Anika entre libros

Premio Planeta 2015. 1. Me marcho a Barcelona y empieza la maratón

Anika Lillo, octubre 2015

 

Por primera vez voy a empezar una crónica de un viaje sin anécdotas como perder el tren o pasarme casi todo el viaje en el cuarto de baño aguantando el cargador del móvil al único enchufe del tren. Pero quizás sí deberiais saber que la pérdida del tren del año pasado y la pérdida del billete de vuelta a casa de otro premio hace unos años me han convertido en una histérica de búsqueda compulsiva de objetos que están donde deben estar pero que ni los veo ni los toco ¡Me he pasado los tres días buscando cosas que estaban en su sitio y no los encontraba! Al final acabaré pareciendo un personaje de sit-com.

BillarOs cuento: el viaje fue estupendo, extrañamente no leí ni escribí notas, tenía un compañero conocido detrás de mí y yo iba delante con mi mesita, toda estirada y realmente cómoda. Parecía que estuviera de vacaciones en el tren. Eso sí, me lié a jugar al billar contra la computadora y la muy mamona te deja ganar un poco y luego te mete cada paliza que ni te cuento. No tiene piedad. Si ve que metes tres bolas seguidas ella te mete cuatro y la negra y ¡zasca! You Lost. Pero me dejó alguna oportunidad de ganar.

 

Claro que fue al principio. Estos juegos no tienen piedad, y yo soy muy cabezona. Había intentando jugar con Coockie Jam (jugad conmigo en facebook!!!), Papa Pears (jugad conmigo en facebook!!) y Candy Soda Saga (no hace falta que juguéis conmigo en facebook, juega hasta dios al Candy Soda Saga) pero en este viaje lo que más me apetecía era relajarme con el billar, aunque mi rival fuera una computadora sociópata sin piedad. Pronto empecé a ver el mar a través de la ventana y supe que ya quedaba poco para llegar a Barcelona.

 

No me molesté en buscar banderitas. Si tenía claro algo en este viaje es que no buscaría signos de movimientos políticos independentistas o no, aunque lógicamente los encontraría sin buscar, políticos incluidos (estos siempre están invitados a la Gran Fiesta). Y yo ya les he cogido mucha alergia a estos temas, especialmente a los políticos. Y haberlos haylos continuamente, más que brujas. Más que en cualquier otro país. Suena a plaga.

Lo primero que hago siempre al llegar a los hoteles es sacar fotos para enviar a mi grupo de whatsapp familiar y sacar una foto desde la ventana. Estaba en el piso 10. El vértigo que me dio fue espantoso, sólo me asomé dos veces. Pero al menos desde ahí arriba no se escuchaban ruidos de la calle. Pero yo me pregunto ¿cómo se puede asomar alguien a  una ventana, ver personas que parecen casi hormigas y no sentir el peligro? Que la ventana estaba cerrada ya lo sé, pero el vértigo es muy traidor. Puedes sentir con angustia como una extraña gravedad te empuja hacia fuera (hacia adelante) y tú te retiras antes de que te empiecen a temblar las piernas. Por favor, que a nadie se le ocurra jamás invitarme a subirme a una noria porque perderá el tiempo.

 Barcelona -desde -la -ventana

Y ya que estoy en el hotel os preguntaréis ¿también este año tuviste moviditas fantasmales? Ja, ja, ja ¡Pues claro! Luego os cuento.

 

Estamos en el Día 1. Este día -miércoles- venimos los medios principalmente. Los autores no llegarían hasta el jueves, día de la gala. Este es nuestro día. Tenemos rueda de prensa, comida y cena, así nos vamos conociendo e intercambiando impresiones. Y conoces a gente guay e interesante, ya lo veréis. Yo me dedico principalmente a hacerme fotos para calibrar lo bien o mal que saldré. No quedo convencida, me hago como unas sesenta fotos: comienzo poniendo una cara normal, luego alzo las cejas, luego sonrío más, luego me descojono, luego frunzo el ceño y al final sé que pasará como siempre, alguna será buena pero otras -haga lo que haga- serán malas. Ser mala significa que yo me veré fea. ¿Qué voy allí a fotografiar a los famosos? Claro, pero esto no deja de ser mi web, mis recuerdos, mis fotos y parte de mi vida. Yo también quisiera salir guapa. No imagináis lo que es sentaros al lado de Marta Robles que tras dieciniueve horas de viaje estaba impecable y bellísima, mirarla y pensar que ella debe ser de Venus y yo de Neptuno.

 

Fotos En La Habitacion 

Descubro tres cosas indiscutibles: no sé hacer selfies, por eso acabo haciéndole fotos al espejo; por más que pruebe, estoy mejor tumbada en la cama porque no se ven las arrugas; y pintarse un poco para tener mejor cara mola… ¡menos cuando te equivocas y te pones un pintalabios permanente que puede durarte 3 días! Y eso me pasó :P Me equivoqué de barra de labios. Ay, mare. Carmen Posadas, ya en el hall, me dijo que al menos podría comer sin que se me fuera el color de labios, y ahí tenía razón.

Pues allá me voy con mis compañeros con una lápiz de labios que a menos que ocurra un milagro me durará unos tres días pegados a mis boquita, me pegue o no el color, y teniendo la terrible impresión de que encima me los pinté mal y parecía más viejuna.

En el hall del hotel, ese día previo a la Gala, me encontré con Javier Sierra y Eva, su mujer. Charlamos un ratín y le comenté que este año me veía no apareciendo en fotos porque el chico que me acompañaba el año pasado me hacía de fotógrafo.

- Yo te haré una foto. - Me dijo Javier. Y cumplió (ya veréis qué foto era). Gran amigo.

 

 

CONFERENCIA-RUEDA DE PRENSA EN SANT PAU.

La rueda de prensa se celebraba en un lugar mágico: como cuatro manzanas ocupaba todo aquel espacio que llaman Sant Pau y que antiguamente fue un hospital. Una auténtica maravilla modernista que era en conjunto una pequeña ciudad llena de edificios artísticos. Daba la impresión de que te habías metido en un cuento. Así pues si querías podías ir haciendo fotos pero debías ir girando y girando y girando para sacarlo todo, y aún no lo lograrías porque estabas solo en una parte de Sant Pau. Creo que todos hicimos fotos al lugar, al menos los que veníamos de fuera. En ese sitio puedes convertirte si quieres en Campanilla, en Peter Pan u oscurecerlo todo y descubrir el lugar perfecto para ambientar allí mismo una terrible y siniestra historia de terror (sí, ya, yo con lo mío… qué le vamos a hacer)

 

Sant Pau

 

Se suponía que allí habría cóctel pero todos los que llegamos del hotel descubrimos que como el año pasado, del cocktail* disfrutaron los que ya estaban allí -probablemente medios de Barcelona- porque cuando llegamos nosotros ya tocaba irse a la conferencia. Me dio tiempo a pedir un refresco y darle dos tragos. No digo más. Reconozco que para algunas cosas nos miman pero para otras tienen preferencia los catalanes o residentes en Barcelona.

(Yo, que soy muy amante de las palabras, variaciones y sinónimos, os pongo las dos variaciones de cocktail-cóctel. Sí, es a propósito. Aunque una tiene preferencias, por mucho que diga la RAE, ni güisky, ni bluyins, ni güija, ni cederrón; me suenan excesivamente horteras por no decir cutres)

De todas formas yo soy muy tiquismiquis con las comidas "raras" y por allí circulaban unos canapés de butifarra con mermelada y no sé qué, que me quitaron el apetito. Y el foie tampoco me vuelve loca así que me marché sin probar apenas bocado.

Cuando se terminó el cóctel, o sea nada más llegar nosotros, nos tocó volver nuestros pasos para la foto oficial del jurado. Lo he dicho mil veces ¡¡soy una miniatura!! Es imposible que consiga hacer una foto con una barrera de tipos altos y tías grandotas si ya están ocupándolo todo, así que si hay posibilidad me cuelo por delante procurando molestar -y en este caso era imposible- o si no me la jugaba, me subía escaleras arriba por donde tendrían que pasar y dispararía con mi cámara. Y eso hice. Así conseguí imágenes de… Rosa Regàs, Juan Eslava Galán, Fernando Delgado, Pere Gimferrer y al editor y secretario con voto del jurado Emili Rosales (Director Editorial de Ediciones Destino y Grup62), a quien Juan Eslava Galán me presentó más tarde echándome unos piropos que me pusieron roja como un tomate :)

 

Primera Foto Jurado

En la mesa, ya sentados, comenzaba la conferencia que se estructuró en dos partes: un homenaje a José Manuel Lara, y las novelas de los Premios Planeta de este año.

 

Mesa Rueda De Prensa

 

El jurado estaba compuesto por Alberto Blecua, Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Pere Gimferrer, Carmen Posadas, Rosa Regàs y Emili rosales, pero en la mesa contábamos además con José M. Lara (hijo de José Manuel Lara), o el nuevo director de Planeta José Crehueras.

El homenaje a José Manuel Lara puedo resumíroslo con algunas cosas que ciertos componentes de la mesa comentaron sobre él.

JOSÉ MANUEL LARA, HIJO:

"Quiero pensar que mañana también habrá un premio Planeta para mi padre, José Manuel Lara" (aplauso)

CARMEN POSADAS:

"Era un buen hombre y así lo recordaré siempre".

ROSA REGÁS:

"Me decía, pasa, pasa, mi escritora roja favorita. Aceptaba cualquier opinión que le pudiéramos dar".

Rosa Regàs también quiso recordar ese día a Vázquez Montalbán.

"A los dos, estén donde estén, bienvenidos hoy al Premio Planeta" (aplauso)

PERE GIMFERRER:

Se alargó bastante hablando de Lara porque eran amigos desde hacía muchísimos años, remontándose incluso a la época de los pupitres. Prácticamente envejecieron juntos, y su monólogo fue el más largo.

ALBERTO BLECUA:

"Estoy aquí desde que le dieron el premio a Muñoz Molina"… Cuando él entró en el grupo, cuenta "mis padres decían industria textil, de libros de texto, claro" (risas)

Sus anécdotas son las más simpáticas.

"Como persona era admirable. Su hijo dice que era transparente. Esa era su virtud".

 

 Ruedaprensa1

 

JUAN ESLAVA GALÁN:

"El sueño que tenía era morir como Molière, siendo un editor pequeñito".

FERNANDO DELGADO:

"Cuando me dieron el premio Planeta había muerto Fernando Lara. José Manuel tomó el timón (…) Nosotros hablábamos de la gordura y del tabaco que nos unía mucho, y nos unía también una lucha" (…) "Alguien que ha alimentado la convivencia ha sido José Manuel Lara".

Este comentario que contiene la palabra "convivencia" no era baladí. Todos sabíamos que habría alguien que no podría evitar -y ojalá lo hubiera evitado, que esto no es un rollo político si no de cultura literaria- recordar que hace tres años Lara dijo que si Cataluña se independizaba, Planeta si iría a Cuenca o a cualquier otro sitio, y el periodista en cuestión le preguntó a su hijo "¿y ahora qué?". La respuesta no pudo ser más maravillosa: "yo no soy nadie para romper los deseos de mi padre". Eso es respetar a un padre. Mis respetos a José Manuel Lara hijo.

Como los recuerdos personales se alargaban y eso nos iba dejando cortos de tiempo, pusieron un vídeo homenaje a José Manuel Lara donde aparecían fotos suyas con algunos autores, políticos, eventos importantes o el rey Don Juan Carlos y Doña Sofía.

 

Videohomenaje

Este vídeo también se pondría durante la gala de premios de la noche siguiente.

A continuación se pasó a hablar de datos… Le tocaba el turno a José Crehueras.

El nuevo presidente del Grupo Planeta comentó que este año se habían presentado 486 manuscritos, convirtiendo la cifra final en 21.000 manuscritos ya. Presumió de que al menos "en cada hogar hay dos premios Planeta". Se quejó, eso sí, de que "el índice de lectura en España sigue siendo bajo", pero nos animó a algunos con la siguiente afirmación: "El papel resiste. Nueve de cada diez prefieren el libro físico, de papel" (en contra del ebook)

Agradeció a los medios lo que hacían ese día por los libros (me entraron ganas de decirle que algunos lo hacíamos todo el año), apoyó a las librerías y confesó que no le gustaba hablar de piratería porque "estamos hablando de robo". Trescientas treinta y cinco millones de descargas ilegales les constaban. Se dice pronto. Quizás deberían ponerme a mí al cargo: el libro físico nunca debe ser tan caro y el ebook, por descontado, debería ser baratísimo. MENOS ES MÁS. Este tipo de política les está funcionando muy bien a quienes lo ponen en práctica. Pero algunas cosas no cambian nunca. No importa. Ya llegará el día en que todo el mundo pueda tener un lector y acceder a un libro barato de calidad sin necesidad de piratearlo. O eso espero.

 

Y luego tocó hablar de novelas… y para eso estaba el portavoz del Jurado: Juan Eslava Galán, que comentó todos los manuscritos presentados. 

Conforme hablaba de ellos aparecía en ambas pantallas una imagen del manuscrito en cuestión.

Manuscritosenpantalla 

Una cosa estaba clara: casi la totalidad de los manuscritos tenían tramas relacionadas con libros, librerías o escritores, y sólo tres personas habían presentado su libro sin pseudónimo: Margarita García Gallardo (que fue favorita casi todo el tiempo; un milagro y le toca a ella), Juan Burgos Baruel, y Blanca Bravo.

Y entonces, rugiendo los estómagos de todos los presentes, se dio el turno de palabra a los periodistas. Grrrr, grrrr, se escuchaba (sonido procedente de estómagos varios, naturalmente). Y el periodista animador de cada año levantó la mano. Suso. A él se le puede dejar porque es quien en cada premio da la quiniela divertida. Este año preguntó si entre los ganadores según rumores, estaban un esotérico gallego y una guapa presentadora (se refería a Cristina Pedroche y algunos sospechamos que la coña del primero era Sandro Rey o uno de esos, aunque como algunas personas mencionamos a Javier Sierra porque nos habíamos cruzado con él ese día, parece que cuajó más el nombre de Sierra. Mientras, el propio autor se descojonaba y luego os contaré una anécdota al respecto). Una vez nos reímos todos hubo un momento en que escuchamos feliz cómo se nos despedía para animarnos a ir a comer, y entonces llegó el hombre de los datos. Alguien preguntó acerca de datos (números) y muy cortésmente les invitaron a él y a quienes estuvieran interesados a quedarse a hablar del tema y dejarnos libres a los demás para disfrutar de la -al fin- comida. Gracias, Jefe ¡nos hiciste un favor enorme! O al menos eso decían algunos estómagos, incluido el mío.

 

(seguir leyendo accediendo a otra página desde el menú)

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar