Anika entre libros

José Martínez Ruiz, Azorín

Agustín Conchilla Márquez, diciembre 2008

ARTÍCULO SOBRE LA VIDA Y LA OBRA DE JOSÉ MARTÍNEZ RUIZ, AZORÍN.
EN RECUERDO AL ILUSTRE ESCRITOR ALICANTINO, NATURAL DE MONÓVAR

José Augusto Trinidad Martínez Ruiz (AZORÍN), nació en la población de Monóvar, Alicante, el día 8 de julio de 1873. A temprana edad empieza a sentir el soplo de la soledad y también la necesidad de reconocimiento humano hacia la Azorinprecariedad socio-laboral de las clases menos favorecidas: obreros-campesinos y desprotegidos en lo esencial y humano. Aunque personalmente él, Azorín, en adelante Pepe, como su propia familia le definiera, no conocería la necesidad ni la penuria… Al menos no la conocería en tejido de su propia carne, ni por la sinrazón social del país, ni por los revoltosos politiqueos del momento. Pepe provenía de una familia burguesa, bien acomodada en lo económico-político y social; en la que su padre acaparaba una de las mayores haciendas de la población Monovera, de profesión abogado; políticamente conservador y seguidor de Francisco Romero Robledo: 1838-1906, cuya figura, entre otras acciones de envergadura político-social, sería la de combatir a la primera república, 1873. Además, bajo estricto seguimiento del puro conservadurismo, el padre de Azorín ocuparía los cargos de alcalde, diputado… Sin embargo, el joven Pepe, quizá por timidez, a saber, con demasiada frecuencia o debilidad de flaqueza buscaría la distancia de la soledad para apartarse del bullicio de la sociedad. No obstante, se arrinconaría en la gratificante mansión-hacienda familiar, Collado de la Salina, ubicada en Almodóvar, propiedad de su padre, donde sin necesidad de esfuerzo laboral o de sustento personal y familiar se acomodaría en la tranquilidad del estudio: amparado en la armonía del placentero canto de los pájaros, del trasiego de los campesinos o de la gratificante Azorinsellopaz bajo el sosiego del campo.

José Martínez Ruiz, Pepe, nació, creció y estudió en el seno de la mencionada familia: una familia de nueve hermanos, de cuales Pepe sería el mayor. En aquél acomodo de relevante posición económico-político-social, al igual que su padre, Pepe, con el sobrenombre o seudónimo de escritura: Azorín, viviría confortabilidad hasta su mismísimo fallecimiento, el día 4 de marzo de 1967. Sin embargo, y volviendo atrás, a partir del año 1900, siglo XIX, le llegaría la formación reconocida de periodista y escritor, con cuyo seudónimo, en las primeras décadas de su existencia conocería el dulzor de las mieles sin la trágica necesidad económico-social que pudiera trabar a cualquier otro autor marginal sometido a escasez económica por dificultad de la época. Sería entonces cuando Pepe comenzara a recoger el producto de sus mieles, con la publicación de una trilogía, a cual seguirían varios títulos, narraciones, ensayos y un sin fin de artículos que lo consagrarían en la generación que él mismo bautizara o ideara con el nombre de la del 98.

En cambio, puedo apreciar que la crítica o la valoración de hoy no es lo favorable que un gran autor requiere… Las novelas de Azorín se pierden en el umbral de lo acontecido o gozan de pobre estilismo en retórica creativa-metafórica y pueden clasificarse de buen contenido y uso didáctico para el estudio de la docencia...

 

Azorinmuseo



Títulos de algunas de sus obras, novelas: Confesiones de un pequeño filósofo (1904), Don Juan (1922), Doña Inés (1925), Félix Vargas (1928.) Obras teatrales: Lo invisible, Old Spain, Brandy y mucho brandy, Angelita, etc... Ensayos, libros de paisajes, recopilación de artículos: Los pueblos (1905), La ruta de don Quijote (1905), Lecturas españolas: (1912); Castilla (1912); Clásicos y modernos (1913); Al margen de los clásicos (1915) Y por último: Memorias inmemoriales. Y aunque a posteriori se mantuviera bastante apartado de la publicación literaria, sí mantendría en buena altura y rango las candidaturas o su posición político-social. Al menos hasta que en la guerra del 36 hubiera de exiliarse a Francia, donde permanecería hasta el fin de la contienda. Con la victoria de los conservadores sublevados volvería al país, a su pueblo, a su patria; y también intentaría rescatar su posición conservadora, tan lejana de conquistar bajo recelo de exaltados falangistas. Recelo que acrecentaría por conocimiento de sus pasadas publicaciones, sobre defensa y añoro de krausistas y anarquistas que pudieran derivar hacia su verdadera posición político-social. Sin embargo, precisamente es la época en que recibe mayores honores literarios: Premio de la Delegación de Prensa (1943), la Gran Cruz de Isabel la Católica (1946) o la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio (1956), entre otros... A pesar de que en sus primeros años de andanzas literarias-liberales José Martínez Ruiz: Pepe o Azorín, sería muy dado a la crítica costumbrista, cercana a la defensa de anarquistas e izquierdistas; CNT, socialistas, crítica-político-social escrita en diferentes medios: Eco de Monóvar, El Imparcial, El Progreso, Revista Nueva, Juventud, Arte Joven, Alma Española, Madrid Cómico, El Globo, El Mercantil Valenciano, La Educación Católica, El Defensor de Yecla, El Pueblo: de Vicente Blasco Ibáñez.

En aquellos avatares Azorín entrega sus aportaciones periodísticas a El Progreso, de Alejandro Lerroux, donde se autodefine como exaltado anarquista, y al País, de donde debería marcharse, expulsado, por publicar una excesiva o incoherente crítica sobre el matrimonio y la propiedad… Sin embargo, a raíz del abandono por expulsión del Diario el País, Pepe se afilia al partido conservador e inicia colaboraciones periodísticas en ABC, donde lejos de sus planteamientos anarquistas se acoge al conservadurismo tradicional y en tal armonía politiquera ingresa en la Real Academia de la Lengua Española, 1924. Aquella nueva era social le llevaría a ocupar varios escaños de Diputado, bajo mandato o cercano a mandato a la Presidencia del Gobierno de Antonio Maura, y también a ser elegido Subsecretario de Instrucción Pública bajo protección del Ministro Juan de La Cierva y Peñafiel…

 

+ Azorín

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • José Martínez Ruiz, Azorín
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar