Anika entre libros

el laberinto de eilithya

Ficha realizada por: Núria Pradas Andreu
el laberinto de eilithya

Título: el laberinto de eilithya
Título Original: (el laberinto de eilithya, 2010)
Autor: Virginia Domínguez Herrero
Editorial: Atlantis


Copyright: © Virginia Domínguez Herrero, 2010
© Ediciones Atlantis, 2010
1ª Edición, Febrero 2010 ISBN: 9788492952021
Etiquetas: amor, autores, dimensiones, dimensiones paralelas, escritores, españoles, fantasía, fantástico, hispanos, literatura española, literatura hispana, mundos paralelos, romance, romántica, romántico

Argumento:


Eilithhya es joven y rica, y no necesita trabajar para vivir, pero siente que su vida está vacía y busca desesperadamente un cambio. Llevada por esa voz interior que la empuja a abrir nuevas puertas, emprende un viaje. Una noche, cenando en el hotel, conoce a Héctor que no sólo la impresiona por su gran atractivo, sino por sus misteriosas palabras.

Desde ese momento, la vida de Eilithya emprende un rumbo nuevo, desenfrenado, que la llevará a conocer a los sünu y, sobretodo, la conducirá al sorprendente conocimiento de quién es ella misma.

Opinión:


El laberinto de Eilithya  es una novela fantástica que coloca al lector en la encrucijada de dos mundos paralelos; dos civilizaciones que han convivido desde que el tiempo es tiempo y que se unen por ese nexo común que es Eilithya.

Debo decir que, aunque me declaro ferviente lectora de las novelas de fantasía, y me cuesta poco “entrar” en mundos extraños y diferentes al nuestro, ese paralelismo entre nuestro mundo y el universo de los sünu me ha parecido una píldora difícil de tragar. Nunca he sentido esas dos realidades bien fundidas. Aunque eso, quizás, ha sido una sensación de la lectora.

La novela, a mi parecer, pasa por dos fases claras y distintas. Hasta el descubrimiento de quién es y qué es Héctor (no daré pistas porque respeto muchísimo el derecho de los lectores a sorprenderse y a juzgar por sí mismos), la narración es una intrigante historia llena de alusiones a mitos clásicos, a teorías filosóficas que han explicado nuestro paso por el mundo, como las de Jung… Es  una novela que descubre los gustos, el saber de la autora que, unas veces con más acierto, otras de una manera un poco densa para el género novelístico que ha elegido, comparte con sus lectores.

Es, hasta ese punto, una novela que enseña, indicada pues para un público lector ávido de conocimientos, que entretiene, y, sobretodo, que inquieta y que promete desvelar misterios que se nos antojan tan sublimes y elevados como el tono de lo que llevamos leído.
 
Pero, ¡oh, no!, cuando Héctor desvela quién es, el buen trabajo hecho hasta ese momento por la autora cae, por lo menos ante mis ojos, como un castillo de naipes y nos arrastra hacia argumentos de algunas novelas juveniles repetidos hasta la saciedad. Permitidme que os diga, y no exagero, que, a partir de ese punto, me he hallado extrañamente leyendo Crepúsculo de nuevo.
Sí, a partir de esa revelación, la novela se convierte en una aventura romántica llena de tópicos, un poco ñoña, perdiendo el sabor del principio que la hacía única, original, buena dentro del género fantástico.

A pesar de ello, y vamos a ponernos ahora positivos porque la novela tiene cosas buenas y muchas, el lector sigue pasando las hojas de la novela, quizás con el ceño más fruncido, pero con interés. Y es que el personaje protagonista, Eilithya, es un personaje redondo; no tiene desperdicio se lo mire uno por donde se lo mire: locuaz, con sentido del humor, llena de miedos y, al mismo tiempo valiente y luchadora.

Es tan grande Eiliythya que, a su lado, los otros personajes parecen borrosos (hasta el mismo Héctor es un sosainas) y no hay ninguno que destaque por méritos propios, sino que brillan con la luz de Eilithya.

Por otra parte, y eso lo admiro y mucho, la autora sabe emocionarse. Se emociona con sus personajes y, en algunas situaciones, consigue emocionarnos a nosotros, haciendo que dejemos atrás los muchos “peros” que vamos acumulando a lo largo de la lectura.

Para terminar, recordaría a todo posible lector que El laberinto de Eilithya es la ópera prima de Virginia Domínguez Herrero.

Vista desde ese prisma, sólo podemos decir que se trata de una autora que promete.

Os emplazo a seguirla en su andadura literaria. Pronto tendréis a mano, en el punto de encuentro de Anika Entre Libros, la reseña de su segunda novela: La Odisea de Berenice.

Núria Pradas

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar