Anika entre libros

el sello del algebrista

Ficha realizada por: Manel Haro

Título: el sello del algebrista
Título Original: (el sello del algebrista)
Autor: Jesús Maeso de la Torre
Editorial: Grijalbo


Copyright: (1ª edición, 2007) ISBN: 8425340934
Etiquetas: autores, escritores, españoles, hispanos, histórica, literatura española, literatura hispana

Argumento:

Cuando Fray Bernardo, monje benedictino de San Juan de la Peña, revela a Diego Galaz que lo que hasta ahora conocía sobre su ascendencia era un embuste de los monjes del monasterio, éste empieza a querer saber todo lo posible sobre sus auténticos padres.

Y es que parece ser, por lo que dice fray Bernardo, que Diego Galaz no es en realidad hijo de uno de los almogávares importantes de la corona de Aragón, sino que detrás de su nacimiento podría esconderse un secreto que podría comprometer a la corona de Aragón o incluso a la de Castilla.

En el momento de morir fray Bernardo, le explica que un judío, Zakay ben Elasar, trajo al monasterio un sello de oro con unos símbolos que se asocian con el judaísmo y que debía ser entregado a Diego cuando fuera adulto. Es el momento de entregar ese sello al joven Galaz, un sello que es la llave que abre la puerta a su auténtico linaje.

Y a partir de aquí, Diego Galaz inicia un viaje hacia Barcelona y después por otros lugares del mundo para encontrar a ese judío y saber qué ocurrió realmente con su nacimiento.

Opinión:

El tiempo histórico es el siglo XIV, momento en el que la corona de Aragón era tan importante o más como la corona de Castilla, y es que, como dice el propio autor, Barcelona era un emporio comercial tan importante que unía oriente y occidente.

Que nadie entre en esta novela con recelos y crea que los datos históricos lo van a asaltar en cada página que pase, porque “El sello del algebrista” es una novela escrita con sumo cuidado, los datos históricos están integrados en la propia trama y ningún dato es prescindible. Por lo tanto, todo lo que se dice, se dice, no por lucimiento del autor, sino por exigencias de la trama. 

La trama está hilvanada con absoluta maestría, nada se escapa del eje argumental principal. Todas las historias secundarias que se narran, van a acabar fundiéndose en la historia principal. 

Es una novela histórica pero también es una novela de viajes, de aventuras. No podemos obviar, por lo tanto, que es una novela ambiciosa. El personaje va a emprender un viaje en el siglo XIV, la baja Edad Media, a través de tierras tan peculiares como peligrosas: Etiopía, Alejandría, Jerusalem, Neopatria y, por qué no decirlo, las tierras aragonesas de aquella época, que no eran fácilmente transitables.

Y ese viaje es enriquecedor porque Diego Galaz va a encontrar las piezas que poco a poco van a ir encajando para llevarlo hasta el desenlace final y, no solo eso, sino que lo van a llevar cargado de experiencias que le han ido surgiendo y que van a ser tan importantes o más, que el simple hecho de haber intentado conseguir unas metas. A través de ese camino, los personajes se forman. Y, a través de esa formación, la tropa de Diego Galaz nos va a atrapar y nos van a invitar a subir a “La Violant”, la galera en la que viajan, y vamos a ser parte de ese viaje.

Quiero decir que vamos a hacer nuestros esos personajes. Que nos vamos a enternecer, a conmover con sus historias. Todo ello gracias a que la novela está bien escrita, los personajes bien perfilados y la prosa es carente de grandilocuencia.

Hay otro aspecto más técnico que querría destacar, y es que los diálogos están bien logrados. Muchos escritores le dan más importancia a la voz del narrador que a la voz de los personajes, a los diálogos, y eso es un grandísimo error, porque por muy omnisciente que sea un narrador, lo que realmente va a perfilar a los personajes son sus propias palabras.

Por eso cuando esos diálogos están escritos en el mismo tono, hable el protagonista o hable un secundario, hable un rey o hable un plebeyo, lo haga un erudito o un analfabeto, ocurre que los personajes son planos. O sea, que todos están a la misma altura, ninguno destaca por sus palabras más que otro.

Afortunadamente, Jesús Maeso de la Torre no solamente domina la historia, sino también la prosa. Y eso se nota, porque sus diálogos están escritos como tienen que estarlo.

El sello del algebrista” es una buena obra de género histórico, de esas que emocionan a los lectores y hace que una vez leída, quieras coger otra del mismo género. La historia es apasionante si nos la cuentan de una forma amena e interesante y aquí lo hacen a través de un argumento espléndido.

Dicen que Jesús Maeso de la Torre es uno de los grandes de la novela histórica actual de nuestro país. ¿Qué quieren que les diga? Tienen razón.

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar