Anika entre libros

El mal absoluto

Ficha realizada por: Joseph B Macgregor
El mal absoluto

Título: El mal absoluto
Título Original: (El mal absoluto, 2008)
Autor: José Luis Muñoz
Editorial: Algaida
Colección: Novela


Copyright:

© José Luis Muñoz, 2008
© Algaida Editores, 2008

Edición: 1ª Edición: Febrero 2008
ISBN: 9788498770261
Tapa: Dura
Etiquetas: nazis, Auschwitz, supervivientes, thriller, literatura española, libros premiados, judíos
Nº de páginas: 309

Argumento:


Eva Steiger, periodista de la ZDF, especialista en temas de actualidad, entrevista para un documental de televisión al magnate del acero Günter Meissner. Durante la guerra mundial fue un temible y cruel oficial de la SS de Auschwitz pero ahora se ha convertido en un respetado y reputado empresario. Durante la entrevista, el ex oficial nazi trasmite en todo momento la imagen de un tipo elegante, educado y encantador; nada que ver con un torturador o un verdugo, aunque a Eva le inquieta mucho la frialdad con la que contesta sus preguntas, rebate sus acusaciones o intenta justificar sus crímenes.

Días después, la periodista mantiene también un extensa y detallada entrevista con Yehuda Weis, superviviente del campo de extermino que la afecta y remueve profundamente.

Cuando la ZDF emite el documental por televisión Weiss reconoce en Meisser al hombre que lo condenó y salvó cuando estuvo confinado en Auschwitz. Pero éste se siente incapaz de llevar a cabo su venganza. 

XI Premio de Novela Ciudad de Badajoz

 

Opinión:

 

"El mal absoluto" se puede dividir en dos partes claramente complementarias. La primera me resultó bastante interesante ya que se plantean una serie de cuestiones muy complejas que aluden al grado de responsabilidad del pueblo alemán en el genocidio. ¿Fueron sólo culpables los nazis?; si los alemanes tampoco protestaron ni se manifestaron en contra del confinamiento de judíos en campos de exterminio ¿No fueron responsables también de todos esos crímenes por omisión?; si Alemania apoyó masivamente a Hitler, creyéndolo como el líder necesario para acabar con la crisis, ¿no habría pasado lo mismo en idénticas circunstancias?, ¿La caída del muro de Berlín ha fortalecido el florecimiento del neo-nazismo?...

Pero también se plantean cuestiones de hondo calado ético y moral: ¿Llevamos todos nosotros un nazi dentro, un torturador escondido, esperando la más leve oportunidad para salir a la luz? ¿Habríamos cometido muchos de nosotros los mismos crímenes de haber sido oficiales de la SS? Meissner defiende la teoría de que sí. Sin embargo, Eva se resiste a aceptar algo semejante.

Durante gran parte de la novela (hasta la página 220 aproximadamente), los personajes dialogan, se confiesan, discuten, polemizan, expresan sus inquietudes y temores sobre las cuestiones antes apuntadas. Destacan, en ese sentido, por su larga extensión las dos entrevistas que Eva mantiene primero con el verdugo (Meissner) y después con la víctima (Weiss); en especial la segunda en la que el superviviente de Auschwitz le responde a un largo cuestionario en el que detalla a la periodista cada una de sus nefastas o dolorosas experiencias como prisionero en el campo de exterminio. Realmente impresionante.

José Luis Muñoz sabe dialogar muy bien, dotando a las conversaciones de la fluidez y la tensión necesaria para que se lean bien. Este bloque motivará bastante no sólo a los previamente interesados por el tema del genocidio judío sino a todos aquellos lectores que busquen que una novela les haga también pensar un poquito. En ese sentido, en "El mal absoluto" se plantea una interesante reflexión sobre las raíces del mal o de la crueldad. ¿Es algo intrínseco al ser humano y sólo hay que encontrar un medio para darle cancha o por el contrario no todos estamos habilitados para ejercer de torturadores o asesinos?

A partir del momento en que Weiss decide hacer justicia, la narración se transforma en un intenso thriller que se me antoja bastante bien engarzado con la primera parte de la historia, evidentemente mucho menos emocionante y más discursiva. Todo esto se traduce en el (casi) perfecto equilibrio narrativo del texto en el que ambas partes comparten sin fisuras la misma sobriedad expositiva así como idéntico ritmo y agilidad.

De este modo, José Luis Muñoz demuestra en esta novela ser un narrador sobrio y directo, poco amigo de las descripciones minuciosas o excesivas y que sabe ir al grano, aspectos fundamentales para que la trama avance con la soltura y celeridad adecuada.

Joseph B Macgregor

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar