Anika entre libros

Edvard Munch, el alma pintada

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Edvard Munch, el alma pintada

Título: Edvard Munch, el alma pintada
Título Original: (Edvard Munch, el alma pintada, 2012)
Autor: Fuensanta Niñirola
Editorial: Ártica


Copyright:

© Fuensanta Niñirola, 2012
© Ártica editorial, 2012

Edición: 1ª Edición, Mayo 2012
ISBN: 9788493879235
Tapa: Blanda
Etiquetas: arte, biografía, ensayo, literatura española, pintura, pintores, Edvard Munch
Nº de páginas: 207

Argumento:


"Yo heredé dos de los más mortíferos enemigos de la Humanidad: la tuberculosis y la locura. Enfermedad, locura y muerte fueron los ángeles negros que velaron mi cuna al nacer".
 
Con esa frase, extraída de los Diarios del pintor Edvard Munch (1863-1944), la autora comienza un apasionante ensayo acerca de la vida del artista noruego, una existencia envuelta por un halo oscuro donde la muerte, la enfermedad y fantasmas internos, vivirían en torno a ese creador solitario y en ocasiones atormentado, marcando el conjunto de su obra.
 
Tras un prólogo de la propia Fuensanta Niñirola a modo de introducción, el libro se divide en dos partes bien diferenciadas: "El panorama general de la cultura europea en la segunda mitad del siglo XIX" y "Edvard Munch: Vida y obra".
 
El ensayo se complementa con varias ilustraciones de pinturas, un apéndice que detalla algunos robos que han sufrido determinadas piezas, notas explicativas intercaladas en el texto sobre técnicas como la litografía y el grabado, aclaraciones acerca del significado de simbolismo, modernismo o impresionismo desde el punto de vista artístico… Tampoco falta un vocabulario básico y una útil cronología, además de bibliografía.

Opinión:


Cuando hace pocos meses una de las cuatro versiones de la obra "El grito" fue vendida por 91 millones de €, aluciné. Y es que para los que amamos el arte pero somos desconocedores cuesta barajar esas cifras ante pinturas que no podemos comparar con la realidad, rodeadas de simbolismo supuestamente, pero a las que es difícil catalogar porque lo abstracto, lo sutil y el mundo de las emociones no es posible compararlo ni, por tanto, valorar la maestría del autor a simple vista.
 
La lectura de este ensayo me ha abierto los ojos, me ha enriquecido y me ha permitido comprender el Arte desde una perspectiva distinta.
 
Pero antes de llegar al análisis de la obra de Munch, Fuensanta Niñirola nos detalla la época en la que vivió el pintor con los continuos cambios, descubrimientos constantes, corrientes artísticas y literarias, movimientos sociales… No podemos olvidar que el siglo XIX fue muy activo en cuanto a inventos y que la Ciencia descubría algo nuevo casi a diario. La cámara fotográfica, por ejemplo, fue una revolución importante que también afectó a los pintores, algunos viéndola como una herramienta muy positiva y otros despreciándola.
 
Tras ese arropamiento cultural previo, la autora pasa a narrar la biografía de Munch con sus diferentes etapas, el cómo y el porqué de algunos de sus temas, muchos de ellos repetitivos; y acabamos empatizando con un autor que, según sus palabras, buscaba en la pintura aclarar su relación con el mundo y moldear sentimientos, plasmando el alma por encima de lo que los cinco sentidos permiten apreciar.
 
Es muy interesante el análisis que hace Fuensanta Niñirola de algunos de los cuadros, especialmente para personas profanas, como es mi caso. Ver una ilustración y leer el significado es algo que me he permitido mirar y apreciar desde una perspectiva que tal vez no habría descubierto por mí misma.
 
Sí diría que la primera parte, admito que esencial para entender el entorno de Edvard Munch, me ha resultado, sin embargo, menos atractiva que la segunda, me ha parecido larga... Y es que la abundante información tanto histórica como de determinados personajes podría hallarse sin problema de estar interesado en ella, sin necesidad de leerla antes de ahondar en el tema central del ensayo, que es el pintor.
 
El segundo apartado, en el que se muestra la biografía de Munch, sus amores y desamores, amigos, fantasmas internos y, muy especialmente, se analiza su obra pictórica me ha resultado fascinante.
 
Recomiendo el libro sin dudarlo a los amantes del Arte, entendidos o no. Los primeros disfrutarán conociendo los entresijos de un alma torturada y cercana a la locura, como fue el caso de Munch, y analizando las diversas etapas creativas y cómo y cuándo nacieron sus obras. Los últimos quizá obtengan, como yo, una nueva perspectiva e importantes conocimientos para mirar, valorar y observar un cuadro.
 
Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar