Anika entre libros

Diario de una adolescente del futuro

Ficha realizada por: Gemma Nieto,Anika Lillo
Diario de una adolescente del futuro

Título: Diario de una adolescente del futuro
Título Original: (Diario de una adolescente del futuro, 2010)
Autores: Javier Cosnava, Anika Lillo, Eva Rubio
Editorial: Ilarión
Colección: Serie Fantasía


Copyright:

Co-escrito por Eva Rubio
Epílogo de Anika Lillo
© Javier Navarro Costa 2010

Edición: 1ª Edición, Diciembre 2010
ISBN: 9788493802462
Tapa: Blanda
Etiquetas: maltrato, abusos, malos tratos, ciencia ficción, scifi, sci-fi, sci fi, manipulación, control, crossover, fantasía, fantástico, literatura española, novela, secta, 13 años, 14 años, 15 años, 16 años, 17 años, 18 años
Nº de páginas: 262

Argumento:


Paula vive presa en un universo holográfico en el que todo es mentira. Recluida en un extraño lugar, la Atalaya, su cuidadora la ha convencido de que están intentando desintoxicarla tras haberla rescatado de una poderosa secta denominada AG.
 
Paula, la adolescente de 15 años, nos hace partícipes de su vida mientras escribe un diario. Hace balance de sus escarceos con el sexo, de sus fiestas en el instituto, de su dependencia por ser tenida en cuenta, de la turbulenta relación que mantiene con su madre y de la secreta historia que fomenta con su padre. En el fondo, nos cuenta todo lo que la convirtió en lo que es.
 
Paula, Paula… quizá haya un poco de ella en cada uno de nosotros, como la cara y la cruz de una misma moneda que nos hablan de alienación, de esclavitud y de poder; pero, sobre todo, de las vidas rotas y de una historia condenada a repetirse.

 

Opinión:

Gemma Nieto

Desde luego, "Diario de una adolescente del futuro" no es una novela sencilla, aunque se lea con rapidez; ni se trata de un libro agradable, a pesar de adentrarse en el género fantástico.
 
¿Cómo podría definirla? Creo que me enfrento al reto más comprometido en mi carrera como crítica literaria porque es una novela francamente difícil. Javier Cosnava, su autor, ha querido escribir para jóvenes (con un marco fantástico en un futuro probable) una narración que les cuente que de los errores no se aprende y que "quien no conozca su historia está condenado a repetirla".
 
Aunque persisten algunos cabos sueltos y la trama no es cómoda de seguir (ni siquiera de digerir), es una obra radicalmente diferente a todo cuanto he leído hasta la fecha. No me cabe duda de que existirán otras de este estilo en el mercado, pero yo no me he acercado a ellas, ni ellas han caído en mis manos. Y, quizá, por ese motivo, este libro me ha movido, aunque sería más adecuado afirmar que me ha sacudido, como si me hubieran propinado una de esas "ostias" (perdón, por la palabra) que tan a menudo recibe la protagonista de la novela. Con la diferencia de que a mí no suelen dármelas y Paula las está recibiendo casi de continuo.
 
Si la función primordial de la literatura es mover al lector, qué duda cabe de que Javier Cosnava lo consigue. Y su treta literaria es muy sutil. Consigue envolverle con unas primeras palabras en forma de "nota del autor" que provocan un incipiente interés por el libro que uno tiene en sus manos. Luego te cuenta una atractiva historia que sucede en el futuro y te engancha con bastante fuerza. Y, es entonces cuando llegas al diario de la protagonista, Paula, que narra su vida de una forma descarnada y desnuda; un diario repleto de sexo explícito contado sin pudor, de violencia familiar… de una vida que comenzó rota.
 
De hecho, estas poco más de 250 páginas que ha escrito Javier, no constituyen una novela, ni un ensayo… no sé qué constituyen… quizá un libro de texto que narra parte de nuestra historia reciente (pasada o futura). Sí, quizá sea un libro de historia, porque es la única manera de distanciarse de la ficción que narra, de poner algo de tierra de por medio… para que no duela porque duele, y mucho, y te preguntas ¿hasta qué punto esta historia es ficción? Las experiencias de la protagonista, una muchacha de 15 años, incluyen el maltrato familiar, el incesto y un sinnúmero de relaciones sexuales poco apropiadas para su edad… Relaciones que la han alejado del verdadero sentido de la palabra sexo en lugar de acercarla a él (cantidad y calidad son dos cosas distintas y, si en la ecuación añadimos el "amor", lo que esa muchacha ha practicado ya no se sabe qué es). Y no solo eso, a Paula también la han anulado como persona: el sexo como moneda de cambio (sin profesionalización) puede conducirnos a la pérdida de nuestra propia dignidad: entre mantener relaciones con todo lo que se mueva y llegar virgen al matrimonio media una amplia gama de grises. Ya lo dice el propio Javier en la novela, el problema son los extremos.
 
Extremos, quizá "Diario de una adolescente del futuro" sea eso, una novela de extremos en la que el autor nos pide a gritos que no nos dejemos alienar y que mantengamos nuestro pensamiento crítico siempre por encima de la línea de flotación; por encima de esclavitudes varias, de manipulaciones mediáticas y de totalitarismos modernos.
 
Tampoco deberíamos dejarnos engañar por la bellísima portada de una adolescente encantadora con carita de no haber roto un plato. Paula se ha cargado las vajillas a pares. Pero la editorial ha hecho un gran trabajo, tanto con la portada como con el diseño interno; aunque haya que achacarle algunos errores de corrección. De alguna forma, todo el libro ha sido creado para confundir, para irritar… en definitiva, para mover al lector, porque Javier Cosnava no quiere entretenerle, no, quiere sacudirle, y lo hace a conciencia.
 
En su epílogo, titulado "Una reflexión final", Anika resume a la perfección la idea que ha pretendido exponer el autor a lo largo de su obra de ficción. Algunas de ellas, que para el lector pueden quedar sueltas, ella las anuda para ayudarle a comprender qué es realmente "Diario de una adolescente del futuro" en toda su complejidad.
 
P.D.: Querido lector, quizá no comprendas esta reseña. No es fácil. Lo sé. Pero no me ha sido sencillo poder escribirla. Quizá, si decides "arriesgarte" a leer el libro, la entiendas; y, de paso, comprobarás también porqué no es una novela como las demás y porqué deja una huella tan profunda… y porqué es una de las pocas obras que no podré olvidar. En la respuesta a esos porqués radica la grandeza de Javier Cosnava como narrador.

Gemma Nieto


 
Anika Lillo

Javier Cosnava vuelve a la carga... Pero no quiero hacer la reseña como siempre, teniendo en cuenta que ya dejo todas mis reflexiones en el epílogo de la novela; prefiero, si me permitís, hablaros de forma coral de la novela, sin entrar en detalles, aunque os aseguro que esta parece una novela y... es otra. De hecho estoy convencida de que cualquier duda que pudiera generar la intención de Cosnava en ella, quedará respondida en el epílogo.
 
"Diario de una adolescente del futuro" es un fiel retrato a una chica vulgar, callejera, con pequeñas inquietudes -las justas, eso sí- relativas al amor, a las relaciones o, incluso, a la poesía, malhablada y con poca autoestima. Acertada incluso con el diario, a veces me sorprendía pensar que era Javier Cosnava quien se escondía tras el teclado haciendo de Paula y hasta lo hablé con él por teléfono para darle mi enhorabuena. Me consta que ha conocido a otras Paulas y que se ha molestado en indagar en nuevas Paulas también. A pesar de poderle parecer exagerado a alguien lo que lee, debe tener en cuenta que no es lo mismo que una historia la protagonice una chica cualquiera de -pongamos- un barrio de clase media, que alguien de un barrio deprimente y deprimido.
 
Pero sobre todo es una historia muy dura (como "Mi heroína" o "Un buen hombre"), intencionadamente cruel (como lo fue con "De los demonios de la mente"), que puede no parecerlo al principio, pero que acaba sacudiéndote y hace que frunzas el ceño, que te enfades un poco, que te de cierta rabia... como siempre buscando la reacción del lector con ocultas pequeñas trampas que no son otra cosa que la crítica que Cosnava hace del ser humano, de sus aberraciones, de su inhumanidad...
 
De lectura ágil, su fuerte está, como siempre, en el texto y el contexto, en los hechos y en las reflexiones.

Del final se encarga la joven escritora Eva Rubio, imprimiendo su propia personalidad al texto.

La portada de Elena Dudina es ideal porque muestra simbólicamente la perfección y la belleza que ofrece el mundo holográfico.

Anika Lillo

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar