Anika entre libros

el jinete del silencio

Ficha realizada por: Gemma Nieto
el jinete del silencio

Título: el jinete del silencio
Título Original: (el jinete del silencio, 2011)
Autor: Gonzalo Giner
Editorial: Temas de Hoy


Copyright: © Gonzalo Giner, 2011
© Ediciones Planeta Madrid, 2011
1ª Edición, Junio 2011 ISBN: 9788484609902
Etiquetas: autores, escritores, españoles, hispanos, histórica, literatura española, literatura hispana

Argumento:


Yago vino al mundo en una cuadra como hijo ilegítimo de un rico hacendado jerezano y de una criada. Dado por muerto nada más nacer, el aliento de un caballo le devolverá la vida y le otorgará el don de entender a los de su raza.
 
La vida no será fácil para este niño aquejado de una grave enfermedad que le torna incapaz de comunicarse con los humanos. Sin su madre para defenderle, conocerá la ruindad de su propia familia, el dolor de un hospicio, el suplicio de la esclavitud, el horror de un centro para enfermos mentales… hasta que, de nuevo, los caballos se conviertan en el trampolín hacia su felicidad.

Opinión:


El jinete del silencio es la tercera novela de Gonzalo Giner y, hasta la fecha, su texto más logrado. Los seguidores del autor recordarán El sanador de caballos; pues bien, su última novela ha mejorado con creces tanto la profundidad en los personajes (Yago, el protagonista, será inolvidable), como en la calidad narrativa en donde el autor ha tomado el pulso a los tiempos narrativos y ha ganado ampliamente.
 
Ya desde sus primeras páginas la obra consigue enganchar al lector. Y lo logra utilizando como medio a un caballo. La historia que nos presenta es triste, pero no será la penalidad de un parto lo que emocione al lector, sino unos párrafos en donde el pequeño Yago, recién nacido, respire por segunda vez, gracias a… un viejo rocín. Y será en casi todas las escenas en las que intervengan estos animales, en los que la pluma del autor se crecerá y moverá al lector. De hecho, Gonzalo le toma de la mano y le guía seguro a través de las 700 páginas de su novela poniendo en él sentimientos que le desbordarán. No quiero decir con esto que estemos ante una obra lacrimógena de pañuelo en mano. Ni mucho menos. Se trata de un texto serio, riguroso en su documentación, con personajes memorables y una buena trama en la que las escenas clave han sido escritas con una gran delicadeza.
 
Los diálogos retratan perfectamente a los personajes y el autor se ha decantado por una fórmula a medio camino entre el español antiguo y el moderno, con los toques justos para conferir un cierto aire añejo a las palabras pero sin que, en ningún caso, se torne un lenguaje obtuso e indescifrable.
 
Dado que Gonzalo Giner ha optado por alternar varias tramas argumentales e irlas combinando entre sí a lo largo de la novela, el lector agradecerá que los capítulos sean cortos, ya que al estar enganchado a todas las subtramas al mismo tiempo, la lectura se le hará más rápida.
 
Probablemente, esa rapidez constituya también uno de los pocos puntos débiles de la obra. He tenido la sensación de que los hechos se suceden demasiado deprisa; en parte porque leí la novela en dos días, pero también debido a que me hubiera gustado recrearme en muchos de los hechos que acontecen y habría preferido que Gonzalo Giner se explayara en ellos. Igualmente, habría agradecido una nota final del autor confirmando la parte histórica de la novela. Cuando una obra consigue apasionarte deseas poder separar la ficción de la realidad, especialmente para darle “al César lo que es del César” y saber qué pertenece con exactitud a su creación y qué no.
 
En una pequeña conversación con Gonzalo estuve de acuerdo con él en que las creaciones artísticas han de servir para emocionar al usuario final; entiéndase al lector, al espectador… En el caso que nos ocupa, la literatura, “mover” al lector es un arte difícil que no todos los escritores consiguen dominar. Puede haber obras magistralmente trazadas, técnicamente perfectas… pero sin alma parecerán frías. Decía Gustavo Adolfo Bécquer que existían dos tipos de obras: las que, unas vez cerrado el libro, te arrancan una sonrisa de satisfacción; y aquellas que te dejan el alma vibrando como las cuerdas de una guitarra. El jinete del silencio probablemente no sea un novela técnicamente perfecta pero, desde luego, te dejará el alma vibrando.
 
Gemma Nieto

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar