Anika entre libros

Chick Bill integral. 1962-1963

Ficha realizada por: J. Javier Arnau
Chick Bill integral.  1962-1963

Título: Chick Bill integral. 1962-1963
Título Original: (Intégrale Chick Bill, 2002)
Autor: Gilbert Gascar (Tibet)
Editorial: Dolmen


Copyright:

© 2002, Editions Du Lombard (Dargaud-Lombard, S.A.)

© 2016 T. Dolmen por la presente edición

Traducción: Lorenzo F. Díaz
Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2016
ISBN: 9788416436798
Tapa: Dura
Etiquetas: humor, películas, comic, cómic, tebeo, crossover, fantasía, indios americanos, novela gráfica, parodia, western, oeste, vaqueros, salvaje oeste
Nº de páginas: 140

Argumento:

"Chick Bill" nos presenta tres historias completas, dos recopiladas de la revista Tintín, y otra de Junior, del vaquero Chick Bill, creado por Tibet. Claro representante del cómic europeo, parodia de las películas y novelas del western. Se adscribea la línea de otras obras como Lucky Luke, Astérix, Titnín, Spirou y Fantasio, etc.

En esta obra,veremos el Salvaje Oeste desde la perspectiva del humor, de la mano de los autores Tibet y Greg. A las aventuras presentadas se le añaden una serie de extras.

 

Opinión:

 

En este volumen, que incluye historias de 1962 a 1963, nos presentan tres historias completas: El testigo de Río Grande, Los millones de Kid Ordinn, y Los desertores.

Nos encontramos ante un claro ejemplo del cómic europeo, de lo que los conocedores conocen como la "tradición de la línea clara" del cómic europeo. Como ejemplos más conocidos, podemos hablar de Astérix y de Tintín; no en vano los autores del cómic que tenemos entre manos han estado relacionados con ambos personajes y/o revistas: Tibet colaboró en la revista Tintín (la idea original de Chick Bill surge de ahí), y Goscinny (guionista entre otras de Ásterix) escribió guiones para Chick Bill. Hay otra serie de relaciones con el cómic europeo, tanto a nivel de revistas, personajes, etc, pero consideramos que con los ejemplos anteriores se deja claro la tradición europea del cómic en cuestión.

En principio, "Chick Bill" surge como una serie de animales antropomorfos, a petición del fundador de la revista Tintín, Raymond Leblanc, debido a la competencia de Mickey Magazine. Sin embargo, el director artístico, el mismísmo Hergé, no dio el visto bueno. Posteriormente la serie encontró acomodo en una nueva revista, Junior, también relacionada con Tintín. Ahí comenzó con la parodia del western con animales antropomorfos, a los que poco a poco, debido a que Tibet aún quería publicarlo en Tintín, fue humanizándolos, llegando a la versión definitiva.

En estos cómics encontramos al vaquero Chick Bill, su compañero indio Pequeño Caniche, el sheriff Dog Bull, y su bonachón pero inepto ayudante Kid Ordinn, verdadero protagonista de las aventuras que leeremos (como se ve, aún se conservan los nombres de sus primeras aventuras, cuando eran animales con forma humana).

Las historias comenzaron a serializarse en diferentes revistas, con lo que los guiones eran más realistas o tendentes más a fantasiosos según fuera en una u otra, y según de quien dependiese (Tintín, bajo la dirección artística de Hergé eran de corte más realista, y Junior, que no dependía de él, se permitía historias más fantásticas), y al tiempo eran recopiladas. Eso explica un tanto también los diferentes guionistas que pasaron por la serie. En este caso, la primera y tercera de las historias que nos presentan se serializaron en la edición belga de Tintín, y la segunda en Junior, con lo que podemos vislumbrar, una vez conocido, el diferente enfoque de las dos de Tintín, más apegada a los escenarios y situaciones del western, con la de Junior, más desbocada, con escenarios más exóticos.

De todas maneras, en todas encontramos la parodia de las novelas y películas "del oeste", con unos personajes algo exagerados (hablamos de parodia) en sus virtudes y defectos, así como de las situaciones típicas (sobre todo en las dos serializadas en Tintín) de dichos productos (bandoleros, atracos, el séptimo de caballería, etc), y algo estrafalarias, pero igualmente divertidas de la de la revista Junior. Como venimos comentando, por la serie pasaron varios guionistas de la "escuela" europea, y el cómic es fiel integrante de dicha línea, entre las que hemos citado Tintín, Astérix, pero también Johan y Pirluit, Los Pitufos, Spirou y Fantasio… y, por supuesto, Lucky Luke. Así, las influencias son cruzadas, integrando eso que venimos llamando la escuela europea.

Acompañan a las tres historias una "breve historia de la una larga aventura", a cargo de Carlos de Gregorio y Alfons Moliné, junto con un buen número de ilustraciones, fotografías de los autores, páginas y portadas de los cómics más relevantes de los autores, etc.

Diversión asegurada con este fiel integrante del cómic europeo, parodia del western, con dos líneas diferenciadas, dos historias más "apegadas", en lo que cabe, a la realidad de lo que parodian, y otra un poco más desbocada, en escenarios algo más exóticos.

J. Javier Arnau

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar