Anika entre libros

X Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2011 ¿El último o el nacimiento de uno nuevo? PARTE 1

Anika Lillo, octubre 2011

 

X PREMIO DE NOVELA CIUDAD DE TORREVIEJA 2011

¿EL ÚLTIMO O EL NACIMIENTO DE UNO NUEVO? 


El pasado 30 de septiembre salimos desde Valencia en un microbús que hacía parada en Alicante para recoger a otro un periodista. Durante el camino, como podéis imaginar, todo fue estupendo: presentaciones (algunos ya nos conocíamos), quién habrá ganado el premio, charlas animadas y hasta lectura (sí, cómo no, yo pasé bastante tiempo leyendo ida y vuelta porque era un viaje largo y duradero; recordad que hay límite de velocidad así que los viajes, ahora, se hacen más pesados)

Algunas imágenes de las personas / medios que viajamos desde Valencia en distintos momentos y del equipo de Plaza & Janés y parte del Jurado del Premio:

 

Eva Montesinos y Pilar Algarra

Evapilar

 

Anika y Susana Alfonso

Anikasusana

 

Susana Alfonso y Salvador Soria

Susanaboro

 

Herme Cerezo y Anika

Hermeanika

 

Eva Montesinos y José Calvo Poyato

Evapepe

 

José Calvo Poyato y David Trías

Pepedavid

 

Juancho Armas Marcelo, Anika Lillo y José Calvo Poyato

Juanchoanikapepe

 

Anika y David Trías

Anikadavid

 

Salvador Soria (Voro) y Anika. Susana sacando fotos a Jordi en la mesa

Boroanika

 

Eva, Leticia Rodero y otro compa editor de Plaza & Janés

Evaleti


Llegamos con tiempo. Se suponía que la rueda de prensa se haría a las 12.30 h. del mediodía, pero cuál fue nuestra sorpresa que nos enteramos de que en Torrevieja tenían pleno. Política. Bien, no pasa nada, esperamos. Y esperamos, esperamos, esperamos... Cada vez que nos llegaban noticias eran las mismas: "aún queda rato". Armados de paciencia -unos más que otros (la mía, infinita y con la sonrisa puesta)- hicimos tiempo charlando. Y esperábamos, esperábamos, esperábamos... Empezó el cansancio y el hambre. Se hacían ya las tres de la tarde y a las cuatro teníamos que irnos. Había dos opciones: aguantar, saltarse la comida y volver a casa mareados y hambrientos (y cabreados), o dar plantón a quienes nos plantaron, comer y volver a casa. Dimos plantón a quienes nos plantaron. Algo que, por otro lado, me han dicho bastantes periodistas que hace años que hubieran deseado tener la cara de hacerlo por las muchísimas veces que han tragado y lo que tienen que tragar ahora porque los políticos se han acostumbrado a ningunear a los medios como les da la gana. Bien, pues no, con un par. Se lo merecían. Quienes no se lo merecían eran el equipo editorial y el premiado.

Pues debo deciros algo: hicimos bien. No sólo porque ya está bien de que los políticos manejen al pueblo a su antojo (de hecho corrió el rumor de que la oposición estaba alargando el pleno para que el alcalde quedara mal con nosotros, pero como es un rumor, vete a saber si no fue el propio alcalde que no se atrevía a decir lo que iba a decir). Y digo que hicimos bien porque los que nos fuimos a comer para poder llegar a casa a tiempo tuvimos la grandísima suerte de tener una rueda de prensa mucho más cómoda: el premiado se sentó con nosotros y nos atendió (él sin comer, y nosotros con el estómago lleno)

 

Ir a parte dos desde menú lateral

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar