Anika entre libros

El pan de cada día

Ficha realizada por: Anika Lillo
El pan de cada día

Título: El pan de cada día
Título Original: (El pan de cada día, 2011)
Autor: David Jasso
Editorial: 23 Escalones


Copyright:

Ilustración de portada de Pablo Uría
© David Jasso, 2011
© 23 Escalones, 2011

Edición: 1ª Edición, Enero 2011
ISBN: 9788415104568
Tapa: Blanda, bolsillo
Etiquetas: demonio, diablo, más allá, fantasmas, espíritus, literatura española, novela corta, terror, miedo, horror, literatura juvenil, ouija, espiritismo
Nº de páginas: 193

Argumento:


Tres jóvenes que trabajan en una panadería cometen el error de jugar a la ouija con el fin de invocar a un espíritu, pero ninguno de ellos imagina que lo que van a traer es a un espectro cuya materia está conformada de pura maldad. A partir de ese "juego", en el barrio de Santa María comenzarán a ocurrir crímenes atroces relacionados con la sesión y con la propia panadería.

 

Opinión:


Admiradora del horror más puro del que es capaz David Jasso y siendo fan absoluta de las novelas de terror, puedo confirmar que "El pan de cada día" es una de esas novelas que me hubiera encantado leer en mi adolescencia, cuando devoraba títulos como "El resplandor", "El exorcista", "La semilla del diablo" y otros tantos que solían ponerme los pelos de punta y me mantenían absorta entre sus páginas. Y es que algo de juventud tiene la novela, no ya los protagonistas, si no el tema en sí y cómo está tratado éste desde el comienzo de la novela, desde el inicio: la invitación al "juego". Sobre ouija hay muy pocas novelas escritas, y ésta viene a cubrir esa falta en el mercado, no obstante y aunque en algunas se sabe que los protagonistas han jugado con el tablero que contacta con los espíritus (sin ir más lejos "El exorcista"), no suelen demorarse en contar cómo ocurre el proceso desde que los jugadores son incitados a jugar, hasta que termina el horror provocado por la sesión. Jasso utiliza mucho diálogo para adentrarse en la historia, y aunque resulta ágil lo veo más dirigido al público juvenil. Este proceso, al mismo tiempo, hace lento el inicio y recuerda mucho a las películas de terror que solemos ver en el video-club protagonizadas por adolescentes o jóvenes aún sin hipoteca, aunque parece claro que la idea de Jasso era exactamente esa.
 
Las primeras páginas son Jasso en estado puro, pues se inicia con escenas brutales donde una madre comete una carnicería en su propia casa, utilizando de víctimas a su familia. Quizás eso ponga el listón del horror muy alto y por eso luego el proceso de "invitación" a jugar a la ouija resulte más lento, pero lo cierto es que a este Jasso podemos volver a verlo en otras escenas de la novela. Impactante, por ejemplo, cuando Luis cuenta cómo es atacado por Bael.
 
Los jóvenes que quieran asustarse con una historia de Ouija tienen en "El pan de cada día" una novela óptima, de las que recordarán casi como una leyenda urbana. No es que la novela sea juvenil, ojo, que no lo es, pero cuando gente jovencita me ha preguntado por novelas de terror e incluso me han preguntado sobre historias de ouija, poco he podido decirles. Ahora sé que tengo un título para darles.
 
Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar