Anika entre libros

Chick Bill Integral 14 (1965-1966)

Ficha realizada por: J. Javier Arnau
Chick Bill Integral 14 (1965-1966)

Título: Chick Bill Integral 14 (1965-1966)
Título Original: (Chick Bill. Integral 14. 2019)
Autores: Gilbert Gascar (Tibet), André-Paul Duchâteau
Editorial: Dolmen
Colección: Fuera Borda


Copyright:

© 1976, 1977, 1978 ëditions Du Lombard by Tibet, Greg and Duchâteau

© 2019 Plan B Publicaciones por la presente edición

Traducción: Francisco Pérez Navarro (Carlos de Gregorio para los extras)
Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición: Julio 2019
ISBN: 9788417956073
Tapa: Dura
Etiquetas: acción, drogas, atracos, humor, películas, colecciones, tebeo, crossover, indios americanos, literatura belga, literatura francesa, parodia, western, oeste, recopilación, LIJ comic, héroes, villanos, vaqueros, salvaje oeste, bromas, mosqueteros
Nº de páginas: 178

Argumento:

"Chick Bill 1965-1966" nos trae cuatro historias del vaquero que da nombre a la serie, su compañero indio Pequeño Caniche, y el "dúo cómico" formado por Kid Ordinn y el Sheriff Doug Bull. Cuatro hsitorias en las que los personajes serán trasladados a lugares muy alejados, en la distancia y en el tiempo, serán objeto de dispartadas bromas, y serán secuestrados por unos extraños monjes que buscan el tesoro del Dalai Lama.    

Las historias que conforman este volumen:

-La espada o el revólver

-La marca de los Bréchignag

-Aquellos chalados con sus locas inocentadas

-El enigmático Tíbet.

 

Opinión:

 

En esta misma página ya hemos reseñado dos recopilatorios de Chick Bill, los correspondientes a los años 1962/63 y a 1964/65. En esas ocasiones comentábamos que las historias serializadas en la revista Tintin presentaban un estilo más realista, mientras que las publicadas en Junior tendían más a la fantasía. En este tomo, que recoge cuatro historias, esa regla parece cumplirse, y las tres historias publicadas en Junior tienden más al fantástico, mientras que la publicada en Tinti se acoge más al realismo. Cabe mencionar que las cuatro historias cuentan con la colaboración en el argumento de André-Paul Duchâteu, como ya había sucedido en anteriores historias.

En las dos primeras, que conforman una historia dividida en dos partes, los protagonistas son "trasladados" a la Francia de los mosqueteros, teniendo a estos como aliados, en especial a "D'Artañanñan", en su lucha contra el malvado Tembleque. Finalmente, "regresan" a su lugar y a su época, pero aún tienen que hacer frente, tanto para bien como para mal, a los ecos de su paso por la Francia del siglo XVII. Aquí ya somos conscientes de que va a primar mucho más el humor casi absurdo que en tomos anteriores. No es que sea muy diferente, la verdad, pero parece que hay más  gags por página que en las obras precedentes, o esa impresión me da. También, aunque la obra se sigue centrando en Kid Ordinn, el ayudante del sheriff, de buen corazón pero sumamente inepto (por decirlo finamente), y su relación con el sheriff, ya adquiere más protagonismo el personaje que el da nombre a la serie, Chick Bill. En efecto, en anteriores obras, aunque presente en todas las situaciones, su presencia parecía ser más de apoyo, de ayuda cuando las cosas se torcían, que de verdadero protagonismo; sin embargo aquí, como digo, ya se erige en protagonista en la mayoría de las situaciones, tomando el mando y actuando como el verdadero protagonista. Incluso podemos decir que se erige en el héroe de las historias, mostrando sus grandes dotes de cowboy, y arriesgando incluso su vida en varias ocasiones. El protagonismo cómico sigue en manos de Ordinn y el Sheriff Bull, contribuyendo también, como coprotagonistas, Chick Bill y su compañero indio Pequeño Caniche. Todo eso parece conseguir que la obra tome otra dimensión, dedicándose "cada uno a lo suyo", pero contribuyendo al desarrollo general; esto es, Bill actuando como el verdadero protagonista junto a Caniche, Ordinn y Bull en la parte cómica, el imprescindible dúo cómico, y haciendo interactuar todas esas partes para completar unos episodios llenos de acción y humor. A veces, en las obras anteriores, echábamos un poco de menos, como podéis notar, el verdadero protagonismo de Chick Bill.

Así, en este volumen hemos encontrado, reitero de nuevo, el verdadero protagonismo del personaje que da nombre e imagen a la serie, una mayor dosis de humor, a veces rozando el surrealismo (o esa impresión me ha dado, repito), y unas situaciones a las que no les da miedo despegarse de la parodia del western, y se atreven a ir más allá, enviando a los personajes a otras épocas y otros continentes, o confundirlos (confundirnos) con viajes, situaciones y elementos que nos pueden llegar a sorprender, pero con un desenlace dentro de una lógica un tanto absurda, si eso es posible, pero que por el camino ha conseguido entretenernos y que lo disfrutemos.

Por todo eso, obra de nuevo altamente recomendable.

En esta ocasión, acompaña a la obra un artículo sobre el "amor" del autor, Tibet, por el género cinematográfico del western, y con fotografías del "duelo de broma" con Morris, creador de Lucky Luke.

 

J. Javier Arnau

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar