Anika entre libros

Crimen

Ficha realizada por: Julia Martínez
Crimen

Título: Crimen
Título Original: (Crime, 2008)
Autor: Irvine Welsh
Editorial: Anagrama
Colección: Panorama de Narrativas


Copyright:

Ilustración de Stephen Parker

© Irvine Welsh, 2008

© Anagrama, 2010

Traducción: Federico Corriente
Edición: 1ª Edición, Noviembre 2010
ISBN: 9788433975454
Tapa: Blanda
Etiquetas: género negro, policiaca, asesinos, pederastia, drama, novela dramática, literatura escocesa, novela
Nº de páginas: 438

Argumento:


En Edimburgo la pequeña Britney de siete años es secuestrada, violada y asesinada por un pederasta. El agente de policía encargado del caso es Ray Lennox, quien consigue resolver el caso a cambio de su estabilidad emocional, entrando en una espiral de drogas y alcohol. Para intentar recuperarse y volver a encontrar el sentido perdido en su vida, se toma unas vacaciones en Miami junto a su novia, Trudi. Allí tendrá que enfrentarse de nuevos a los fantasmas que había abandonado en Edimburgo, emprendiendo una carrera salvaje y alocada para salvar a una niña, Tianna, de las redes de la pederastia, en lugares y momentos donde solo tiene la soledad como compañía.

 

Opinión:


Irvine Welsh no sorprende. En "Crimen" enfrenta una vez más al lector con la realidad poco hecha, igual que si se tratara de un trozo de carne tirado a un lobo: puede gustar o no gustar, pero desde luego no nos deja nunca indiferentes. Tomando como punto de partida la investigación de las redes de pederastia, consigue que su protagonista, Ray Lennox, inicie un camino con dos direcciones, la primera y evidente, hacia su futuro y la segunda, mucho más oculta y dramática, hacia su pasado. De esta manera las vacaciones de Ray desde Escocia a Miami se convierten en una suerte de viaje iniciático en el cual tendrá que redimirse de todos sus pecados.

El protagonista deja en Edimburgo un pasado con componentes de autodestrucción. Mientras investigaba el caso de un violador y asesino en serie con predilección por las niñas, sufrió en su cruzada particular contra la pederastia, el embate de las drogas que le llevaron a una depresión donde era difícil discernir en qué lugar se encuentra la línea entre lo correcto y lo incorrecto. Para intentar alejarse de todo aquello se marcha en compañía de su futura esposa a Florida. Entre su novia, Trudi, y él las diferencias cada vez son más irreconciliables. Ella está obsesionada con los preparativos de su boda, en cambio Ray, apenas tiene fuerzas para sobrevivir en un mundo corrupto y desalmado.

Ray nos es presentado por Welsh como una especie de llanero solitario en eterna lucha contra el mal. La novela es, en el sentido más literario del término, un western. En cualquier momento podemos imaginar a Ray Lennox como un vaquero solitario y torturado, recorriendo desiertos en vez de la pantanosa Florida a lomos de su caballo en lugar de un Volkswagen alquilado. Y Tianna es la niña que debe de salvar de los malvados indios… El autor recoge en la faceta más superficial del personaje todos los guiños que tipifican a los escoceses (las grandes verdades se encuentran en el fútbol, el alcohol y el sexo) para, según avanza la narración, ir pintando a grandes pinceladas la verdadera personalidad de Ray y el por qué de sus temores y deseos.

El resto de personajes se mueven entre el bien y el mal, algunos son portadores de un maniqueísmo extremo, son malos y no tienen posibilidad de redención. Otros son obligados a esa maldad, no son plenamente responsables de ella, el caso de Chet o Robyn, la madre de Tianna. Por último, hay quien pese a verse empujado a traspasar la línea difusa de la maldad, no lo hizo, como su amigo de la infancia, Les Brodie, con quien comparte el secreto que explica quién es Ray Lennox y porqué es así.

El puzzle que compone "Crimen" está engarzado a la realidad, nos seduce con su estudio profundo de la psicología de Ray, nos fascina con la exhibición del mal en estado puro, exhibición que nunca es morbosa, siempre es contenida, dejando fluir una violencia interior. Es una novela interna, sin grandes escenas, compuesta de dolor y miedo en dosis poco visibles y que abre las puertas a un tipo de terror real en nuestra imaginación. El lector completa las lecturas que Irvine Welsh sólo sugiere, nos hace cómplices de su literatura.

"Crimen" es una novela dura que invita a la reflexión sobre lo cerca que podemos tener el peligro en nuestras vidas y en las de nuestros hijos, sobre la existencia del infierno real en el mundo en que habitamos. Quizás para compensar tanta crueldad es también un relato optimista, donde el tiempo nos empuja a pasar página y seguir adelante.

Julia Martínez

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar