Anika entre libros

El domador de leones. Los crímenes de Fjällbacka

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
El domador de leones. Los crímenes de Fjällbacka

Título: El domador de leones. Los crímenes de Fjällbacka
Título Original: (Lejontámjaren, 2014)
Autor: Camilla Läckberg
Editorial: Maeva


Copyright:

@ Camilla Läckberg, 2014

@ Maeva ediciones, 2015

@ Carmen Montes Cano (traducción), 2015

Traducción: Carmen Montes Cano
Edición: 1ª Edición: 2015
ISBN: 9788416363247
Tapa: Blanda
Etiquetas: cárcel, amor, asesinos en serie, género negro, investigación, misterio, policiaca, literatura sueca, psiquiátrico, novela, secuestros, sagas, suspense, tortura, Suecia, almas gemelas
Nº de páginas: 397

Argumento:

En el pequeño pueblo costero de Fjällbacka, una joven semidesnuda corre por un bosque hasta la carretera, allí es arrollada por un vehículo que no puede esquivarla y le causa la muerte.

La adolescente, resulta ser una chica desaparecida cuatro meses antes sin dejar rastro. El alcance de sus lesiones pre-mortem, sin embargo, apunta a que fue terriblemente torturada y mutilada. Ese hecho alerta al policía Patrik Hedström y su equipo, pues hay varios casos de chicas desaparecidas en Suecia, de las que se perdió el rastro y que físicamente recuerdan a la víctima.

Paralelamente, Erica Falck, esposa de Patrik y escritora, está investigando una retorcida tragedia familiar con resultado de muerte, en la que la pareja del fallecido resultó inculpada; pero se niega a hablar desde la prisión psiquiátrica en que se halla encerrada aunque parece ocultar información.

 

Opinión:

 

El matrimonio compuesto por el policía Patrik y la escritora Erica ya han protagonizado varias novelas, desarrolladas todas en el pueblo pesquero de Fjällbacka.

Esta es una obra policíaca, de investigación criminal; pero roza en determinados momentos el género de terror. Las espantosas mutilaciones que sufren las víctimas, la cantidad de MALDAD (con mayúsculas) que se da en un pueblecito pequeño en el que los habitantes no cierran las puertas y todos se conocen, despiertan emociones en el lector, emociones que caminan paralelas a la descripción poética del entorno o escenas familiares, entrañables y cotidianas.

Camilla Läckberg consigue crear suspense y mantener la atención a base de capítulos cortos, en los que va dando leves pinceladas y dejando temas en el aire. En ese sentido, la novela atrapa y anima a leer hasta el desenlace.

Las vidas y temas personales de los protagonistas y demás personajes van interactuando con la trama principal, creando pequeñas historias secundarias que utiliza la autora para jugar con la tensión, desviando la atención en determinados momentos y logrando que el lector espere con impaciencia llegar al desenlace.

En cuanto a suspense, la novela lo posee en grado superlativo.

Hay otras cosas, no obstante, que me han parecido más cuestionables... La relación de Erica con la Policía es una de ellas. Como esposa de Patrik, se inmiscuye en las investigaciones, opina y hasta se permite actuar por su cuenta. Salvando las distancias, recuerda mucho al personaje Miss Marple de Agatha Christie porque también Erica se tiene por una mujer intuitiva y capaz de hurgar en la naturaleza humana de las personas. No le importa dejar a sus tres hijos pequeños y correr tras la pista de un criminal poniéndose en peligro, actuando por iniciativa propia, en ocasiones sin permiso... Demuestra más talento que los propios policías en más de una situación y ello deja al cuerpo policial algo ridiculizado.

Tampoco entiendo que los policías de homicidios necesiten sopesar si vale la pena reunirse o no para resolver unos secuestros que se dan en varias ciudades de Suecia, ni que se cuestionen si resulta importante contar con un estudio psicológico que permita crear el perfil de un asesino.

Ignoro cómo trabajan en Suecia los inspectores de homicidios, por tanto solo puedo decir que esa forma de proceder no me parece demasiado creíble en pleno siglo XXI. Pero se trata de mi perspectiva. No sé si lo que describe la autora se ajusta al modo de proceder de la policía sueca o no. Simplemente lo apunto como observación.

En otro orden de cosas, la trama atrapa y la novela se lee rápidamente y con interés, eso es incuestionable. Pero aquí es difícil investigar y deducir junto al autor o los personajes. Las pistas, indicios y los pasos que van llevando a la resolución de la historia, los narra Camilla Läckberg sacándose algunas cosas de la chistera. Para aquellos lectores de novela negra a los que nos gusta analizar, hacer deducciones y avanzar hacia la resolución final juntando cabos, "El domador de leones" no cumple esas expectativas.

Y para finalizar: Los personajes malvados son demasiado retorcidos y excesivamente numerosos teniendo en cuenta que viven en un pueblo pequeño, donde todos se conocen, conocen las vidas de los demás, duermen con las puertas abiertas... A mí me ha parecido el desenlace demasiado increíble y el conjunto de la trama algo artificial y exagerado.

Lo que sí es cierto es que la novela es adictiva. Mantiene el suspense y permite pasar unas horas impactantes y distraídas.

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar