Anika entre libros

La indefensión del autor ante los responsables editoriales

Pilar López Bernués, mayo-junio 2009


La Odisea de "En aquella pared norte"

Cuando contacté con la Editorial Barrabés, en aquel momento dirigida por el montañero y profesor de Alta montaña Felipe Guinda, creí que había hallado una editorial seria, especialmente porque mi experiencia en ese terreno había sido nefasta, me había pasado de TODO y sólo había conseguido vender un original a Bruño, original que tardó cuatro años en salir a la venta...

Felipe me cayó bien, me hizo un contrato en una semana, nos vimos en el Líber de BCN (Barrabés está en Huesca), me regaló ejemplares de otras obras publicadas para "celebrar" mi contrato, me dijo que siguiera escribiendo sobre alpinismo, que me publicaría lo escrito... Me invitó a la presentación de una obra que se hacía en Barcelona, me dio un anticipo aceptable a la firma del contrato...

Bueno, pese a estar pactada en ese contrato, jamás hubo presentación ni promoción alguna de mi obra. En 2004 recibí una única liquidación de derechos (negativa) porque las ventas de doscientos y pico libros no cubrían el anticipo. ¡Y ahí acabó todo!

No me llegaban anualmente liquidaciones (ni positivas ni negativas) y me enteré que Felipe Guinda ya no era director editorial... Pese a ello, seguí su consejo y les envié otra obra de montaña, pero me la despacharon sin una palabra y menos trámite.

Desde 2004 he estado completamente a oscuras, sin una palabra. Descubrí por Internet que mis libros se estaban regalando a los suscriptores de cuadernos técnicos sin que NADIE me hubiera avisado.

Hace unos días contacté con la editorial y los puse a "caldo". Por lo menos, han tenido la decencia de responderme esta vez. Resulta que como el libro no se ha vendido bien, decidieron descatalogarlo en 2004 y la tienda-Barrabés compró casi todos los ejemplares a precio de saldo para irlos regalando... (Y a mí ni media palabra).

¿Puede existir más indefensión? Ahora mismo, si estuviera en mi mano, quizá reharía esa novela y la escribiría mejor (los años y la experiencia no pasan en balde), pero... ¿qué culpa tiene el autor cuando la propia editorial, incumpliendo lo pactado, no promociona la obra ni prepara una presentación? Cada vez que he contactado con Barrabés me he sentido como si tuviera que pedir disculpas por el dinero que supuestamente han dejado de ganar cuando, seamos honestos: ¿quién compraría un libro de una autora (entonces totalmente desconocida) si no hay promoción ni presentación? ¡La verdad es que, en esas condiciones, si la novela se hubiera convertido en un éxito de ventas habría tenido que ponerles velas a todos los santos conocidos y a los aún por canonizar!

¿Cómo es posible que una editorial decida regalar ejemplares y descatalogar una obra sin tener la decencia de comunicarlo al autor?

Pues eso es lo que hay. Por lo que me han dicho hoy, quedan unos 15 ejemplares en Barrabés-editorial porque el resto los tiene Barrabés-tienda para regalar, comprados a precio de saldo.

Me parece vergonzoso que las personas seamos ignoradas cuando sólo impera el márketing: pero aún así cuesta poco (por pura ética y moral) avisar al autor. Cinco años después de que mi obra se descatalogue y se vaya regalando lo he sabido, y sólo porque me moví para preguntar y saber... ¡Qué vergüenza y qué indefensión!

¡Así tratamos en nuestro país a la cultura! Y, como he anotado más arriba, ni creo que mi obra sea un posible "best seller" ni la dejaría tal y como está si pudiera modificarla, pero... "lo cortés no quita lo valiente". Y es una auténtica vergüenza que a los autores (en general) se nos trate como a pordioseros, aunque el fracaso parta (al menos en parte) de un incumplimiento de contrato.

Cuando veo que "gente" sin apenas estudios vende su vida y la de otros y vive en la abundancia, el sentimiento de asco y desprecio hacia la sociedad me subleva. ¡Somos un país de analfabetos! Y somos un país en el que la cultura nos VA GRANDE.

Pero ¿qué hacer ante situaciones como la expuesta? ¿Denuncio a la editorial (ahora que estoy en paro)? ¿A alguien le importará? ¿Alguien me dará apoyo?

Mientras sigamos dando "Medallas de las Bellas Artes" a carniceros, que sólo cuentan con el soporte de menos del 20% de los ciudadanos, pero que se siguen alimentando a costa de nuestros impuestos, me temo que los "pobres diablos" que no matamos a nadie y no creamos espectáculos de sangre seguiremos indefensos. ¡Qué asco de país!

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • La indefensión del autor ante los responsables editoriales
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar