Anika entre libros

Azules son las horas

Ficha realizada por: Ysabel M.
Azules son las horas

Título: Azules son las horas
Título Original: (Azules son las horas, 2016)
Autor: Inés Martín Rodrigo
Editorial: Espasa
Colección: Espasa Narrativa


Copyright:

© 2016, Inés Martín Rodrigo

© 2016, Espasa Libros S.L.

Edición: 1ª Edición: 2016
ISBN: 9788467046724
Tapa: Blanda
Etiquetas: biografía novelada, mujeres, I Guerra Mundial, Madrid, novela, sufragio universal, Londres, París, biográfica, siglo XX, Varsovia, Polonia, Gran Guerra, periodistas, activistas, periodistas de guerra, cultura europea, pioneras, ABC, Sofía Casanova
Nº de páginas: 361

Argumento:

Próxima a morir, Sofía Casanova, recuerda su vida. Gallega de nacimiento vive en Polonia desde que se casó a principios del siglo XX. La vida de Sofía no es una vida normal. Ya desde niña, la escritura forma parte de su vida llegando a publicar varios poemarios, el primero de los cuales contó con el patrocinio de Alfonso XII.

Sofía Casanova tuvo una vida interesantísima, ella fue la primera mujer corresponsal de guerra, cubrió para ABC la  Primera Guerra Mundial, cubriendo el frente polaco y ruso.

 

Opinión:

 

Hay personas cuya vida parece de novela porque son vidas llenas de experiencias a cual de todas más interesante. Vidas, personas que se convierten en pioneras en muchos campos. Una de ellas es Sofía Casanova que, como he comentado en el argumento, no sólo fue una importante poetisa y escritora de principios del siglo XX sino la primera mujer corresponsal de guerra. La Primera Guerra Mundial la pilló en Polonia, donde viviá desde que se casó con el filósofo polaco Wincerry Luttoslawski a principios del siglo XX. Sofía Casanova cubrió para el periódico ABC la Guerra desde el frente polaco y ruso.

Una vida tan interesante no era de extrañar que pronto se convirtiese en novela. De la mano de la escritora Inés Martín Rodrigo la editorial Espasa ha publicado "Azules son las horas" donde, como lectores, nos acercamos a la vida de esta mujer. Tanto a la pública como a la íntima, a su vertiente más personal. Personalmente, siempre he tenido interés por saber mas sobre esta mujer así que, como podréis imaginar, he disfrutado leyendo esta novela, o biografía novelada para ser mas exactos.

Me ha llamado mucho la atención la relación que tenía con su marido. Pese a estar muy enamorada de él, llama la atención la doble cara que tenía Wincerry. Llama poderosamente la atención como un filósofo (al que más o menos se le supone estar abierto de mente) sea tan cerrado en todo lo concerniente a la relación de pareja. Para él, Sofía no es una mera esposa sino que la ve como una fábrica de hacer niños, así: niños, no niñas. Tal como llega a reconocer, se casa con ella porque quiere tener un hijo así que, cuando Sofía empieza a dar a luz sólo niñas, se enfada con ella, se muestra frío y llega a maldecirla por eso. Su actitud tan fría y distante no se ablanda ni ante la muerte de su hija pequeña a la que casi condena él mismo al negarse que la viese un médico.

Esta personalidad de Wincerry contrasta con la de Sofía. Sí, a pesar del marido que tiene, ella no se deja acobardar. No va a ser una mujer que se quede quieta en casa. Cuando van a Londres, por asuntos de trabajo, ella entra en contacto con las Sufragistas. Pese a la oposición de su marido, Sofía toma parte activa dentro del movimiento y vuelve a escribir. La verdad es que la personalidad de Sofía Casanova es muy atractiva y poderosa. No es una mujer sumisa, como demostró era una mujer inquieta, interesada en aprender y una luchadora por los derechos de la mujer. Toda esta personalidad la ha captado perfectamente Inés Martín Rodrigo. Y lo ha hecho, como ha de ser, de una forma objetiva.

Creo que es un poco difícil escribir una novela cuyos personajes hayan existido o sean reales porque debes hacer equilibrios y no caer en una subjetividad o no ser capaz de captar todo su magnetismo. No es así en "Azules son las horas". De verdad, es una lectura con la que disfrutas por todo lo que aporta. No es sólo la vida de Sofía Casanova sino, como es lógico también, un recorrido por la Historia de Europa de la primera mitad del siglo XX. Ambiente que se recrea a la perfección.

Inés Martín Rodrigo tiene un estilo narrativo muy bueno. Logra trasladar al lector a las calles de Varsovia, París o Londres. Ha captado perfectamente la atmósfera del momento y se aprecia el diferente nivel que había entre países o ciudades. Por ejemplo, no era lo mismo vivir en el Madrid de finales del XIX que hacerlo en Londres o París y, mucho menos, en Polonia. Estos matices contribuyen a darle mayor valor a la novela y a hacer ver al lector el buen estilo narrativo y literario de su autora.

Aunque no es una novela polcíaca, "Azules son las horas" es una historia con ritmo. No hay ningún momento de la misma en la que te aburras, todo lo contrario: te atrapa de tal forma que sólo deseas seguir leyendo. Para mí, es una de las mejores novelas y libros que ha editado Espasa últimamente. Es una lectura 100% recomendable. Su calidad literaria es altísima y su protagonista, Sofía Casanova., una mujer a tener muy en cuenta y a la que se debería reconocer su valor y la importancia que tuvo.

Ysabel M.

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar