que existir unos personajes perfectos? Si así fuese, La Tierra del Dragón sería una historia muy aburrida.

Un personaje puede basarse sobre cierto arquetipo, pero en cuanto dicho personaje saca a relucir su personalidad, de alguna manera esa base sobre la que ha sido creado se difumina y sólo sobrevive la síntesis del mismo, que es, al fin y al cabo, lo que le queda al lector.

 

Por otro lado los personajes malvados son sádicos, parecen perturbados por su rabia, están corrompidos por dentro y por fuera, y cada ofensa es un cuchillazo para sus egos…

¿Y acaso no es eso lo que nos gusta a los lectores? Un malo que, verdaderamente, asuste. Las grandes aventuras épicas no sólo están construidas a partir de personajes buenos, sino también de enemigos mordaces que no se detengan ante nada por alcanzar sus aspiraciones. También debo admitir que mis inclinaciones como lector siempre se han dirigido hacia el lado oscuro de la existencia. No nos engañemos, ¿de qué sirve una vida de color de rosa si a tu lado no hay alguien que te meta un poco de caña?

 

Cuando Galen cae de la Dama del Este, Jassmín protagoniza una de las escenas más dramáticas de la novela a pesar de que toda la novela puede considerarse un drama de aventuras. ¿Era necesario dejar a Jassmín atrás?

Era completamente necesario. Jassmín, a partir de este momento, va a iniciar su propio periplo por Argos que puede llevarla de vuelta a los brazos de Galen o la aleje definitivamente de él. En realidad, como el resto del argumento que envuelve a La Tierra del Dragón, ya tengo el destino de este personaje pensado y requetepensado, ahora sólo hace falta llegar hasta él, y puedo asegurarte que el de Jassmín es uno de los más sorprendentes de todo el repertorio de protas que sale a lo largo de la saga.

 

Annia suple el vacío que deja Jassmín, pero su aparición en la novela tiene otro fin….

En realidad no creé a Annia como relevo de Jassmín, sino que su rol dentro de la historia venía dado precisamente por la exigencia del argumento. No puedo entrar demasiado en los pormenores del personaje de Annia, ya que después de leer el libro, convendrás conmigo que es una pieza clave que debe permanecer oculta, lo que sí que puedo decirte es que las personalidades de Jassmín y Annia son completamente opuestas, aunque puedan tener ciertos "intereses" comunes.

 

Dime sólo una cosa respecto a ella ¿desde que iniciaste la saga "sabías" que Annia iba a existir de la forma física en que existe o esto se produjo más adelante?

Sí. Cada detalle en El último dragón está puesto para que tenga un fin determinado. Hay veces que, mientras escribo, me gusta tener cierta maniobrabilidad a la hora de improvisar, pero en estos libros el argumento está tan elaborado y premeditado, que muy pocas veces me desvío del camino impuesto. Es más, podría decirte que ya, en Nicho de Reyes, se habla de forma soslayada de Annia y de su implicación en un futuro cercano.

 

Divides "El último dragón" en dos libros, el primero, "El cachorro del huargo", es más una novela de aventuras piratas, el segundo, "La leyenda de los gremios mágicos", vuelve a su enfoque original…

Piensa que La Tierra del Dragón está proyectada para ser una saga muy muy davidmateo-gremiodragones2larga, no conviene llevar la historia siempre por el mismo camino ya que se corre el riesgo de aburrir al lector. Además, me gusta crear ambientes diferentes, explorar territorios inexplorados y llevar al lector a esa frontera jamás pisada por el hombre. En resumidas cuentas, trato de no aburrirme y, a la vez, que no se aburra aquél que tiene el libro entre sus manos. Es cierto que hay pasajes que, inevitablemente, tendrán que repetirse ya que la vorágine de la historia así lo exige, pero cuando imaginé Argos lo hice de forma muy viva, creando lugares que realmente pudieran atrapar por su singularidad y exotismo. En Argos no hay fronteras temporales, ni limitaciones; es un continente dividido en tres grandes penínsulas y cada una de ellas tiene sus propias peculiaridades.

 

Heimdall vuelve a tu novela con más protagonismo que en la primera parte pero introduces a otro nigromante para que haga el trabajo sucio (Versián Emerich) ¿y eso?

Heimdall es una reminiscencia del pasado que parece dominarlo todo desde su trono de hierro. Es una especie de Sauron, encaramado en su torre maldita, omnisciente pero a la vez atrapado por una serie de secuelas que lo hacen vulnerable. Ante semejante tesitura, se vale de lacayos y emisarios que le hacen el trabajo sucio y preparan su retorno a la mortalidad. Versián Emerich es uno de ellos. Heimdall es el líder del Cónclave de Nigromantes, ha vivido más de mil años, y bajo su tutela la nigromancia ha ascendido hasta alcanzar épocas de esplendor o ha sido condenada al ostracismo. Las intenciones secretas de Heimdall (y de Esvedda) marcarán el devenir de los dos próximos libros de la serie.

 

Sobre Elvor, Ikra, etc, personajes de "Nicho de Reyes", pasas casi de soslayo ¿no te das cuenta de que queremos saber algo de ellos pero "ya"?

Galendor, Ikra y Elvor son las piedras angulares sobre la que se erigen los primeros cuatro libros de La Tierra del Dragón. Soy consciente de que mucha gente ha echado en falta a los otros dos hermanos que conforman el clan Lekesville, pero quería poner al lector en el pellejo de Galen y hacer que viera la vida desde su perspectiva. ¿Qué ha pasado en Abisinia en estos dos años de ausencia? ¿Cómo ha evolucionado la relación entre Ikra y Elvor? ¿De qué manera afectará todo lo sucedido en El último dragón al destino de todos aquellos que quedaron atrás?

Habrá que tener un pelín de paciencia y aguardar la salida de Encrucijada. Lo que está claro es que entre los dos años acontecidos entre Nicho de Reyes y El último dragón han pasado muchas cosas y el tiempo igual transcurre en Abisinia que en la vida de Galen.

 

Galen va dejando atrás muchas personas ¿les dejamos también nosotros o tendremos la oportunidad de recuperarles en alguna ocasión?

Si realmente los dejáramos atrás nosotros, la saga se quedaría coja. Como te comenté antes, en La Tierra del Dragón está todo atado y bien atado. Los personajes se despiden y vuelven en el momento en que menos te lo esperas. Algunos tardan más en llegar, otros reaparecen más pronto, pero ante todo, lo que procuro es no dejar cabos sueltos. Hasta el más pequeño de los personajes tiene su rol en la historia, tan sólo hay que esperar al momento en que deba tomar su parte de protagonismo.

 

Sé que estás escribiendo ya la tercera parte ¿algo que puedas adelantar?

En realidad ya está escrita y en manos del editor. En Encrucijada volvemos a los orígenes de la historia. ¿Qué ha pasado en Abisinia durante todo este tiempo? ¿Cómo interactuarán viejos y nuevos personajes? ¿Cuál es el misterio que se esconde detrás de Elvor e Ikra? El tercer volumen de la saga responde a estas preguntas y formula otras nuevas, armonizando todas las incógnitas que se han planteado hasta ahora.

 

¿Alguna sorpresa, al menos?

Hay muchas, pero si las cuento, dejan de ser sorpresas, ¿no? Lo mejor es aguardar un poco y dejarse llevar por lo que está por venir... que no es poco. Encrucijada promete un aluvión de aventuras que, sin duda, pondrán al tercer libro por encima de Nicho de Reyes y El último dragón.

 

Muchas gracias por todo, por tu libro, por los momentos -muchos- que me has hecho pasar y por seguir escribiendo. Un abrazo.

Muchas gracias a ti, Anika, por todo el respaldo que estás dando a La Tierra del Dragón. Me he divertido mucho respondiendo tus preguntas. Un beso.

 

ver + David Mateo

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentarios de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar