Anika entre libros

El secuestro de Edgardo Mortara

Ficha realizada por: Jorge Riet
El secuestro de Edgardo Mortara

Título: El secuestro de Edgardo Mortara
Título Original: (The kidnapping of Edgardo Mortara, 1997)
Autor: David I. Kertzer
Editorial: Berenice
Colección: Ensayo


Copyright:

Copyright © 1997 by David I. Kertzer

Maps copyright ©1997 by David Lindroth, Inc.

© Editorial Berenice, S.L., 2017

Traducción: Óscar Mariscal
Edición: 1ª Edición: Junio 2017
ISBN: 9788416750214
Tapa: Blanda
Etiquetas: familia, Roma, catolicismo, cristianismo, derechos humanos, ensayo, fanatismo, Francia, Historia, Norteamérica, historia de Italia, Italia, inquisición, santa inquisición, judaísmo, revolución francesa, secuestros, Vaticano, Austria, Bolonia, Gran Bretaña, Napoleón, papas, guetos, decadencia, fanatismo religioso, libertad, Edmund Rothschild, Piamonte, Garibaldi, Metternich, Cavour, Montefiore, Pío IX, Victor Manuel I
Nº de páginas: 411

Argumento:

"El secuestro de Edgardo Mortara", de David I. Kertzer, es un ensayo sobre la historia del secuestro de un niño judío italiano de seis años por la Inquisición en 1858, con el trasfondo de la caída del Antiguo Régimen, la unificación italiana y el consiguiente debilitamiento del poder terrenal del papado, del juego de los poderes europeos agitados por las revueltas provocadas por las semillas de la revolución francesa, y, sobre todo, la discriminación del pueblo judío como excusa perfecta para la confrontación de los viejos poderes con las ansias populares de las naciones por impulsar cambios políticos históricos.

 

Opinión:

 

El autor nos ofrece en este ensayo una espectacular crónica de un olvidado escándalo que sacudió Europa y Norteamérica a mediados del siglo XIX. Además del dato de que la Inquisición seguía ejerciendo su poder omnímodo en lo que después fue el territorio de Italia hasta finales del siglo XIX, como brazo ejecutor de un papado con amplias extensiones geográficas de poder terrenal, el dato de que cualquier persona, aunque fuese analfabeta, podía suministrar el bautismo a un niño judío que tras el "dudoso" sacramento era arrebatado a su familia para ser educado en la fe cristiana, es un síntoma más de la cruel e injusta vida de los judíos en las gastadas tierras de la vieja Europa hasta hace pocas décadas.

Siglos de persecución religiosa, de mentiras e infamias, de saqueos "legales", de guetos insalubres (como nos recuerda el autor citando las palabras de nuestro paisano Emilio Castelar) y símbolos obligatorios sobre la ropa para "marcarles" (ni siquiera eso fue un invento original de los nazis), de la ausencia de derechos e innumerables prohibiciones, de abusos y tragedias, se sintetizan brillantemente en este magnífico ensayo que se lee con la tensión narrativa de una novela decimonónica de aventuras.

La pesadilla de la familia Mortara, del secuestro de su pequeño Edgardo por el Santo Oficio, dan pie a una historia formidable que removió los cimientos del Antiguo Régimen y muy especialmente del papado de Pío IX, como antesala del fin del poder territorial y político de la Iglesia católica erigido sólidamente en los siglos anteriores. Unos sucesos que provocaron manifestaciones de protestas por toda Europa y Norteamérica, que movilizaron periódicos, debates y diatribas públicas, como escenario de confrontación de los defensores del Antiguo Régimen y los defensores de democracias parlamentarias o de cambios revolucionarios.

Kertzer demuestra una gran capacidad descriptiva para situar los terribles hechos que le acontecieron a Edgardo Mortara en el contexto de un brusco cambio de época, en el que la religión daba paso a los poderes civiles de Estados que surgían bajo nuevas formas organizativas inspiradas por la Revolución francesa y las nuevas ideologías emergentes que empujaban hacia un cambio radical del viejo statu quo. Una obra en la que se puede ver cómo el trágico caso de un pequeño niño de la ciudad de Bolonia removió las conciencias del mundo entero y provocó enérgicas actuaciones de gobiernos, embajadores, periodistas, polemistas, conferenciantes, incluso de ejércitos.

Pero esta increíble historia también nos sirve para extraer varias conclusiones que nos podrían ser útiles en los tiempos que corren. Los debates de los seguidores de la Iglesia de Roma y sus enemigos, con la excusa perfecta del niño Mortara, fueron un perfecto antecedente de lo que ahora se llaman "hechos alternativos". De cómo el combate ideológico llevado al extremo siempre se hace a costa de la verdad, porque todo se convierte en arma de confrontación. Sin duda, la exhaustiva descripción que hace Kerzter de cómo los dos bandos utilizan el caso Mortara a través de sus medios de comunicación afines ejemplifica esa realidad al parecer no tan contemporánea de la posverdad o los hechos alternativos. Pero es que además, cuando ofrece ejemplos de cómo los medios de ambos bandos construyen sus propias posiciones a partir de las desinformaciones que suministra el contrario, nos ofrece crudamente una magnífica muestra de cómo actualmente, especialmente en las redes sociales, las mentiras y distorsiones retroalimentan a los bandos enfrentados, construyendo ambos de manera colaborativa una realidad falsaria a costa de la verdad, porque esta deja de tener valor si no sirve a su respectiva causa.

Además, otra lección inapreciable de este gran libro, es constatar que cuando la religión se utiliza como arma de exclusión y persecución, cuando las vidas de las personas se reducen a disquisiciones teológicas y estas comen terreno a la razón y a sus valores asociados, (la libertad en todas sus variantes, la justicia y la igualdad de derechos), las convicciones derivadas de la fe se convierten en una amenaza. Esta obra muestra la sinrazón de una fe llevada al extremo a costa de los derechos más esenciales de la dignidad humana. Nos enseña que aquellos pueblos sojuzgados por las leyes de la teología y no de la razón, de viejas y descontextualizadas convicciones a costa de las lecciones sobrevenidas del conocimiento adquirido y de la tolerancia con la diferencia, son el semillero perfecto no sólo para la injusticia sino incluso para la violencia, tanto individual como institucionalizada.

Esta obra es una perfecta crónica de la caída del Vaticano como poder secular durante siglos, como también podría haber sido escrita sobre otros lugares donde las religiones en sus diferentes variantes de poder secular omnipotente aún resisten la fuerza de la razón y persiguen agresivamente la diferencia. Un gran libro que no deja indiferente. Una joya de ensayo histórico, sólo emborronado en la presente edición por las erratas que se suceden en diferentes páginas del libro, pero que no desmerecen en absoluto una obra tan brillante como apasionante en su lectura.

Jorge Riet

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar