Anika entre libros

asesinato en el sentier

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
asesinato en el sentier

Título: asesinato en el sentier
Título Original: (murder in the sentier, 2002-2009)
Autor: Cara Black
Editorial: La Factoría de Ideas


Copyright: © Clara Black, 2002-2009
© La Factoría de Ideas, 2011
Traducción de Olga Usoz Chaparro
1ª Edición, 2011 ISBN: 9788498006711
Etiquetas: atentados, autores, ciclo, detectives, escritores, estadounidenses, género negro, investigación, literatura americana, literatura estadounidense, literatura norteamericana, norteamericanos, policiaco, sagas, series, terrorismo, trilogías

Argumento:


La detective Aimeé Leduc recibe la llamada y posterior visita de una mujer que acaba de salir de la cárcel. La desconocida dice haber conocido allí a su madre, desaparecida desde hace muchos años; le habla del pasado terrorista de ambas durante los años setenta, cosa que la joven ignoraba, y dice poseer algunos efectos personales por los que pide dinero.
 
Deseosa de averiguar algo sobre su progenitora, Aimeé se implica de lleno en ese caso, consigue reunir el capital y acude a la cita con la ex presidiaria, cosa que la lleva al histórico distrito del Sentier, en otros tiempos lleno de mansiones modernas pero que ha perdido todo su glamour y se ha convertido en un lugar poco atractivo.
 
Antes de que la protagonista pueda reunirse con la mujer que la ha citado, la última es asesinada. A partir de ahí Aimeé se ve involucrada en la reciente organización clandestina, que ya no persigue fines políticos sino un botín desaparecido.

Opinión:


La trama parece misteriosa y tiene sus momentos interesantes, sin embargo la historia no me ha gustado demasiado en su conjunto, y explicaré por qué:
 
Ninguno de los personajes me ha parecido coherente, incluida la protagonista, que lo es además de una serie. Aimeé Leduc se nos muestra como una mujer atolondrada, más o menos glamurosa, con importantes contactos en la policía, revistas, ministerios, pero que no recurre a ellos de manera inmediata sino de refilón, como jugando al despiste. Y parece una actitud poco lógica que una investigadora permita la entrada a su casa a una mujer que, en definitiva, quiere dinero, es una desconocida, ex presidiaria y bastante burda por teléfono. La actitud no parece creíble porque Aimeé propone un encuentro en terreno neutral pero es incapaz de tomar el mando de la situación y acaba cediendo, exponiéndose sin necesidad. Por otra parte, la manera de conseguir información teniendo a mano importantes contactos me ha parecido más propia de una adolescente quinceañera con ganas de hacer de policía que de una detective que es socia de su propia agencia. Algunas de las andanzas de Aimeé siguen ese patrón que no parece coherente con su profesión, por no hablar del trabajo que se le acumula, los números rojos en el Banco y la exasperación de su socio, que entiende que la mujer investigue pero no que pase de todo lo demás.
 
El resto de personajes tampoco los veo muy logrados… El que presta dinero sin más y está ubicado en un tugurio, el socio que teme que ese capital sea negro y les cause problemas pero no se implica, el padrino de Aimeé, jefe de policía, que no ayuda a la joven, es tosco con ella, no le habla de su madre y hasta le había ocultado el pasado terrorista.
 
Por otra parte, aunque la autora es norteamericana sitúa las novelas de la serie en París. En ese sentido, las descripciones de la ciudad e incluso algunos detalles históricos resultan útiles, pero… Escribir de vez en cuando alguna palabra o frase en francés puede considerarse chic y hasta glamuroso si se pretende transmitir la esencia de una población como esa; pero cuando esos toques son constantes y muy abundantes acaban ralentizando la lectura, por lo menos me ha ocurrido a mí pese a conocer el idioma.
 
Y ya para finalizar diría que meter en una trama ligera el terrorismo de los años setenta, con sus ideas políticas, implicaciones, vidas posteriores de sus miembros… me ha parecido un poco fuera de lugar y casi puesto con calzador en una obra de este tipo.
 
En cualquier caso, Cara Black parece que está arrasando en Europa y muchos son los lectores interesados en las aventuras de Aimeé Leduc.
  
Pilar López Bernués

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar