Anika entre libros

Premios Planeta 2014 - 7. La fiesta tras la gala, segunda parte

Anika Lillo, octubre 2014 (texto y fotos)

LO QUE NADIE TE CONTARÁ DE LOS PREMIOS PLANETA 2014, página 7.

 

Tras la súper sesión fotográfica me encontré con una pareja que llevaba tiempo queriendo conocer, Francisco Narla y Déborah Albardonedo.

+ Francisco Narla 

Narla -anika -deborahSombra -larga 

 

Me hizo mucha gracia cuando le dije que era altísima y me dijo "¿Alta yo? Espera a ver a Laura Falcó." Y se fue a por ella. A partir de ese momento todo fueron risas. Ahora contaré por qué. Primero unas fotos de ellos:

+ Laura Falcó 

Deborah -laura -narlaSombra -larga

Deborah -laurafalcoSombra -larga

 

Pues nos partíamos de risa porque a su lado yo era algo así como la Pitufina, y ellas parecían Amazonas. Como soy la primera que se ríe de sí misma porque tengo sentido del humor, les dije que yo me ponía en medio y así se veía la diferencia de alturas. Un descojono, sólo tenéis que verlas. ¡Por el tamaño parezco la hija!

 

Deborah -anika -lauraSombra -larga

Hubo un momento en que hasta se agacharon y nos moríamos de risa…

 

Deborah -anika -laura2Sombra -larga

Después decidimos hacernos fotos sentadas para que no se notara tanto la diferencia de altura.

 

Deborah -anika -laura3Sombra -larga

 

Deborah -anika -laura4Sombra -larga

 

Pero también acabamos muertas de risa porque me relajé tanto que en una de las fotos prácticamente me tumbé en el hombro de Déborah y casi parecía que me estaba durmiendo sobre ella, jajaja

 

Deborah -anika -laura5Sombra -larga 

A todo esto mi mochila estaba por ahí con el resto de mis cosas, y también el bolso y el marido de Déborah -porque nos habíamos movido del sitio-. Cuando una se divierte se olvida de esas cosas, pero luego te viene el flash y el marido sigue ahí pero el bolso puede volar. ¡Menos mal que estábamos en ese hotel y no en un barrio!.

En la fiesta vi a mucha gente pero no estuve con ellos, cada uno iba buscando un sitio o un hueco en la barra del bar, o se sentaba con amigos o se levantaba para hablar con otros. Por allí estaban Isabel Gemio, Elpidio Silva y Revilla, Juan Gómez-Jurado y Manel Loureiro, Risto Mejide, Juan Manuel de Prada, Maxim Huerta, Clara Tahoces y compañía, Nerea Riesco y otros tantos, pero también es cierto que no vi a mucha gente porque ni siquiera rodeé la barra para ver a todo el mundo, y confieso que sería una fiesta pero yo estaba bastante cansada. La verdad, aquello estaba lleno y a algunos ni los veía desde mi posición, sin embargo ya no estaba para darme paseíllos. Me hubiera gustado más sentarme en algún grupo y relajarme, pero era tarde y decidí marcharme a dormir (luego aún nos quedamos hablando un rato el trío Lobby en el descanso del segundo piso, pero sí, finalmente me marché a dormir. Creo que ni pude leer de lo cansada que estaba)

 

16 de OCTUBRE. Desayuno, rueda de prensa y vuelta a casa.

Me bajé directa a desayunar a pesar de que ya había empezado la rueda de prensa que se preveía que duraría horas. Yo ya hago unas crónicas monumentales, no creo que haga falta que os cuente lo que cuenta todo el mundo, para eso ni falta que hacía que fuera a los premios bueno, sí, porque si no estoy ni nombro el evento). Busqué, como la mañana anterior, la terraza al aire libre (era pequeñita) y esta vez había sitio, pero mi compañía no era igual de agradable. Simplemente, resumiendo, os mostraré el tuit que puse esa mañana, y el que he puesto hoy mismo recordando aquel momento y lo diferente que fue escuchar a dos autores la mañana anterior en el mismo sitio.

 

TuitsSombra -larga

 

No diré qué no me gusta de ellos, creo que no me gusta lo mismo que a todo el mundo, sólo que depende de dónde estás oyes cosas que te gustan o no. Si los ves en la tele, son guays y caen bien. Son molones, se mojan, dicen que van a ayudar y blablablá. Son populistas y demagogos, pero la gente se los cree. Si les escuchas cuando no piensan que les estás escuchando, quizás no te gusten tanto y pienses "es/son como los demás". Para mí fue un momento, como diría Santiago Vázquez, de fantasmogénesis, sólo que éstos no eran etéreos.

Cuando terminé, entré y me encontré con tres a los que sí daba gusto escuchar y ver: Teresa Viejo, Espido Freire (muchísimo más guapa que la noche anterior, sin pintar y con el pelo suelto [por cierto Espido, mi marido vio la foto de lejos y se creía que era yo, está cegato; y mi hija dice que estás mucho más guapa así, con el pelo suelto y natural; como ves, coincidimos]), y Màxim Huerta. Hablar con ellos después de escuchar a los políticos fue respirar aire fresco. Qué curioso, el aire fresco lo respiré dentro, no en la terraza, donde estaba al aire libre.

 

Teresa -espido -maximSombra -larga

 

Teresa se mostró como siempre, simpática y abierta; Espido me demostró que era tierna y buena gente tanto de noche en la fiesta y el glamour, como de día tras un desayuno entre amigos, y Màxim me cayó muy bien. Creo que no le dije que somos paisanos.

Les dejé para dar testimonio de la rueda de prensa, pero confieso que ya estaba bastante cansada y con ganas de volver a casa (para cuando escribo esta crónica pasan de las diez y media de la noche del viernes y aún estoy trabajando con el tema de los planeta, en este caso con la crónica; vamos, que no me canso porque sí, es que voy acumulando horas y trabajo y acabo muerta. Mañana toca repaso y poner todo lo que tengo en nota y no he añadido, y el lunes toca editar la crónica. Ay, y luego hay gililistos que dicen que esto de ponerse frente al ordenador no es trabajo)

 

Rueda de prensa. (Aprovecho este espacio para contaros lo que oí en la entrega de premios y la rueda de prensa todo juntito)

 

Ultima -rueda -deprensaSombra -larga

 

Ultima -rueda -deprensa3Sombra -larga

 

Como resumen, más oficial e informativo, os dejo unas líneas acerca de los premiados y sus obras:

Ganador: Jorge Zepeda Patterson, por la novela "Milena y el fémur más bello del mundo", que presentó a concurso con el pseudónimo Eduardo Nevado como "Los crímenes del cromosoma XY". Todos con los que hablé coincidían en que el título del XY era más interesante aunque el otro fuera más bonito. Con este premio se embolsará 601.000 euros. Zepeda es mexicano, y al ganar el premio Planeta se convierte, directamente, en el primer mexicano en obtener el galardón. Por supuesto confesó que aquello era todo un honor, sobre todo teniendo en cuenta que aquella era su segunda novela. Por una vez, el premio Planeta no se le ha concedido a un famoso y súper conocido rostro de la literatura española. Antes os comentaba que  cuando íbamos en el autobús empecé a escuchar su nombre, pero es que por lo que he leído por ahí, el diario mexicano El Universal también lo estaba dando como ganador dos horas antes de conocerse el fallo.

En el 2013 publicó con la editorial Planeta el thriller político "Los Corruptores". En esta nueva novela vuelve al thriller y a la criminalidad, pero situándola entre España, México y Croacia. La sinopsis oficial dice que "Un grupo de antiguos compañeros de colegio, que en la actualidad ocupan puestos importantes en diversos ámbitos de la sociedad, salvan la vida de una prostitua croata víctima de una red dedicada a la trata de personas". Zepeda, por su parte, indicó que aunque pareciera género negro, escondía una historia de amor.

 

Ultima -rueda -deprensa2Sombra -larga

Finalista: Pilar Eyre, por la novela "Mi color favorito es verte", que presentó a concurso bajo el pseudónimo Coral Teide titulándola "Se llamaba Sébastien". Pilar Eyre dejó muy claro desde el principio que la historia es real y personal, que le ocurrió a ella. El argumento oficial dice que "A sus cincuenta y nueve años, una famosa novelista, locamente enamorada de un atractivo francés que conoce durante las vacaciones, se ve abocada a una decepción amorosa que ella misma relata con altas dosis de humor". Por esta novela Eyre gana 150.250 euros. A Pilar le sucedió que cuando se enamoró dejó de escribir y su hijo se percató del detalle; le preguntó que por qué no estaba escribiendo y Pilar se lo contó. Entonces él le dijo que tenía una historia, "ahí tienes un libro", y así nació la novela.  

Una anécdota, como estoy tan teniente yo creía que la novela se titulaba "Mi color favorito es verde" y claro… no entendía por qué decían que el título era tan bonito. Con un buen oído lo habría entendido a la primera. "Mi color favorito es verte" es mucho más bonito que, incluso, el título provisional que se le dio al manuscrito.

(En las fotos, Pilar Eyre y Jorge Zepeda, están acompañados de Carlos Crehueras, Director de Relaciones Externas del Grupo Planeta)  

 

Ultima -rueda -deprensa4Sombra -larga

 

Después de esto sólo nos quedaba recoger. Salir del hotel, hacer tiempo, recoger la maleta… En el pasillo, antes de entrar a la habitación, me volví a encontrar con la misma mujer de la limpieza con la que solía tropezar a menudo en el mismo piso. Me preguntó "¿cómo ha ido?" y luego evocó con nostalgia los tiempos en los que la cena de gala se celebraba en el mismo hotel y los buenos recuerdos que se llevó ella. Nombró con especial cariño a Antonio Gala.

No te creas que esto ha acabado, en la última página os cuento algunas cosas más y también os dejo algunos comentarios así como sorpresas que me llevé. 


Accede a los enlaces del menú de la derecha para ir a la siguiente página

Estás en la página 7.

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar