Anika entre libros

Correspondencia

Ficha realizada por: Antonio Sanz Egea
Correspondencia

Título: Correspondencia
Título Original: (Correspondencia, 2016)
Autor: Benito Pérez Galdós
Editorial: Cátedra
Colección: Bibliotheca AVREA


Copyright:

© De la edición, introducción y notas: Alan E. Smith, María Ángeles Rodríguez Sánchez y Laurie Lomask, 2016

© Ediciones Cátedra (Grupo Anaya, S. A.), 2016

Edición: 1ª Edición: Enero 2016
ISBN: 9788437634524
Tapa: Blanda
Etiquetas: epistolar, cartas, correspondencia, literatura española, reflexiones, pensamiento, siglo XIX, personajes célebres, Galdós, sociedad española, cultura española, rivales, amigos
Nº de páginas: 1184

Argumento:

Por primera vez se publica la "Correspondencia" completa del portentoso escritor canario. Un trabajo de recopilación que ha llevado a los editores más de una década, pero que gracias a su labor España salda una deuda contraída con uno de sus mayores escritores.

Los lectores habituales de Benito Pérez Galdós, pero también aquellos que apenas conozcan su obra, pueden ahora indagar en sus pensamientos, opiniones y las relaciones personales que mantuvo con la cultua española de finales del siglo XIX y principios del XX. Todo un retrato de personajes y de una época inmortales.

 

Opinión:

 

La introducción de la "Correspondencia" de Benito Pérez Galdós  recoge una curiosa anécdota: cuando Galdós todavía era joven, dejó testimonio escrito a un amigo de su intención de deshacerse de todos sus documentos, cartas y papeles que recordasen sus pensamientos. Se desconocen tales motivaciones: tal vez la época, la edad o las circunstancias personales o históricas por las que pasó el escritor. De lo que no cabe duda es que finalmente se desdijo y sí conservó con cierto esmero todo su legado epistolar que durante décadas alimentó con devoción: todos los días, al menos, escribió una carta. Los destinatarios fueron varios. Un índice onomástico al final del libro nos facilita la relación de cartas y los autores a los que iban dirigidas. Así, Galdós se escribió con la mayoría de los grandes escritores españoles e hispanoamericanos de su época, desde Valle-Inclán, Clarín, Rubén Darío y un largo etcétera; pasando por artistas, pintores, actores y políticos. Destacan también, en un apartado más personal, aquellas cartas dirigidas a familiares y a su amada, con quien comparte opiones sobre el dolor que le producía España, ese dolor tan general en la generación del 98, esa que nunca llegó a incorporarlo dentro de sus filas.

Don Benito el Garbancero, como así llamaba Valle-Inclán a Galdós, fue un autor de oficio, que escribía para ganarse la vida, pero también con inclinaciones profundamente estéticas y con unos planteamientos estilísticos realmente profundos, una faceta que históricamente siempre se le había negado, calificándolo como un autor "de oficio". 

Tal vez en esta España tan cainita Galdós, debido a la fama que adquirieron sus novelas, en especial "Fortunata y Jacinta", despertó los odios de sus contemporáneos. Desde luego, él hace oídos sordos a la crítica, y como se trasluce de las cartas que intercambia, sufre a lo largo de su vida distintos periodos vitales y existencialistas que le hacen replantearse la literatura primero como una herramienta para contar historias pasando por un útil mecanismo para denunciar la situación de precariedad de los más desfavorecidos. Ya a principios del siglo XX, muchas de sus novelas coquetean con las vanguardias surrealistas y juega a crear intrincadas mezclas narrativas con piezas teatrales oníricas, todo bajo la impronta del género realista. 

Otro aspecto a destacar es su marcado carácter político. Desde joven militó en movimientos sindicales, posteriormente bajo la sombra del socialismo y siempre estuvo afiliado a diversos partidos de los conocidos como "liberales" y enfrentado a los tradicionalistas o carlistas. Su reflexión sobre el devenir de España es patente la mayoría de sus cartas. Intercambia impresiones y opiniones con unos y otros, amigos y enemigos políticos, que desde el respeto mutuo proponen soluciones radicalmente distintas. Como armazón a todo ello, Galdós centra su atención en la educación en los colegios y universidades, atacando abiertamente a la Iglesia y a la religión católica tradicionalista, acusándolos de ser el mayor lastre que había padecido España y el mayor impedimento al progreso. Teniendo en cuenta que estas declaraciones estaban formuladas en la segunda mitad del siglo XIX, nos muestra a un escritor comprometido con su obra, su tiempo y el futuro de su país. 

La "Correspondencia" de Benito Pérez Galdós nos ayuda a entrar y conocer mejor el mundo de un escritor que ha sido etiquetado por muchos pero analizado por pocos. Más allá de "Miau", "Fortunara y Jacinta" o "Los episodios nacionales", Galdós es un autor de una complejidad absoluta, poliédrico, que todavía queda redescubrir por las nuevas generaciones. 

Antonio Sanz Egea

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar