Anika entre libros

axiomático

Ficha realizada por: Fernando Martínez Gimeno
axiomático

Título: axiomático
Título Original: (axiomatic, 1995)
Autor: Greg Egan
Editorial: Grupo AJEC


Copyright: © 1995, Greg Egan
© 2011, Grupo AJEC
© 2006, Traducción de Pedro Jorge Romero
Revisión y corrección de la 1ª edición a cargo de Fernando Mart ISBN: 9788415156352
Etiquetas: australianos, autores, ciencia, escritores, ficción, literatura australiana

Argumento:


Greg Egan nos brinda la que es, probablemente, la mejor antología de relatos de ciencia ficción publicada en los últimos 20 años.
 
En este espectacular libro tenemos dieciocho relatos en los que el australiano explora con destreza y habilidad, temas como la identidad personal, el destino, la manipulación genética, las conspiraciones globales, o la culpabilidad en una antología de referencia en la moderna ciencia ficción. Si alguien cree que la ciencia ficción está muerta es que no ha leído a Greg Egan, y, en particular, no ha leído esta antología.

Las ideas son el motivo central de todos estos relatos. En “El Asesino Infinito”, tenemos una arriesgada explicación matemática en lo que da sentido a la idea de una serie infinita de asesinos que deben eliminar a una serie infinita de personas que usan una droga que altera la realidad. "La caricia", "Hermanas de sangre", "El foso", "La ricura", "Amor apropiado" y "El virólogo virtuoso", examinan las posibilidades de las nuevas tecnologías médicas y biológicas; ya sea en los tratamientos médicos, en la posibilidad de crear réplicas de animales inexistentes, o en la generación de una nueva especie humana con un código genético diferente. "El diario de cien años luz" y "Hacia la oscuridad" exploran ideas astrofísicas; la existencia de galaxias en las que el tiempo fluye en sentido contrario en el primer caso y los agujeros de gusano artificiales en el segundo.  
  
(argumento parcial de la editorial)

Opinión:


La ciencia ficción es un género que entre otros fines tiene el de ser una literatura de ideas, como un atril desde el que lanzar y transmitir una serie de conceptos vitales y futuros. Un intento de describir cómo es la sociedad actual mirándonos en el espejo del futuro. Es algo que se puede ver y notar en muchos de los libros que tenemos por “clásicos” dentro de nuestra biblioteca, desde los textos de Asimov, Simak, K. Dick, etc. Y creo que nos es osado apuntar que los de Egan merecerían estar ahí, y quizá lo consigan con el paso del tiempo, ya que se puede decir que es un autor “reciente”.

Egan  convierte cada una de las historias que contiene esta antología en una verdadera joya de la ciencia ficción en particular y de la literatura en general. No dejaré de decir que dentro de la ciencia ficción, el género que trabaja el autor australiano es de los más complicados, de los más duros, de ahí que se le etiquete como “hard”, y si bien es cierto que abrí las primeras páginas con cierta duda y resquemor en cuanto a mi poca comprensión de lo que nos quería contar, tras terminar de leer el primer relato, El asesino infinito, deje a un lado esos prejuicios y vía libre a mi mente lectora para terminar disfrutando todas y cada uno de ellos. El subgénero del hard, que históricamente ha consistido en convertir las novelas en pesados tratados científicos, es utilizado de otra manera por Egan. En primer lugar se ocupa de las personas, luego de la interacción de esas personas con la tecnología y, por último, de la tecnología. De este modo escarba en los problemas que probablemente (en ocasiones éticos) se presenten según que técnicas sean moneda común en ese futuro más o menos cercano. Esta antología no va a dejar indiferente a quien la lea. Egan presenta problemas de gran calado consiguiendo a partes iguales ser incisivo y complejo. Problemas filosóficos, domésticos, prótesis extravagantes, cuestiones comunes que se verán alteradas radicalmente en un futuro que está a la vuelta de la esquina, son algunos de esas premisas e ideas sobre las que Greg Egan escribe en sus relatos.

No voy a resumir de qué tratan los relatos, ya lo hace el argumento editorial que podéis encontrar un poco más arriba de esta reseña, pero sí decir que todos y cada uno de ellos, sin excepción, me hicieron cerrar el libro y durante unos minutos reflexionar sobre aquello que había leído. Y eso es algo que siempre es de agradecer en una antología o en una novela, que no se quede en los momentos en la que la estamos leyendo, sino que con el paso de los días, sigamos recurriendo a sus frases y dándole vueltas a esas ideas en la cabeza. Que nos deje poso.

Y aprovechando esta segunda edición, se ha añadido un artículo de Sergio Mars, en mi opinión un alumno aventajado del australiano, titulado Hacia el Trashomo Sapiens, en el que el autor valenciano ahonda en su literatura y nos presenta los relatos de Egan con conocimiento de causa. Así mismo, se ha cambiado la portada respecto a la primera edición, la cual considero mucho más acertada, cuyo diseño ha estado a cargo de María Delgado.

Sin lugar a dudas, y no es descabellado referirse a ella en semejantes términos, que nos encontramos ante la mejor antología de la ciencia ficción publicada en los últimos veinte años. 

Fernando Martínez Gimeno

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar