Anika entre libros

El azul es un color cálido

Ficha realizada por: Anika Lillo
El azul es un color cálido

Título: El azul es un color cálido
Título Original: (Le bleu est un couleur chaude, 2009)
Autor: Julie Maroh
Editorial: Dibbuks


Copyright:

© Julie Maroh
© Dibbuks, 2011

Traducción: Lorenzo F. Díaz
Ilustraciones: B/N y Bitono
Edición: 1ª Edición: Junio 2011
ISBN: 9788492902446
Tapa: Dura
Etiquetas: romance, amor, comic, drama, novela dramática, intimista, literatura francesa, literatura gay, gay, novela dramática, novela gráfica, relaciones personales, novela romántica, prejuicios
Nº de páginas: 156

Argumento:


Clementine es todavía una adolescente cuando se da cuenta de que siente atracción por otras chicas, pero su educación no sólo no le permite sentirse aceptada por si misma, sino que la obliga a librar una batalla contra sus necesidades.
 
Cuando empieza "El azul es un color cálido" Emma recibe los diarios de Clementine porque acaba de morir. Sólo ella puede entenderla y esos diarios son su legado.

 

Opinión:


El azul es un color frío, para llegar a verlo cálido como pretende la autora, Julie Maroh, debemos conocer el origen de esta impresión y el desarrollo de una relación personal complicada. Y la verdad, con varios premios a su espalda (Autor Novel del Salón del Comic y de las Artes Gráficas de Roubaix, Francia, en 2010; Premio del Consejo Regional del Festival de Boix, Francia 2010 y Premio del Público del Festival Internacional del Cómic en Angoulême, Francia, 2011), era difícil que no lo consiguiera aunque de forma simbólica.
 
A través de la historia conocemos el desarrollo personal de esta relación, la de Clementine y Emma. La adolescente, que conoce a una chica declarada gay con total libertad, no consigue aceptarse a si misma. Sabe lo que desea pero no lo acepta. La relación es tormentosa. Los padres no lo aceptarían tampoco jamás, y mucho menos sus amigas del instituto. Clementine sólo tiene a un amigo, a Emma -cuyo deseo le tortura- y a sus diarios.
 
La historia está perfectamente desarrollada, sin altibajos, es enternecedora a la vez que cruel, y su lectura se agradece aunque la letra pequeña correspondiente a extractos del diario es también una tortura pero para los ojos. Afortunadamente es poco, la letra grande y mayúscula está en la gran mayoría de las viñetas.
 
Las ilustraciones juegan con pocos colores. El azul debe ser algo que resalte de modo que casi todas son grises en diversas variaciones tonales hasta llegar al negro. Y el azul es el pelo de Emma, Emma que lo lleva tintado, Emma que significa azul. Tan sólo le reprocharía a la autora lo andróginos de sus personajes femeninos en ocasiones, pues he visto a chicos en vez de a chicas en varias ocasiones y no... eran chicas. Por suerte desde el primer momento los dos nombres enlazados por el amor eran femeninos, Emma y Clementine, y eso ha evitado que me confunda durante la historia.
 
A quienes nos gustan las historias intimistas, sobre relaciones personales, este nos tiene que gustar por narices.
 
Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar