Anika entre libros

Aunque seamos malditas

Ficha realizada por: Patricia Tena
Aunque seamos malditas

Título: Aunque seamos malditas
Título Original: (Aunque seamos malditas, 2008)
Autor: Eugenia Rico
Editorial: Suma de Letras


Copyright:

© 2008, Eugenia Rico
©  2008, Santillana Ediciones Generales, S.L

Edición: 1ª Edición: Octubre 2008
ISBN: 9788483650868
Tapa: Blanda
Etiquetas: discriminación, mujeres, literatura española, metaliteratura, novela, thriller, siglo XVI, caza de brujas
Nº de páginas: 479

Argumento:


Selene vivió en el siglo XVI y hacía las labores de un médico: ayudaba a nacer y ayudaba a morir, pero cuando los hombres empiezan a estudiar medicina, parece que ella estorba y es quemada en la hoguera por bruja.

Ainur es la primera mujer en España que gana un juicio por acoso sexual laboral; a pesar de que ella es la víctima, se ve obligada a huir de alguien que le manda anónimos amenazantes. Intentando buscar paz y equilibrio, se refugia en un pequeño y misteriosos pueblo de Asturias que aparece y desaparece con la niebla. Allí todos los habitantes son tullidos y ella se enamora del farero del pueblo, una especie de filósofo que vive en un faro que no alumbra y que lee periódicos atrasados. Junto a él y otros pintorescos personajes como la malvada Consuelo, Ainur redescubrirá la historia de Selene, una mujer adelantada a su tiempo y que, igual que ella, fue acusada injustamente y tachada de maldita.

 

Opinión:

 

Patricia Tena

Asegura Eugenia Rico que todos hemos sido alguna vez acusados de algo o, peor aún, perseguidos por algo de los que somos inocentes. Por eso utiliza una novela sobre la caza de brujas como emblema de esas pequeñas persecuciones que hoy día también ocurren: "los verdugos son siempre los mismos, cambian los rostros", puntualiza. Actualmente no hace falta que te tachen de bruja para ir a la hoguera, basta con ser discriminado por tu color, tu raza, por ser demasiado guapa o demasiado fea, esquelética o gorda. Así pues este libro se teje como un elaborado alegato contra la odiosa tendencia actual de etiquetar a las personas y de rechazarlas si no son como nosotros.

Aunque seamos malditas es, sin duda, un libro ambicioso. No es una novela al uso, pues en su interior se encuentra una especie de catálogo de las diferentes formas y géneros con las que se puede jugar en literatura: múltiples puntos de vista -tan bien elaborados que nunca provocan confusión-, recortes de periódico que nos desvelan piezas clave de la trama, falsas sentencias de la Edad Media, y falsas tesis doctorales, un anónimo que amenaza de muerte a la protagonista o páginas prácticamente en blanco, pero que incluyen en tan sólo dos líneas mucha filosofía.

La doble trama, igual y diferente al mismo tiempo, resulta muy atrayente y se alterna con el ritmo adecuado. La galería de personajes parece recién salida de un cuento de Tim Burton y todos tienen la dosis necesaria de misterio para que nos resulten inquietantes. Los amantes de la literatura también agradecerán el juego metaliterario que propone la autora e incluso la multitud de referencias literarias que bien pueden interpretarse como una lista de grandes títulos que hay que leer: Cumbres Borrascosas, Hamlet, Los pazos de Ulloa, Bartleby, el escribiente o Grandes Esperanzas.

Nos encontramos ante una novela original, arriesgada y difícil de etiquetar, algo absolutamente idóneo teniendo en cuenta la moraleja del libro. Así que, sencillamente, si alguna vez habéis sido acusados, os han señalado con el dedo o si os habéis sentido culpables aún siendo inocentes, leed este libro con pasión. Es un buen remedio para dejar de estar maldito.

 

Lidia Casado

Me ha gustado muchísimo esta novela, en la que se mezclan tantos géneros, tantas voces, tantas historias. Me ha gustado... y me ha sorprendido, sobre todo, la trasposición del pasado al presente, esa acusación directa a los medios de comunicación que, hoy en día, mantienen viva la caza de brujas propia de la Inquisición. Un muy buen libro que mantiene el interés durante toda la trama y del que me quedo, sobre todo, con la construcción de sus personajes: todos tenemos taras, parece querer la escritora, pero todos debemos aprender a vivir con ellas de la manera más humana posible.

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar