Anika entre libros

Asesinato en la catedral. Un nuevo asesinato para Gervase Fen

Ficha realizada por: Ysabel M.
Asesinato en la catedral. Un nuevo asesinato para Gervase Fen

Título: Asesinato en la catedral. Un nuevo asesinato para Gervase Fen
Título Original: (Holy disorders,1949)
Autor: Edmund Crispin
Editorial: Impedimenta


Copyright:

© 1949, Edmund Crispin

© 2016, Editorial Impedimenta

Traducción: Magdalena Palmer
Edición: 1ª Edición: Mayo 2016
ISBN: 9788416542406
Tapa: Blanda
Etiquetas: novela, género negro, policiaca, sagas, asesinatos, misterio, humor, ironía y sarcasmo, Oxford, Inglaterra, años 40, literatura inglesa, investigación criminal
Nº de páginas: 314

Argumento:

Un nuevo caso para Gervase Fen, profesor de Oxford y detective aficionado. Esta vez, Gervase tendrá que resolver un misterioso asesinato que tiene lugar en la Catedral de Tolnbridge: todos los organistas han sido acribillados. Para que le ayude a resolverlo, manda un telegrama a su amigo Geoffrey Vinner, no sólo le va a pedir que vaya a ayudarle, sino también algo más raro aún: que no se olvide de traer un cazamariposas. ¿Para qué lo querrá?

 

Opinión:

 

Dentro de la novela negra una de las más aclamadas, y con razón, es la inglesa. A diferencia de otras, como la escandinava, tiene algo que le da una atmósfera especial. Al pensar en la novela policíaca inglesa nos vienen a la cabeza nombres como Agatha Christie o Connan Doyle, pero no son los únicos, hay otro autor menos conocido por el gran público cuyas novelas no deben dejarse escapar: Edmund Crispin. La editorial Impedimenta está publicando en España sus novelas, hace unos años lo dio a conocer con "La juguetería errante" a la que han seguido otras hasta llegar a la última: "Asesinato en la Catedral", que nos presenta un nuevo caso a resolver por ese profesor tan peculiar como es Gervase Fen.

Una de las cosas que destacan tanto en esta novela como en las anteriores, es el toque de humor que tiene. Al menos a mí consigue sacarme más de una sonrisa. Edmund Crispin tiene un estilo narrativo impecable, escribe muy bien. Logra que el lector se meta en la historia y conecte tanto con ella como con los personajes. Su estilo, además, me parece bastante cinematográfico. Creo que tanto ésta como las anteriores novelas dan para una serie de televisión, me extraña que con lo que les encanta a los británicos adaptar obras literarias al cine o a la televisión, aún no hayan dado a Gervase Fen su serie porque tiene miga y mucha. Es un personaje muy bueno. A mí me recuerda un poco, salvando las distancias, al comisario Dupin, ambos tienen ese toque irónico y peculiar que los convierte en unos investigadores peculiares.

Junto a él aparecen los personajes de Geoffrey Vinner, un compositor que conoce a Gervase Fen y a quien éste pide ayuda, y Henry Fielding, un aristócrata a quien Geoffrey conoce cuando va a unos grandes almacenes en busca del cazamariposas que le encarga Gervase. Estos dos personajes, aunque son secundarios, tienen bastante peso en la trama y son un buen ejemplo de lo bueno que era Edmund Crispin a la hora de crear personajes. Las situaciones que se dan entre ellos son un tanto cómicas, sobre todo al principio cuando se conocen, dando pie a varios equívocos literarios. Lo cierto es que los personajes, tanto el protagonista como los secundarios, son una de las razones por la que "Asesinato en la catedral" es tan buena. Son personajes muy creíbles, aunque tengan su puntito disparatado, pero éste se agradece.

Ya he dicho en alguna que otra ocasión que no soy muy lectora de novela policíaca o negra, pero las novelas estas, como las de Gervase Fen, logran engancharme mucho. No precisan de muchos cadáveres y sangre para atrapar al lector, creo que su magia reside en la forma en que nos la narra el autor. Como buena novela inglesa tiene ese toque que te hace sentir en la Inglaterra de los años 40, concretamente de la Segunda Guerra Mundial. Las localizaciones son perfectas, las descripciones están en su justa medida. No es una lectura que canse, sino todo lo contrario: atrapa. Edmund Crispin tiene una prosa ágil y elegante. La novela tiene mucho ritmo.

"Asesinato en la catedral" se publicó en Inglaterra en 1949, pero no ha perdido ni un ápice de su frescura. Como nos tiene acostumbrados, Impedimenta ha mimado la edición, es imposible resistirse a ella. A mí me ha parecido muy buena. Creo que no debería perdérsela nadie, ni los amantes del género, ni los que no lo son. Es de esas historias que destilan inteligencia y con las que te quedas con ganas de más cuando llegas al final.

Ysabel M.

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar