Anika entre libros

Distorsiones en el cielo

Ficha realizada por: Cristià Serrano
Distorsiones en el cielo

Título: Distorsiones en el cielo
Título Original: (Distorsiones en el cielo, 2015)
Autor: Cristina Merino
Editorial: Círculo Rojo


Copyright:

© Editorial Círculo Rojo

© Cristina Merino Navarro

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2015
ISBN: 9788491156253
Tapa: Blanda
Etiquetas: religión, amor, poesía, dioses, literatura española, poetas, recopilatorio de autor, recopilación, poesía española, ángeles caídos, emociones, sentimientos, fe y creencias, fantasía oscura
Nº de páginas: 102

Argumento:

"Distorsiones en el cielo" es el primer poemario publicado por la poetisa Cristina Merino. En este conjunto de poemas la poeta nos transporta con su voz a un mundo de ángeles donde la oscuridad parece haberse cernido sobre ellos y se rebelan contra Dios o  el Amor.

Son poemas cuya tonalidad oscura aumenta a medida que se avanza en la lectura. Primero amor, luego desengaño y finalmente odio y desesperación. 

 

Opinión:

 

A veces, en el mundo del arte, cuando uno realiza los primeros pasos a nivel público, suelen presentársele tres caminos: uno, el de "la ignoración" (esa obra que pasa sin pena ni gloria); dos, el de "la atención" (aquella en la que se aprecia algo valioso o atractivo pero que apenas se percibe y casi pasa ignorado); tres, el de "el éxito" (aquella obra que arrasa). Tranquilamente, cualquier lector, una vez leído el poemario, podría encasillarlo en el segundo camino. Pocas veces se contempla una obra maestra en una primera obra publicada por alguien, pero sí que se puede intuir cierta capacidad potencial literaria en el autor. "Distorsiones en el cielo" no sólo distorsiona en sus poemas, sino que también puede distorsionar en el mundo de la poesía con la maduración de la poetisa. 

Para empezar, es transgresora en su sentido más revolucionario, desde a nivel estético como léxico. A nivel estético los poemas captan rápidamente la atención porque no siguen ninguna rima métrica preestablecida. Verso libre. Además, todos los versos empiezan con mayúsculas (como si así dentro de cada estrofa cada verso tuviese su propia identidad) y algunos de ellos son extremadamente cortos, hasta el punto de que no llega ni a tres versos. Algunos poemas, incluso, no están encabezados por ningún título.

A nivel léxico también es transgresora porque recupera esa tradición literaria de dotar a las palabras con más de un significado. Las palabras, que fluyen cual un río que corre hacia el mar con calma y tranquilidad, combinan un estilo culto con uno de más popular y cercano, sin que produzcan chirridos. También portan una carga muy vívida en las imágenes, es decir, causan un impacto visual en el lector. Leídos detenidamente, contienen mucha paja, de aquellas que recuerdan a los poemas estudiados en el colegio o en la universidad, donde las palabras están atiborradas de símbolos y segundas lecturas.

¿Hablan los poemas del Amor? ¿De la Fe hacia Dios? ¿De los ángeles caídos que se revolvieron contra esa supuesta felicidad absoluta en el cielo? Los poemas están abiertos a múltiples lecturas, y es decisión del lector la de ponerle nombre y rostro a ese omnipresente "Tú" que bombardean los poemas. Éstos, por su parte, se dividen en tres grupos: ascenso, planeo y caída. Tal y como los títulos indican, el tono de los mismos van descendiendo hacia una oscuridad en el corazón del "cantante-poeta" que no pueden dejar indiferente a cualquiera. Y todo con una melodía refinada y suntuosa. 

En algunos puntos quizá el lector encuentre que se repiten los poemas, al menos en el punto del mensaje. A algunos quizá les canse; a algunos quizá les encante, pues quizá quieran más de lo mismo. Pero son rápidos de leer, aunque se recomienda no efectuarlo muy rápidamente. Si no, el lector perderá la oportunidad de penetrar en un mundo en el que quizá se siente un poco (o muy) identificado.

Para terminar, sólo un apunte personal. Joel Reyes, en el epílogo del poemario, escribe lo siguiente: "El arte no puede ser reflexivo, calculado o sujeto a normas". A lo largo de la literatura, ha habido muchos clásicos que han nacido a raíz de una inspiración y que luego se han ido desarrollando con esmero y voluntariedad. Sólo cabe recordar que Dante Aligheri estuvo 12 años escribiendo la gran "Divina comedia" o Goethe se pasó más de 60 años no continuados con el clásico "Fausto".    

Cristià Serrano

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar