Anika entre libros

El mundo de Kalam

Ficha realizada por: Mónica CZ
El mundo de Kalam

Título: El mundo de Kalam
Título Original: (El mundo de Kalam, 2017)
Autor: Manel Fernández Barreiro
Editorial: Editables


Copyright:

© José Manuel Fernández Barreiro, 2017
© Editables SL

Edición: 1ª Edición: Enero 2018
ISBN: 9788417018382
Tapa: Blanda
Etiquetas: novela, novela corta, fantasía, género fantástico, ciencia ficción, sci-fi, bombardeos, ambición, secretos, leyendas, exterminio, guerras, tribus, literatura española
Nº de páginas: 151

Argumento:

Hace mucho tiempo, una bomba estuvo a punto de exterminar la vida en la tierra. Los únicos supervivientes se trasladaron a una isla que no había sufrido las consecuencias de la explosión y se dividieron en tres comunidades diferenciadas, cada una con su propio territorio: los libbu, los nagar y los sahu.

Hace tiempo que conviven de forma pacífica, pero la ambición de los sahu está a punto de terminar con ese equilibrio. En tierras libbu se halla la Fuente de la Juventud, donde se cree que reside el secreto de la vida eterna. Los sahu ansían hacerse con ella, aunque para lograrlo tengan que comenzar una nueva guerra.

 

Opinión:

 

"El mundo de Kalam" es una novela de fantasía y ciencia ficción escrita por Manel Fernández Barreiro.

La novela está narrada por alguien no humano, perteneciente a otra raza y a otro planeta. Es una especie de historiador que nos va a contar un episodio de la historia de la tierra, más concretamente, la historia del surgimiento de la isla de Kalam y de los supervivientes de la Gran Bomba que casi exterminó a la humanidad.

Dichos supervivientes, a pesar de vivir en una misma isla, son muy diferentes.

Los libbu viven en la parte occidental de la isla. Son tranquilos, fieles a sus costumbres y no poseen ninguna tecnología ni armamento. Viven de lo que la naturaleza les da y disfrutan con las pequeñas cosas de la vida.

Los nagar viven en la parte nororiental. Son muy diferentes entre ellos y les gusta debatir sobre diferentes cuestiones. Utilizan evolucionadas herramientas, fabricando lo que necesitan y presumen de un desarrollo cultural fuera de lo común.

Los sahu viven en la parte suroriental de la isla, y es el pueblo más desarrollado tecnológicamente. Buscan producir el máximo en sus fábricas, para lograr el mayor beneficio económico. Viven bajo una dictadura en la que el máximo representante es el Jefe Supremo, que tiene poder sobre todo y todos.

La trama se centra en la vida de estos tres pueblos tan diferentes que conviven en armonía hasta que los sahu descubren el secreto de la Fuente de la Juventud. Debido a su ambición desenfrenada y a su capacidad armamentística, no dudan en arrasar todo a su paso para hacerse con ella. Pero todo gran ejército tiene un punto débil, y los libbu deberán encontrarlo si quieren sobrevivir a esta nueva guerra.

Dentro de cada pueblo hay varios personajes que destacan y que llevarán el peso de la historia, como Tur, Adamu, el Jefe Supremo de los sahu, Hassad o Hawwa, entre otros.

El ritmo es algo lento al comienzo, debido a las numerosas descripciones que hace el autor, algunas de ellas necesarias para hacernos una idea aproximada del escenario, pero muchas otras superfluas que hacían la lectura algo pesada, dando la sensación de no avanzar en la lectura.

Hacia la mitad de la novela, el ritmo mejora, pues a partir de ese momento hay más acción y menos descripciones.

En definitiva, "El mundo de Kalam" es una novela corta y muy original, ideal para pasar un rato entretenido.

 

Mónica CZ

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar