Anika entre libros

Diez mascotas y un dragón

Ficha realizada por: Vane Gómez
Diez mascotas y un dragón

Título: Diez mascotas y un dragón
Título Original: (Diez mascotas y un dragón, 2019)
Autores: Ricard Ruiz Garzón, Manuel Ortega
Editorial: Edebé
Colección: Tucán Naranja


Copyright:

© 2019, Ricard Ruiz Garzón

Autor representado por The Ella Sher Literary Agency

© Ilustraciones: Manuel Ortega

© Ed. Cast.: Edebé, 2019

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2019
ISBN: 9788468344072
Tapa: Blanda
Etiquetas: amistad, animales, educación, sociología, mascotas, juguetes, libros ilustrados, 8 años, 9 años, 10 años, literatura infantil, valores, solidaridad
Nº de páginas: 128

Argumento:

La doctora Espina no es una doctora como otra cualquiera. Sus recetas son juguetes.

Un día desaparece, y a cargo de la investigación está en inspector Gecko. 

¿Los sospechosos? Los pacientes con los que trataba, y un misterioso dragón.

¿Encontraremos al culpable?

 

Opinión:

 

"Diez mascotas y un dragón" es un libro infantil, para niños de 8 años en adelante. Al igual que en otras ocasiones, adaptando la lectura, se la podemos leer si son algo más pequeños. No obstante, está adaptado en todo momento, para que los niños lo lean solos, ya que tiene un vocabulario sencillo.

Ricard Ruiz Garzón nos cuenta la investigación que el inspector Gecko realiza. La doctora Espina ha desaparecido y tenemos 10 sospechosos: cada uno de los pacientes a los que trataba la doctora.

En cada capítulo conocemos a uno de ellos, tenemos una pequeña descripción, dónde conocemos el nombre, la edad, peso, color, lo que le ocurre y el remedio que Espina ha puesto para ello.

Cada mascota es un caso diferente, pero todos tienen algo en común, los malos cuidados que reciben de sus dueños. Por ejemplo, en el caso de Emily, una cotorra cuya dueña es una niña, tiene que soportar las trastadas que esta hace y los experimentos que prueba en ella, llegando incluso a provocar que alguna pluma acabe quemada.

En cada capítulo, es la mascota quién habla y nos cuenta su vida, cómo llegó a la consulta de la doctora Espina y el tratamiento que recibe. Además, nos cuenta sus sospechas sobre la desaparición de la doctora, y todas coinciden en algo: Espina en algún momento les ha mencionado algo de un dragón y un superjuguete. Todo un misterio que nos tiene en vilo hasta finalizar la lectura.

Es muy divertido, ya que cada mascota tiene una personalidad diferente y que el autor, Ricard Ruiz Garzón, refleja en la manera de hablar y expresarse. Por ejemplo, el gato Tony, alaaaaaarga algunas palabras mientras haaaaaabla. Las ardillas Rogers se distraen continuamente de lo que cuentan y hablan entre ellas "gracias corazón, de nada ardillote". Al final provoca que cada capítulo lo leamos con una entonación diferente y es divertido.

Las ilustraciones de Manuel Ortega son de colores vivos y con muchos detalles. Al principio de cada capítulo, en dónde se nos presenta a cada mascota, tenemos una ilustración de la misma. Son fieles a la descripción de cada una de ellas. Las acompaña además una pequeña foto de sus dueños, y el juguete o artefacto que la doctora Espina los ha recetado. También durante el resto de la lectura, en la parte superior de cada página, tenemos la cabeza del inspector Gecko, con el detalle de su cuaderno y su bolígrafo tomando notas de lo que cuentan los sospechosos. A mí me han gustado y se agradecen para que los niños se fijen en los detalles que previamente se han contado de cada animal.

En el último capítulo, la araña Agatha, fan de la escritora Agatha Christie, nos hace mención a algunas de las novelas de la propia autora, y sobre todo la similitud de nuestra historia con el famoso libro "Diez negritos". Todo un acierto, ya que provoca interés y que en un futuro los niños quieran leer a dicha autora.

Al finalizar el libro, nos deja una enseñanza muy buena: los juguetes y la tecnología no son lo importante. Podemos dejarlos de lado y dedicarnos a nuestros amigos, con ellos también podemos jugar, descubrir cosas nuevas, aprender, hablar, divertirnos...

El final es un llamamiento a que cada vez estamos más inmersos en internet, móviles, etc, y además arrastramos a nuestros hijos a ello, cuando realmente tenemos muchas más cosas. Yo recuerdo de pequeña, salir a jugar al parque, a los columpios, jugar a "policías y cacos", al escondite... hoy en día sales al parque, y están los niños sentados en un banco con el móvil, o videoconsolas, niños pequeños realmente, y los padres al lado en idéntica postura. Algo muy triste, y que cada vez es más común encontrar, ya que ni siquiera el día de reyes se les ve apenas jugando en las calles.

Un libro muy recomendado para concienciar, tanto a niños como a los adultos, para que cambiemos esta sociedad que estamos creando.

 

Vane Gómez

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar