Anika entre libros

el ogro sin memoria

Ficha realizada por: Anika Lillo
el ogro sin memoria

Título: el ogro sin memoria
Título Original: el ogro sin memoria
Autor: Gustavo Martín Garzo
Editorial: SM


Copyright: © 2011, Gustavo Martín Garzo
© Ilustraciones de Juan Ramón Alonso, 2011
© Ediciones SM, 2011
1ª Edición, 2011 ISBN: 9788467551266
Etiquetas: álbum, álbum ilustrado, álbumes ilustrados, autores, escritores, españoles, hispanos, literatura española, literatura hispana, monstruos

Argumento:


Había una vez un ogro muy afable que no tenía dificultad en ser amigo de todos los habitantes del bosque, hasta que le entraba el hambre y comía y comía sin parar. Después de echar una siesta, despertaba y se asombraba al ver los restos de su comida. Nunca recordaba nada y el problema no se podía solucionar... De querer mucho al ogro pasaron a temerle, y Ojitos, una liebre, le recordaba a Comelón por qué estaba ocurriendo aquello. Todos le temían porque no estaba dejando ni un solo ser vivo.

Opinión:


Curioso cuento con el toque de los cuentos de toda la vida, aquellos donde la crueldad se mostraba sin reparo y asustaban realmente a los pequeños. Crímenes, sangre, terror... Sin ocultar a los niños qué significa ser ogro, Gustavo Martín Marzo busca la redención del suyo. En un momento dado da que pensar, tienes la impresión de que le justifica (y no se puede justificar un crimen si queremos que nuestros hijos tengan valores y crean en la justicia) y estás muy pendiente de cómo sigue la historia. El autor aprovecha la buena fe de su ogro para permitir que la historia tenga final, para entender qué ha querido contar. Y será una niña, al más puro estilo Frankenstein, quien le de la oportunidad de salvarse y terminar con un final feliz.
 
Creo que durante mi explicación dejo claro que me ha extrañado cómo ha llevado el autor este cuento. Me gusta el hecho de que sea realista en el sentido de que no se les puede ocultar a los niños la verdad, pero no me gusta que se asuman ciertos hechos contrarios a mi forma de pensar. No se trata de que el ogro no recuerde y por tanto haya que perdonarle, se trata de que en un momento dado el autor dice que los ama tanto que ese amor se transformaba en voracidad y tenía que comérselos. Eso me ha puesto los pelos de punta. Quizás estoy tan sensibilizada con las horribles noticias que se dan cada día en los informativos acerca de padres que asesinan a sus hijos que no puedo aceptar una justificación como esta. Como el ogro carece de conciencia, no pasa nada. Sin embargo luego se redime porque buscar redimirse, por lo tanto sí tiene conciencia. En fin, pocas veces me da escalofríos un cuento por lo que se puede malentender o leer entre líneas. Acepto todo el cuento excepto la justificación que hace el autor, que no es la de la falta de memoria si no la de convertir amor en crimen.
 
Lamento mucho que éste no sea el tipo de reseña bonita y positiva que suelo hacer, pero no puedo hacerla de otra forma. Me lo quedo para mí, porque me gusta el autor, pero no para mis hijos.
 
Anika Lillo

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar