Anika entre libros

Luis María Ansón y el atropello de la lengua

Manel Haro, enero 2007


Ya se sabe que cuando uno ostenta un cargo importante se piensa que puede decir lo que le dé la gana porque puede elevar su palabra a la verdad absoluta. Afortunadamente no es así y las personas tenemos criterio propio y sabemos distinguir lo que es real, lo que está mediatizado y lo que es un auténtico insulto.

La lengua española, lengua de Cervantes como apunta Luis María Ansón, es una de las lenguas importantes en el mundo, de eso no hay duda, de hecho es la tercera más hablada por detrás del chino mandarín y del inglés. Pero una lengua no por tener más hablantes es mejor y una lengua no por tener menos debe ser discriminada.

La lengua es el modo de expresión oral que tenemos las personas y cada uno es libre de escoger el método vehicular de expresión. Sin embargo no se debe utilizar una lengua para desprestigiar un gobierno o ensalzarlo: decir que el gobierno de Cataluña desprestigia el castellano es igual de aberrante que decir que el gobierno de España desprestigia el catalán.

En el suplemento El cultural que todos los jueves ofrece El Mundo, y que dicho sea de paso es un excelente suplemento cultural donde podemos disfrutar de excelentes artículos literarios así como de otras artes, ha aparecido el día 5-6 de octubre 2006 un artículo de Luis María Ansón abriendo el suplementos que me ha parecido, cuanto menos, vomitivo.

Se atreve el susodicho a afirmar con toda la tranquilidad que "la enseñanza del idioma de Cervantes ha sido erradicada de hecho en escuelas, colegios y universidades" (en Cataluña). Ante esta repulsiva afirmación puedo afirmar que en Cataluña se respira una absoluta libertad de expresión en la lengua que sea. En las universidades las clases pueden ser impartidas en catalán o en castellano sin presión gubernamental y en las escuelas e institutos hay profesores que imparten clases en catalán y otros que lo hacen en castellano y hasta la hora ninguno ha salido apaleado.

Sí es cierto que la lengua que más se utiliza en colegios e institutos es el catalán, pero no por erradicar el castellano, sino por favorecer el bilingüismo entre los estudiantes, ya que como bien dice el propio Luis María Ansón hay más hablantes de castellano que de catalán, por lo que es bueno que se utilice la lengua que menos hablantes tenga. En cualquier caso, como digo, el catalán no es la lengua única que se utiliza en centros educativos.

Y es que hablar de lo que no se sabe es arriesgado.

El colmo de la desvergüenza llega cuando para acabar su artículo escribe "la política lingüística en Cataluña es como la de Franco, solo que al revés. Pero como la de Franco: imponer el dictado del gobernante contra la libertad".

Creo que es obvio que en Cataluña nadie persigue a nadie por hablar castellano, ni se les reprime y mucho menos nadie tiene el miedo de que vengan las fuerzas del estado a insultarles y a amenazarles con la muerte. Comparar la política lingüística de Cataluña hoy con la política lingüística de la España franquista es como querer comparar a Luis María Ansón con la elegancia y el buen criterio: imposible.

Resulta increíble que un académico de la lengua que además tiene la desfachatez de poner "Luis María Ansón de la Real Academia Española" diga estas barbaridades. Tenga la valentía de firmar estos atropellos como Luis María Ansón y olvide lo de "de la Real Academia Española", no la comprometa con sus opiniones.

Pero en el fondo es normal que este hombre tenga miedo de que de repente Carod Rovira dé un golpe de estado en España e imponga el catalán como lengua única: eso implicaría que desapareciera el castellano y consecuentemente la letra ñ… Y claro no olvidemos que la letra ñ es la que ocupa Luis María Ansón en la Real Academia. A ver si por todo esto va a desaparecer la silla de la ñ y el honorable periodista se va a tener que sentar en el suelo.

Respetemos las libertades lingüísticas, que cada uno hable como quiera y que nadie discrimine a nadie por hablar en catalán o en castellano o en la lengua que sea. La riqueza en la literatura, la cultura en general y en el mundo también está en la diversidad de lenguas.

Manel Haro (un bilingüe)

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • Luis María Ansón y el atropello de la lengua
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar