Anika entre libros

en el límite

Ficha realizada por: Patricia Rubiera
en el límite

Título: en el límite
Título Original: en el límite
Autor: Ilona Andrews
Editorial: Versátil


Copyright: © Andrew Gordon & Ilona Gordon, 2009
© Versátil, 2012
Traducción de Daniel Aldea Rossell
1ª Edición, Febrero 2012 ISBN: 9788492929566
Etiquetas: autores, bruja, brujería, ciclo, escritores, estadounidenses, hechiceros, literatura americana, literatura estadounidense, literatura norteamericana, magia, magos, monstruos, norteamericanos, romántica paranormal, romántica sobrenatural, sagas, serie

Argumento:

La vida en El Límite no es fácil, bien lo sabe Rose Drayton que intenta sobrevivir en esa pequeña región que separa Lo Extraño, el lugar donde viven los Sangreazules y la magia es poderosísima, de El Vacío, el sitio en el que la gente lleva una vida corriente sin sospechar que qué tipos de criaturas les rodean.

Rose hace lo imposible por criar a sus hermanos Jack, un metamorfo juguetón de ocho años, y Georgie el pequeño de diez con el poder de resucitar a los muertos, mientras intenta protegerse de los sangreazules que quieren poseer su destello. El día que el Sangreazul Declan se presenta para reclamar a Rose y su poder la joven no sospecha hasta qué punto su hogar está en peligro.

Opinión:


Las novelas de temática paranormal romántica son un subgénero nacido al amparo de la Urban Fantasy. Cada vez más demandadas por un público juvenil, en su mayoría femenino, tras la aparición de la saga “Crepúsculo” de Stephenie Meyer comenzaron a proliferar como setas tras la época de lluvia. La gran mayoría son subproductos a imitación de los vampiros brillantes creados por la autora pero, algunos, cumplen con la misión de entretener honestamente a un sector ávido de aventuras y alguna pincelada romántica; “En El Límite” entra en esta categoría con bastante dignidad pero con algunos matices.

Tras el pseudónimo de Ilona Andrews se encuentra un matrimonio que ha creado un mundo mágico a cuatro manos y que cuenta con el pequeño lastre de recordar ligeramente el Hogwarts en el que se desarrollaban las aventuras de Harry Potter.

La Magia conviviendo con humanos ignorantes de lo que sucede a su alrededor, criaturas que cambian de forma a su antojo, ancianos sabios que protegen el lugar de las amenazas externas, criaturas que se alimentan del poder mágico hasta acabar con la vida de sus presas, todo esto suena, por así decirlo, muy Potteriano. Si le unimos un antagonista, Casshorn, que parece la viva imagen de Lord Voldemort y que se mueve casi por las mismas motivaciones, la sensación de dejá vù es fortísima. En este sentido poco o nada nuevo nos pueden ofrecer los autores, pero en su descargo hay que destacar que han creado unos protagonistas carismáticos, creíbles dentro de la irrealidad en la que todo acontece y que son totalmente extremos; vivir en El Límite también significa hacerlo al límite y los personajes lo hacen, les veremos constantemente bordear las finas líneas que separan el Bien del Mal, lo justo de lo injusto, lo racional de lo irracional y, para reforzar esta impresión, no siempre tendrán éxito en sus aventuras. Todo esto está envuelto con el romanticismo que las féminas exigen que aquí se traduce en un constante tira y afloja entre la pareja, con un buen trabajo de la tensión sexual que se resuelve tal y como cabe esperar, donde hay que agradecer la ausencia de frases empalagosas y que Rose, la poseedora del destello imposible, no se comporte como una atolondrada damisela en apuros babeando constantemente por su caballero de brillante armadura Sangreazul, ni él como un enamorado arcaico y decimonónico, por el contrario posee un cinismo y altanería que mejoran el conjunto de la relación.

La historia consigue entretener gracias a ese constante juego amor/odio de los protagonistas, a un buen equilibrio a la hora de ofrecer acción, amor, tensión y peligro, a unos logrados giros argumentales bien encubiertos hasta el momento de desvelarlos y, principalmente, a una pareja de secundarios que se apoderan de cada escena en la que aparecen.

Georgie y Jack, los pequeños hermanos de Rose, consiguen convertirse en los dueños y señores de la novela gracias a su ternura, su cabezonería, sus trastadas y su especial manera de entender el mundo que les rodea. Dotados de una vitalidad tan extrema que uno es capaz de empatizar con ellos desde su primera frase, comprender su situación y sus respuestas y, como no podría ser de otra manera, regalan los momentos más tensos y los más divertidos de toda la trama. Un acierto que dudo que haya sido intencionado, parece más bien que son personajes que han evolucionado libremente a lo largo de su creación, ya que van cambiando de manera sorpresiva según avanza el argumento.

Por lo demás “En El Límite” cumple su misión de libro introductorio y abona el terreno para futuras continuaciones que se adivinan menos tensas, sólo cabe esperar que se sacuda esas reminiscencias de las novelas de J.K Rowlingantes mencionados porque material para ofrecer buenas historias no faltan.

Vivimos acomodados, seguros de que nada extraño sucede a nuestro alrededor y que nada será capaz de destruir la rutina diaria pero, tarde o temprano, todos nos veremos “En El Límite” y descubriremos que lo que dábamos por sentado solamente era una ilusión que nos habíamos forjado, cruzar la línea no siempre es trabajo fácil y nadie dijo que lo fuera.

Patricia Rubiera

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar