Anika entre libros

Planeta Internacional presenta la primera novela de la americana Erin Morgenstern, "El circo de la noche"

Gemma Nieto, febrero 2012

 

Planeta Internacional presenta la primera novela de la americana Erin Morgenstern, "El circo de la noche" 


De nuevo en el Alma Café. Estoy comenzando a acostumbrarme. Y no es una queja. Ya me he aficionado a su deliciosa tortilla de patata y a su magnífica tarta de zanahorias (¡no podéis dejar de probarla!), y a su tabla de quesos, a su tempura japonesa…

El miércoles 15 de febrero, justo un día después del Día de los Enamorados, Planeta Internacional convocó a los medios virtuales para presentar la primera novela de la autora norteamericana Erin Morgenstern. Y lo hizo en el Alma Café, en la calle Santa Isabel 42, en Madrid.

Al ciberencuentro acudieron numerosos representantes de los más prestigiosos blogs y webs literarios, Anika Entre Libros entre ellos, porque íbamos a poder hablar cara a cara con la autora. Gracias a una videollamada pudimos conversar con Erin Monrgenstern como si la tuviéramos en nuestra misma sala.

 

Erinmongestern

 

Es cierto que es una autora novel que ha tenido una increíble acogida con su primera obra. A pesar de haber sido rechazada por una treintena de agentes literarios, ahora se disputan sus derechos en más de veinte países y ya ha firmado, con la productora que ha creado la saga de Crepúsculo, para llevar la historia al cine. Ha resultado ser todo un éxito de ventas en Estados Unidos.

Erin es una treintañera de pelo negro azabache con unos ojos oscuros muy vivaces y una sonrisa perfecta y contagiosa, que alinea unos dientes blanquísimos en sus finos labios. Y con esa sonrisa, esta mujer inquieta y simpática que era todo ilusión por complacer a los medios españoles, nos encandiló durante una hora.

 

Erinmongestern3

 

La autora se mostró sorprendida del éxito de su novela, aunque una serie de circunstancias se confabularon para conseguirlo. Según nos contó, mostrando una de sus sonrisas cautivadoras, ella no pretendía escribir. De hecho, esta artista es pintora. Un día se apuntó a un curso de teatro, algo con lo que debería haber dado rienda suelta a su hiperactividad. Sin embargo, se aburría mortalmente hasta el punto de que lo abandonó. Después se matriculó en un curso de escritura creativa. Y el lector pensará: "de aquí salió el libro". Pues no. También se aburría. Tenía que escribir 8.000 palabras diarias que, para los que no estén habituados a las extensiones literarias, viene a ser como ocho páginas. Si te dedicas profesionalmente a la literatura, como rendimiento diario de trabajo es poco, pero para un hobby es demasiado, además de muy estresante. Nadie puede inventarse una historia todos los días, con su argumento, sus personajes y con un final solvente. También decidió dejar las clases literarias.

Sin embargo, Erin tenía ya el germen de una idea en su cabeza. Tenía un circo, diferente a cuantos hemos conocido de pequeños, en él no había elefantes ni leones… después del circo llegaron sus personajes y, finalmente, la historia. Ya disponía de los elementos principales para ponerse a escribir su propia novela.

Erinmongestern4Sus comienzos no fueron fáciles, fue rechaza por casi todos los agentes a los que acudió; sin embargo, tuvo la suerte de que uno de ellos creyera en el potencial de su historia. Tras muchas horas y profesionales corrigiendo el texto, hoy ya podemos leer El circo de la noche.

El circo de la noche es una historia que desborda fantasía y magia. Es un circo, pero no lo es. Habla de magia, pero no de ilusionismo. Nos narra la historia de dos jóvenes que están condenados a un enfrentamiento mágico porque sus tutores se aburrían y deseaban jugar. Un reto que tendrá lugar en el escenario principal de la obra, el circo, y que los abocará a elegir entre la victoria o el amor que ha surgido entre ellos.

Cuando Erin escribe es como si pintara. En palabras de la autora, "escribo lo que no puedo pintar y pinto lo que no puedo escribir." Quizá, por ese motivo, su escritura nos recuerda a imágenes estáticas, a cuadros con pinceladas enormes donde prima el color y la textura y se olvida de otros elementos accesorios. Quiere que el lector "vea" lo que escribe. Probablemente, también deseará que "lea" lo que pinta.

Dice que los personajes de su novela viven dentro de ella, en su cabeza, que no tuvo que inventarlos. Y eso me recuerda a nuestro Bécquer, cuando contaba en el prólogo a una de sus ediciones de Rimas y Leyendas: […] Mi musa concibe y pare en el misterioso santuario de la cabeza, poblándola de creaciones sin número […]. Y aquí dentro, desnudos y deformes, revueltos y barajados en indescriptible confusión, los siento a veces agitarse y vivir con una vida oscura y extraña […]. En algunas ocasiones […] se subleva en ellos el instinto de la vida, y agitándose en formidable aunque silencioso tumulto, buscan en tropel por dónde salir a la luz, de entre las tinieblas en que viven. Pero, ¡ay!, que entre el mundo de la idea y el de la forma existe un abismo que sólo puede salvar la palabra, y la palabra, tímida y perezosa, se niega a secundar sus esfuerzos. Estas sediciones de los rebeldes hijos de la imaginación explican algunas de mis fiebres: ellas son la causa, desconocida para la ciencia, de mis exaltaciones y mis abatimientos. Y así, aunque mal, vengo viviendo hasta aquí paseando por entre la indiferente multitud esta silenciosa tempestad de mi cabeza.

Empiezo a creer que todos los autores vivimos dos vidas, la real y la que llevamos con nosotros dentro de nuestras cabezas. A veces es difícil separarlas, casi siempre interfieren. ¿Comprendéis ahora por qué los verdaderos artistas están todos un poco locos? Erin Morgenstern lo está. Pero es perdonable, goza de una locura entusiasta y encantadora que sabe contagiar a sus lectores.

 

Erinmongestern1

 

Si estáis interesados en el libro o en la autora, podéis informaros más en las siguientes webs: http://www.erinmorgenstern.com/ y http://www.elcircodelanoche.com/.


 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • Planeta Internacional presenta la primera novela de la americana Erin Morgenstern, "El circo de la noche"
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar