Anika entre libros

El octavo clan

Ficha realizada por: Anika Lillo
El octavo clan

Título: El octavo clan
Título Original: (Nyork, 2015)
Autor: Justine Evans
Editorial: B de Blok
Colección: Sin Límites


Copyright:

© Justine Evans, 2015

© Ediciones B, S.A., 2015

Traducción: Jordi Solé Comas
Edición: 1ª Edición: Abril 2015
ISBN: 9788416075409
Tapa: Blanda
Etiquetas: acción, persecuciones, violencia, lucha, ciencia ficción, amor, crossover, género fantástico, supervivencia, juvenil romántica, literatura estadounidense, mundos paralelos, mutantes, Nueva York, novela, puertas dimensionales, 17 años, 18 años, 15 años, 14 años, 16 años, literatura juvenil, clanes, aliados, thriller juvenil, inundaciones
Nº de páginas: 440

Argumento:

En Nyork sólo sobresalen del océano los grandes edificios y los rascacielos. De la estatua de la Libertad sólo sobresale la mano. Las siamesas (Torres Gemelas) son las más altas, y en los pisos altos y secos de estos edificios sobreviven clanes, unos con más poder, otros más salvajes…

Syren pertenece al clan de los pastores de algas, humanos mutados que pueden respirar bajo el agua, pero allí no están a salvo porque hay enormes depredadores. Y arriba tampoco, casi no queda nadie de su clan porque o los matan o los convierten en esclavos.

Huyendo Syren con los pocos jóvenes que quedan con ella (su hermana pequeña Ibis, Wren, Dacnis, Fairy, Raven, Elaenia y el recogido Lark, que guarda un secreto…) se encuentran con un estallido en el aire, olor a ozono y un chico desnudo. Dice llamarse Logan y venir de Nueva York, de un mundo paralelo.

 

Opinión:

 

Esta es una de esas novelas juveniles de fantasía y ciencia ficción que siempre se agradece leer porque está llena de aventuras, toques fantásticos, seres bastante particulares, riesgos continuos, amor (primeros amores) y emoción. Una de aventuras, pero no sólo con adolescentes. Syren y Wren están por la veintena. Y tampoco es todo amor. "El octavo clan" se parece más a "Juego de tronos" donde nadie es imprescindible, que a "El equipo A", donde nadie muere nunca.

Lo más interesante ha sido ver cómo se resolvía la autora con ese mundo paralelo. A mí, muy ducha en fantasía y ciencia ficción, no me ha convencido del todo, le veo fallos de principiante, como por ejemplo que esa inundación tiene aproximadamente cien años -algo más de cien años, dicen- y en tan poco tiempo ya han mutado dos razas, una para sobrevivir bajo el agua y la otra para volar, cuando el ser humano necesita millones de años para ir mutando de forma natural. Los mismos cien años que no son problema para construir puentes de madera (te preguntas a menudo qué clase de árboles llegan hasta allí arriba y cómo puede haber tantos), hacerse tatuajes (¿no se debería haber acabado la tinta en más de cien años viviendo sólo de lo que quedó en las alturas de los edificios?), vestir elegante y limpio (esto en el caso del clan de los terch) ¿en cien años no se estropea la poca ropa que quedó en las alturas? Es que incluso pensando que recuperan cosas de las profundidades, no cuadra. Quizás el problema se deba a que Justine Evans no se ha atrevido a dar explicaciones. De hecho se le nota a la autora cierta vaguedad la hora de hablar de estos datos. Pero dejemos esto porque después de todo no lo leemos para buscarle fallitos (aunque los vemos), si no para pasar unas cuantas horas entretenidos.

Syren y Wren son algo parecido a una pareja. Casi se da por hecho. Ellos y apenas cinco más son los supervivientes (al menos libres) del clan de los pastores de algas. Son demasiado jóvenes, pero es que en Nyork casi todos son jóvenes. Wired, líder del clan de los terch, pasó hace tiempo los cuarenta. Él es de los mayores.

Cuando el joven Logan llega a ese mundo paralelo al nuestro (hace mención en algún momento a las torres gemelas ¿cómo las salvasteis?, pregunta) Syren se enamora, y Syren es la líder. Lo que diga ella se hará. Eso les compromete totalmente porque a partir de ese mismo instante hará todo lo posible por salvar a Logan y conseguir su sueño: que juntos vayan a ese otro mundo en el que aquello se llama Nueva York, bulle de gente por la calle y está seca.

Este enamoramiento y deseo de compartir un sueño donde prime la seguridad y un futuro, convierte la novela en una aventura constante llena de peligros. Para empezar el clan de los terch, que incluso tienen electricidad, tiene bajo mando al clan de los predators, asesinos a sueldo. Todo un clan lleno de psicópatas deseosos de disparar. En Nyork hay más clanes, aunque realmente sólo resultan importantes durante la novela el de las Hijas del viento, pues ellas pueden volar. Un último clan -insisto, hay más, como los constructores de puentes liderados por Builder, pero apenas se nombran- será el de los raiders, que recuerda muchísimo al Bronx, pues es una zona más pobre y todos (al menos eso parece) son negros. Me ha resultado curioso este detalle de la autora, y su necesidad de ser políticamente correcta al tiempo que trataba de hacer coincidir un mundo con otro. Mientras existe eso que parece el Bronx, en el grupo de Syren hay blancos, negros y una oriental (típica multiculturalidad neoyorquina). Sólo falta un musulmán para ser del todo políticamente correcta pero las torres gemelas siguen intactas y el joven Logan se pregunta cómo las han salvado ¿intencionado?

Son cuatrocientas páginas con dos motivaciones: una es sobrevivir, la otra es conseguir llegar a tiempo al lugar donde se abrirá de nuevo la puerta dimensional, y tanto una cosa como la otra la tienen muy difícil. Se harán alianzas impensables, algunos se quedarán por el camino, y hasta el último momento desconocemos qué pasa con esa puerta. Sí, se abre, pero no puedo contaros qué ocurre, lo que sí puedo sospechar es que la autora planea hacer un segundo libro -se ha estrenado con éste- porque aunque podría quedar como autoconclusivo, da pie a una segunda parte.

Tras "El octavo clan" se esconde un viaje de emociones fuertes, riesgos continuos, y personajes violentos o extravagantes (el personaje de Cheetah, joven y sexy asesina, me ha traído a la memoria Pulp Fiction). Y bajo todo eso, una historia de amor. O más…

Anika Lillo

 

Foto homenaje

 

El 8clan

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar