Anika entre libros

El forastero misterioso. Ilustrado

Ficha realizada por: Carol Inabé Barba
El forastero misterioso. Ilustrado

Título: El forastero misterioso. Ilustrado
Título Original: (The Mysterious Stranger, 1916)
Autores: Mark Twain, Atak
Editorial: Libros del Zorro Rojo
Colección: Illustrata


Copyright:

© 1916, Frederick A. Duneka (editor de M. Twain) y Albert Bigelow Paine (albacea literario de M. Twain)

© 2014, Libros del Zorro Rojo

© 2012, de la edición original, Albin Michel Jeunesse

© 2014, de las ilustraciones, Atak

© 2012, de la traducción, Grupo Anaya, S.A.

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Abril 2014
ISBN: 9788494164514
Tapa: Blanda
Etiquetas: magia, brujería, ilustración, sociología, crítica social, crossover, diablo, ética, Estados Unidos, libros ilustrados, novela, novela corta, sátira, Austria, siglo XVI, Europa, sociedad austriaca, herejes
Nº de páginas: 174

Argumento:

A veces parece que todo se pone del revés sin causa alguna, pero no lo creas, puede que exista una razón para todo, como ocurrió en un pueblo olvidado de Austria por allí, en el año del Señor de mil quinientos y algo, cuando baja a la tierra (¿o sube?) un mágico joven que encandila a otros jóvenes del pueblo.

Todo gira en torno a la idea del "sentido moral" y sus consecuencias. Y de pronto surgen preguntas, miedos e incertidumbres, la herejía ronda los hogares y la magia se torna "piedra de tope" para ciertos sectores de la población. Entonces, todo se precipita en un vértigo final.

 

Opinión:

 

Esta novela corta de Mark Twain tuvo tres borradores y se editó póstumamente en 1916, por lo que no podemos saber si esta era la que hubiera deseado Twain publicar, pero sea como sea, es una novela al puro estilo de este autor, llena de ironía, rayando en el sarcasmo puro y duro. Lleno de crítica social y sobre la sociedad, que no es lo mismo.

Es esta visita inesperada que trastoca la tranquila vida de un pueblo en el campo de Austria en pleno siglo XVI, con sus rencillas y sus envidias, con el mundillo de influencias y el susodicho "que dirán" que hace que todo nunca se encauce por la vía fácil, sino la complicada de protocolos, de miradas y cuchicheos.

Un texto agradable, lleno de giros, que nos hace viajar no solo a ese pueblito aislado, donde empiezan a suceder milagros y maravillas, sino también dentro de nosotros mismos, puesto que este "forastero misterioso" se siente y hace todo por encima de los demás, con esa superioridad despectiva de los que sí saben qué lugar ocupan en el mundo. Aunque no sean de este Elforasteromisterioso -interiormundo, claro está. Suelta frases que te demuelen a veces, eres un humano insignificante, que pueden prescindir de ti en el momento en que este joven misterioso lo requiera. En estas páginas no eres nadie, si así él lo desea. Juega al gato y al ratón, al ser superior que es y que los demás saben que es. Me recordó una canción, "Cantores que reflexionan" de Violeta Parra, cantautora chilena, que habla sobre alguna visita similar.

Es que esta novela es también un ensayo sobre la fragilidad del ser humano y sobre la soberbia, sobre la envidia y los diversos pecados veniales. Porque el hombre cae en la tentación una y otra vez: miente, roba, fornica, mata, comete excesos, porque se siente en la posición de hacerlo, la justicia, el "sentido moral" hace que equilibremos la balanza muchas veces, pero cuando el poder se enseñorea de un alma la convierte en un juguete de sus deseos.

(Imagen del interior, de la web de Libros del Zorro Rojo)

Sin duda es una obra llena de enseñanzas y que no deja indiferente a nadie que aún no haya perdido su capacidad de asombro. Es lo que tiene la magia.

Y hablando de lo mismo, es destacable, como en la línea editorial de Libros del Zorro Rojo en general, la maravillosa colaboración de ilustradores que dan un giro lleno de color y de luz a esta colección, que por algo se llama Illustrata.

En el caso de esta novela de Twain, se complementa a la perfección con las ilustraciones coloristas y con un punto de influencia de "El Bosco" de Atak (Georg Barber), destacado artista berlinés y que tiene una larga trayectoria en el ámbito del dibujo y la ilustración.

Es una novela que se acerca a ti desde todos los sentidos, como solo Twain sabe hacerlo y te deja un delicado sabor de boca, aunque tengamos tratos con el mismísimo forastero misterioso, quien no es otro que aquél que no se nombra. Y todos sabéis a quien me refiero y el que no lo sepa, ya puede ir cogiendo esta novela y empaparse de sus aventuras en una lejana aldea perdida en un campo de Austria por el año del señor de 1590, en plena "Edad de la Fe", donde suceden mágicos y extraños acontecimientos.

Carol Inabé Barba

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar