Anika entre libros

Jorge Herralde: el empeño por la buena literatura

Manel Haro, agosto-septiembre 2006


No me cansaré nunca de quejarme por la alarmante situación de la literatura actual debido al afán de las editoriales por agrandar sus arcas. Es lógico pensar que una editorial es una empresa y como tal, necesita ganancias para salir adelante. Sin embargo, lo que no resulta tan obvio es que la calidad literaria o, mejor dicho, la calidad de lo que se publica deba estar sometido a esas exigencias comerciales.

Es por esa razón que me lanzo a escribir estas líneas, pero que nadie se lleve a engaños, no pienso patalear de nuevo por lo de siempre, esta vez no. Lo que sí pretendo hacer es aplaudir y rendir un modestísimo homenaje a esas editoriales que todavía creen en la calidad.

Quedan pocas, desde luego, pero quedan. Una de esas editoriales que encabeza la lista de las que van más allá de un montón de ejemplares vendidos es, para mí, la editorial de Jorge Herralde, Anagrama.

Pocas veces cogeremos un tomo de Anagrama (esos grises para la novela hispanoamericana y amarillos para la escrita en otras lenguas) y veremos esos bodrios de novelas que se caen de las manos al leer unas pocas páginas.

Anagrama rastrea el mundo entero en busca de títulos de calidad y los trae a España, así como aquí en España publica lo bueno. Herralde vendría a ser esa imagen de editor de entonces que conoce a fondo las novelas que publica y que cree en ellas.

Aunque esté de más recordarlo, quiero hacerlo: en la lista de escritores de Anagrama está Paul Auster, Claudio Magris, Martin Amis, Ian McEwan, Irvine Welsh, Sergio Pitol, Enrique Vila-Matas, Amélie Nothomb, Juan Villoro, y otros autores fallecidos de la talla de Patricia Highsmith, John Fante, Roberto Bolaño

No quisiera asegurar que todos los títulos de Anagrama sean excelentes, porque si todo es cuestión de gustos… Sin embargo sí que afirmo que recurrir a Anagrama es casi siempre un acierto: por la calidad de sus obras y por el precio de sus libros.

Me refiero con todo este párrafo que hay que confiar más en lo bueno y lo bueno no siempre es lo más conocido. Hay que darle una oportunidad a esos títulos que no conocemos demasiado pero que, tras echar un vistazo en la librería, nos llama la atención. Y si no quieren arriesgarse tanto, ya les he hecho esta recomendación: lean Anagrama, la mejor editorial española.

Y si todavía no se han dado cuenta… esos imperios editoriales con todos sus premios tienden a publicar esos títulos que uno, al leerlos, acaba diciendo: y que se publique esto…


Anagrama -relacionadas

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • Jorge Herralde: el empeño por la buena literatura
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar