Anika entre libros

Ay luna, luna, lunita (infantil)

Ficha realizada por: Joseph B Macgregor
Ay luna, luna, lunita  (infantil)

Título: Ay luna, luna, lunita (infantil)
Título Original: (Ay luna, luna, lunita, 2005)
Autores: Yanitzia Canetti, Ángeles Peinador
Editorial: Everest
Colección: Rascacielos


Copyright:

©  Ilustraciones de Ángeles Peinador, 2005

© Texto de Yanitzia Canetti, 2005

©  Everest, 2005

Ilustraciones: Color
Edición: 1ª Edición, 2005
ISBN: 9788424187743
Tapa: Dura
Etiquetas: álbumes ilustrados, literatura cubana, 4 años, 5 años, 6 años, 3 años, literatura infantil
Nº de páginas: 32

Argumento:


Al caer la noche, cuando Federico Feliciano de la Feria se va dormir, los animales de su granja le van pidiendo a la Luna llena ser otro animal distinto al que son: así la Luna convierte al cerdo en patito, al pato en perrito, al perro en ranita, a la rana en vaquita y de este modo la Luna, Lunita, va convirtiéndolos uno a uno en otro diferente al de antes, menos al gallo que prefiere seguir cantando todas las mañanas su ¡¡¡Kikiriki!!!... 

 

Opinión:

 

Una de las cosas que más me gusta de los cuentos de Yanitzia Canetti es la musicalidad tan bonita que destilan la mayor parte de ellos. Esta cualidad se hace más patente en ese tono tan dulce y tan agradable que utiliza la autora para narrarlos - como si se lo contara a sus propios hijos - y en que muchos de ellos poseen la estructura de una canción: letra / estribillo / letra / estribillo… tal y como ocurre con "Ay, luna, luna, lunita…" por ejemplo.

Prueba de ello es el audio-cd que acompaña al cuento en el cual podemos escuchar una versión musical del mismo a cargo de Ainhoa Fernández Martín (Interpretación) y Guilherme Campos Costa (Composición y ejecución) en la que no se cambia ni una coma del texto original y sin embargo funciona perfectamente como una canción.

Se trata por tanto de un cuento clásico protagonizado en su mayoría por animales (además de por la Luna y un granjero) y que funciona por la repetición de una misma situación una y otra vez: en este caso, cada animal de la granja pide a la luna que le cumpla el deseo de convertirse en otro animal diferente. El esquema es siempre el mismo y esto permite la posibilidad de introducir un texto que funciona como letra y otro que sirve siempre como estribillo.

Por otro lado, las ilustraciones de Ángeles Peinador son espectacularmente bonitas, convirtiendo al libro en doblemente atractivo y motivador para los críos.

La moraleja es muy sencilla: al final el gallo demuestra ser el más listo de todos ya que le gusta ser un gallo y no desea transformarse en ningún otro animal. En definitiva, que es absurdo querer parecerse a los otros o intentar convertirse en alguien diferente a lo que uno es. No está nada mal.

Un cuento para contar no sólo a nuestros hijos /as (o sobrinos /as, o alumnos /as) sino también al niño que todos llevamos dentro.

Joseph B Macgregor

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar