Anika entre libros

el cuerno y el centro de la luna

Ficha realizada por: Anika Lillo
el cuerno y el centro de la luna

Título: el cuerno y el centro de la luna
Título Original: (el cuerno y el centro de la luna, 2009)
Autor: Antonio Lozano
Editorial: Beascoa


Copyright: © Ilustraciones de Alex Omist
© 2009, Beascoa, Random House Mondadori S.A. ISBN: 9788448828738
Etiquetas: álbum, álbum ilustrado, álbumes ilustrados

Argumento:

Una familia compuesta por mamá, papá, niño y niña, viven una curiosa experiencia onírica: la niña suena con un extraño ser al que le falta un cuerno, el niño lo encuentra y lo cambia de sitio. El niño sueña con que a la luna le falta el centro, la niña lo encuentra y lo esconde en un armario. Los padres encuentran respectivamente los curiosos objetos y los cambian de nuevo de sitio… y el extraño ser lo observa todo.

Opinión:

El cuerno y el centro de la luna” es un sueño de principio a fin, un cuento envuelto en la magia de las ideas y la imagen resaltada del cuerno y de la luna –así como su centro-. Los más pequeños, en lo primero que se fijan, es en ese color más dorado –el del cuerno y el de la luna y su centro- que van apareciendo a través de las páginas en tonos grises. He visto a mi hija de 3 años ir señalando con el dedo –sin que yo se lo pidiera- el cuerno y la luna en cada página.
 
Por otro lado la historia es tan onírica que es irreal y un juego al mismo tiempo. Sirve para hacerse preguntas, también para liarse (¡Ay, qué lío!), y sirve desde luego para observar dado que en el sueño mamá coge el trozo de luna de un sitio donde no estaba (al no especificar, puede leerse de forma contraria a la que probablemente está ideada: la niña lo esconde en su armario* pero mamá lo coge del armario de su hijo), y papá coge el cuerno del ser extraño de la mochila de la niña (no en la del niño que es aparentemente donde lo deja el crío… “Hizo pis, cogió el cuerno, lo metió en su mochila y volvió a acostarse”).  

* Durante el cuento, se lee en dos ocasiones “lo metió en su mochila” y “lo metió en su armario”. Cada frase corresponde a cada uno de los niños y parece entenderse que habla de SU mochila y SU armario. Después, cuando entran en acción los papás, se trata de la mochila de la otra y del armario del otro. Un doble juego y un ¡ay qué lío! que no desmerece el cuento, si no que sirve para hablar de los sueños y para fijarse en qué observa un niño cuando se le lee el cuento o lo lee solito.


Un último detalle a añadir es que mi hijo mayor (11 años y a puntito de cumplir los 12) ha leído los libros de la colección y éste –me dice- es el que más le ha gustado de todos.

Anika Lillo

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar