Anika entre libros

Presentación de "El hombre que entraba por la ventana", de Gonzalo Moure

Soledad Gallardo, texto y fotos, mayo 2011

 

Presentación de El hombre que entraba por la ventana, de Gonzalo Moure. 

GONZALO MOURE, viajero y escritor, empeñado en transmitir sensaciones

En el marco de Encuentros con café, organizados en la Casa de Cultura de Colmenar Viejo, asistí a la presentación de El hombre que entraba por la ventana del escritor Gonzalo Moure, cuando escribí estas líneas pensando en vosotros, seguidores de Anika Entre Libros. Fue algo que el pasado lunes 25 no me esperaba, una grata sorpresa al terminar de leer y sentir esta historia tan peculiar, poética, memorable, y así en caliente salir a la calle y encontrarme al mismo autor. Emocionada aún, porque la sensibilidad y delicadeza del texto apunta directa al corazón, tuve el placer de escuchar el marco donde surgió el germen, real y crudo, de su inspiración.

PresgonzalomoureEn la imagen, Gonzalo Moure


El conflicto de la falta de comunicación entre una pareja rota y una niña, queda en este bello libro reflejado sin ni siquiera ser citado. Está presente como una "melodía triste, como poesía, impregnado en aromas de caldo y pescado, tabaco y taberna, ropa limpia y mar…" según las mismas palabras del autor y que el lector será capaz de sentir a flor de piel. El ambiente elegido es una casa a oscuras como la vida de una niña solitaria, y apagada, a la espera de que una voz cálida le pueda alimentar la imaginación con sugerentes historias. Y a pesar de tanta melancolía, fado y ecos de una taberna lisboeta, la historia es realmente bella y agradable de leer incluso con los más pequeños.

Según Gonzalo Moure, la idea nació de un testimonio real en una terraza de Alicante, sin embargo, la libreta donde quedó plasmada viajó por varios sitios hasta que cayó en la cuenta que no podía desarrollarse en otro lugar tan acorde a sus sentimientos como en un barrio de Lisboa.

El aspecto del libro también es extraordinario porque las imágenes lánguidas, detallistas, con amplias perspectivas de callejuelas, patios y terrazas son también preciosas ilustraciones de Gabriel Pacheco. Este ilustrador argentino no estaba en el acto de Colmenar Viejo pero sí el diseñador del libro, Felipe Samper, quien realizó una emotiva presentación sobre el proceso estético y el interés que la editorial SM había tenido en apostar por este especial ejemplar.

Como es habitual en este tipo de tertulias, los temas entorno a la publicación, el proceso creativo del autor o aspectos de la oferta y la demanda en el mercado editorial, fueron comentados pero lo más reseñable, y sin lugar a dudas para mí, fue el carácter y la voz del mismo Gonzalo Moure. En tono humilde y somero habló de su experiencia como escritor pero sin mencionar apenas su labor en proyectos como Bubisher en El Sáhara.

A raíz del debate surgido sobre el precio superior que en España tienen los libros, respecto a otros países nórdicos, defendió la propuesta de fomentar el uso de las bibliotecas públicas y el hábito de la lectura entre todos para así poder abaratar y aumentar la accesibilidad a la cultura. Sin abandonar su tono respetuoso y coherente, defendió en un breve discurso que debiera ser objetivo común mejorar la educación desde la base, invitó a valorar el gasto en cultura respecto a otros productos consumistas y recalcó también, de forma enérgica, la necesidad de mejorar la enseñanza, la educación en las escuelas y facilitar la flexibilidad en el progreso del alumnado entre otras ideas progresistas.

En la siguiente imagen, Felipe Samper (Ediciones SM)

Presgonzalomoure2Gonzalo Moure es valenciano y vive entre Asturias y El Sáhara. Estudió Ciencias Políticas pero ejerció como periodista muchos años hasta que decidió volcarse en la literatura, que dice amar desde su infancia y entorno familiar. Le gusta viajar, empaparse de historias y personajes con vida, especializarse en captar el alma de las personas que conoce y transmitirlas primero para si mismo, después para quien quiera compartirlas. Su aspecto exterior es también de un aventurero coherente e íntegro que manifiesta que "ha llegado a la conclusión de que es más rentable escribir con el corazón que con la cartera"

Habla de niños y jóvenes en muchas ocasiones pero desde la perspectiva de un adulto. Le gusta alimentar la idea de que sus historias como El hombre que entraba por la ventana tienen dos lecturas en una. Puede ser perfectamente compartida por padres e hijos que ambos obtendrán conclusiones muy diferentes, válidas y seguro que enriquecedoras.

Manifiesta tener unos seis libros entregados, estar escribiendo otros seis, ha escrito teatro y quiere hacer cine. Su primer libro publicado fue Geranium en 1991, reeditado posteriormente por Alianza Editorial. Algunos de ellos han sido premiados, como A la mierda la bicicleta, Lili, Libertad y El síndrome de Mozart.

Habitualmente imparte conferencias y charlas en Congresos de Literatura Infantil y Juvenil, colegios, institutos, bibliotecas y clubs de lectura.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • Presentación de "El hombre que entraba por la ventana", de Gonzalo Moure
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar