Anika entre libros

Premios Planeta 2014 - 3. Desayuno, Manel y primera fotos del glamour

Anika Lillo, octubre 2014 (texto y fotos)

LO QUE NADIE TE CONTARÁ DE LOS PREMIOS PLANETA 2014, página 3

 

MIÉRCOLES 15 de octubre.

 

Aquella mañana teníamos la opción de ir de excursión a la Sagrada Familia -con la particularidad de que veríamos zonas que normalmente no ve el público-, de quedarnos durmiendo, de quedar con otras personas o irnos a visitar la parte de Barcelona que prefiriésemos... En fin, éramos libres de elegir qué hacer. Yo opté por dormir porque me conozco, y teniendo en cuenta que me alimento como un pajarito, mejor estar descansada. Así pues, por la mañana me bajé a desayunar y elegí la terraza porque soy fumadora y tras el café con leche y la tostada a un fumador no le apetece mirar el cielo, si no echar unas caladas. Abrí el libro que me había llevado y empecé a leer.

 

Mientras estaba allí apareció Fernando Delgado y nos saludamos. Cortésmente. No nos habían presentado aunque yo sabía quién era. Y de pronto me hizo un comentario respecto a mi trabajo y charlamos un poco. Hablamos del placer del desayuno y del uso de gafas por el ordenador entre otras cosas, o sea esas cosas normales que hablas con la gente normal. Lo que, al menos en mi caso, me hace sentir bien, relajada.

 

Luego llegó mi querido Antonio Gómez Rufo, y al rato ya estábamos los tres sentados, juntos, yo disfrutando especialmente de su charla e interviniendo lo justito. Lo interesante era escucharles a ellos. Además, entre otras cosas hablaron de literatura y de poesía y de eso ellos saben más que yo.

 

Fernando -y -antonioSombra -larga   

Ese humillo que se ve a través de mi melena no es el espíritu de la noche anterior, es el humo del cigarro de Antonio.

 

Fernando -anika -antonioSombra -larga


 

Ese era el día en que empezarían a llegar autores a Barcelona para asistir a la gala, pero o trabajas en el hotel o no los ves a todos. Yo vi llegar a Juan Gómez-Jurado, con la melena despeinada y cargado con dos enormes empanadas gallegas que se llevaba para la radio (Juan está ahora junto a Raquel Martos, en el programa de Julio Otero)

 

Había quedado al mediodía para comer con Manel Haro, amigo mío al que quiero muchísimo, que comenzó a colaborar conmigo en Anika Entre Libros cuando apenas tenía 16 años. Hoy tiene dos carreras, una de ellas periodismo. Me llevó a un sitio cercano y pasamos un rato estupendo. Lo único malo es que me preguntaba, yo hablaba, y apenas probaba bocado, claro… También fue mala pata porque cuando elegí parrillada de carne vi que había varias posibilidades y pedí expresamente pollo, pero la parrillada llevaba todo tipo de carnes :P Apenas pude comerme el muslo (los otros tipos de carnes no me gustaban). Suerte que de primero pedí ensalada y esa me la comí tan a gusto.

 

Antes de despedirnos le pedimos a un viandante que nos hiciera alguna foto con mi cámara y fue muy amable. Nos hizo un par de fotos.

 

Manel -anika

Sombra -larga

Manel -anika2

Sombra -larga

 

Después de esto empezaba a llegar el momento clave: unas horas más y sería la gala de los premios Planeta 2014. Tocaba arreglarse, y en mi caso seguir haciendo pruebas de cámara con espejos para comprobar los reflejos. Y dónde mejor que en el baño, con espejos y luz mortecina…

 

 

Pruebas -camara2Pruebas -camara3

Sombra -larga

¡Y LLEGÓ LA HORA! En la puerta del hotel nos fuimos uniendo en grupos de conocidos y ya allí divisé a alguien pero no me podía creer que estuviera allí: Sol Blanco-Soler. Me convenció el hecho de que la vi con alguien que me sonaba horrores su cara pero me costaba recordar quién era, hasta que la visualicé con el pelo más largo (lo llevaba a lo chico) y vi que era Paloma Navarrete. Ole, ole y ole. Las dos mujeres a las que pedí a Clara Tahoces que me presentara ¡estaban allí! Y me las presentaría, pero más tarde.

 

Subimos al bus y nos llevaron al Palacio de Congresos de Cataluña en la avda. Diagonal. Bueno, yo nunca había visto ese lugar pero era obvio que estaba preparado para el evento. Una pared-pasillo hacía de photocall, y enfrente una hilera de gente con cámaras de fotos y de televisión. Cuando llegué me encontré con un nostálgico Gómez Rufo que echaba de menos autores de su quinta, amigos de siempre con los que habría compartido momentos similares en otros años. Nos separamos cuando tuve que ir a acreditarme como prensa.

 

 

Gomezrufo -anika

Sombra -larga

Gomezrufo -anika2

Sombra -larga

 

Y sé que le mejoró la noche conforme avanzaba (me alegré mucho por él) por este tuit que leí después.

 

 Tuit -gomezrufo

Sombra -larga

 

 

 

PHOTOCALL de FAMOSOS

Él, Gómez Rufo, fue el primero que vi pasar por el photocall y después de tantas pruebas va y me sale borrosa su fotografía.

 

 Gomez -rufoSombra -larga

 

Sea como sea sospeché que podía volver a pasarme y tomé una decisión: a partir de ese momento, si me interesaba o conocía a alguien, le haría parar frente a mí para que posara para mi cámara. Y fue divertido porque… mirad, yo políticos apenas conocía a los más famosos, esos que salen continuamente en los informativos, o a los que cuando tuve al fin edad de votar "ellos ya estaban ahí". Y autores tampoco los conozco a todos de cara. Luego me llevé alguna sorpresa al descubrir que había fotografiado a alguien que querría haber conocido pero que no sabía que era él o ella en ese momento. Mala suerte.

El photocall era toda una pared, un pasillo largo. Las celebridades llegaban por la calle, pisaban el pasillo y comenzaba su exposición, entraban, posaban ante montones de flashes, caminaban un poco más, volvían a posar, y ya se iban directos a entrar al Palau PEROOOOOOOOOOOO allí estaba yo, antes de que entraran, diciéndoles "¿Puedes parar un momento para una foto?" y todas aquellas que véis que están cercanas (y casi siempre mirando a cámara), son las me hicieron el favor de parar (¿la verdad? Pararon todos a los que les pedí que pararan. Los que pillé caminando o no me interesaban o me daba igual pillarles andando).

Anécdota: A pesar de que no conocía a todos y ni mucho menos a políticos,  de los que estábamos al final del photocall parecía que yo era la que SÍ conocía a los autores, y muchos me conocían a mí (no todos me veían, tenían unos flashes tremendos frente a sí). Era divertido ver que el cámara de tv me chivaba quiénes eran los políticos y yo les chivaba a él y al resto del trío Lobby quiénes eran los autores, porque estos sí que estaban pez, que me perdonen. Eso sí, Joaquín se lo pasó de miedo conociendo a escritores porque fue mi compañero el resto de la noche.

Seguimos en orden de entrada:

 

Juan José Millás con su mujer. Ya lo había visto en el hotel. De hecho fue a uno de los pocos que vi allí. Tiraba yo la colilla y entraba al hotel al mismo tiempo que la pareja, y aproveché para saludarle. Con Millás me pasa siempre igual, estoy convencida de que no me recuerda y tengo que darle algunos datos para que caiga en la cuenta. Luego reconoce que ya sabe quién soy pero yo no lo juraría, igual es más despistado que yo.

 

 Juanjosemillas

Sombra -larga

 

Lorenzo Fernández Bueno y su mujer, Nuria. Me dio rabia no saber en ese momento quién era. Me sonaba muchísimo su cara. Cierto que nunca lo había conocido en persona pero me había leído un libro suyo ¡¡y me sonaba su caraaaaa!! Lo volví a ver después pero como no he sabido a ciencia cierta quién era hasta hacer esta crónica me perdí la oportunidad de charlar con él. No sólo le he leído -y tengo su nuevo libro también para leer- si no que suelo escucharle en la radio a menudo, en La Rosa de los Vientos.

 

 Lorenzofernandezbueno

Sombra -larga 

Dolores Redondo y su marido. La verdad sea dicha, con todo lo popular que se ha hecho Dolores parecía cohibida cuando la vi. De hecho la volví a ver después, fui emocionada a saludarla y apenas dije dos palabras y me abandonó para hacerse un selfie con la presentadora de la gala (sniff). Por eso no hay foto conmigo (yo iba a que nos fotografiásemos juntas, después de tantos años de relación por la web y facebook me parecía un bonito encuentro). Que sepas, Dolores, que escuché a gente allí mismo hablar de lo bien que se vendían tus libros. Enhorabuena.

 

Dolores -redondo

Sombra -larga

 Dolores -redondo1

Sombra -larga

 

Sol Blanco-Soler, Paloma Navarrete y Clara Tahoces. He aquí el trío de personas que nombraba bastante antes, cuando decía que Clara me prometió presentarme a Sol y a Paloma cuando fuera algún día a Madrid. En Barcelona tuvo que ser, y lo más gracioso es que la sorpresa me la llevé yo pero también Clara, que no sabía que ellas venían. Ambas han publicado recientemente libros con el grupo Planeta. De hecho ya habéis visto que yo me había traído un libro de Sol-Blanco Soler y lo tenía en la habitación del hotel.

 Sol -paloma -clara

Sombra -larga 

Clara Sánchez y su marido, al que me presentó en el hotel pero cuyo nombre no recuerdo (no me lo tengáis en cuenta. Veo a alguien que quiero ver, me emociono y me pierdo la mitad de la información porque estoy como extasiada) Además nos cruzamos justo cuando se marchaban y yo subía a mi habitación, así que fue un saludo bastante rápido.

+ Clara Sánchez 

 Clara -sanchez

Sombra -larga 

Manel Fuentes y Karlos Arguiñano. Este par hizo poses nada más pisar el pasillo del photocall. Era como ver a dos niños juntos jugando. Debieron pasárselo muy bien dentro. Yo agradezco que Arguiñano no presentara la gala porque si hace un chiste de los suyos, me suicido.

 Manel -arguiñano

Sombra -larga 

Juan Manuel de Prada y Begoña Aranguren. Hacía apenas unas semanas que nos habíamos conocido Juan Manuel y yo. Le videoentrevisté por su novela "Morir bajo tu cielo" en Valencia, y aunque en el photocall no nos vimos (yo estaba detrás de la cámara y él delante de los focos y los flashes) al bajar del autobús de vuelta al hotel sí me reconoció y nos saludamos. La verdad es que cuando le conocí estaba resfriado y tenía mala cara a pesar de que lo disimuló muy bien ante la grabación de vídeo, pero aquella noche estaba estupendo, amable, simpático, con el rostro relajado, elegante y seguía siendo muy, muy alto.

 

Juanmanueldeprada

Sombra -larga

 

Risto Mejide. Lo de este chico es gracioso. Sí, sé quién es.

 

Risto -mejide

Sombra -larga

No he leído sus libros y una vez vi su programa (Viajando con Chester ¿no?), pero yo suelo alejarme de quienes llevan su papel al extremo porque parece que dejan de ser ellos para ser actores, y recuerdo que él iba a un programa -creo que de cantantes- y conseguía que algunos lloraran con sus comentarios. Puede que luego sea un caballero y una gran persona pero aquello hizo que nunca me hiciera seguidora suya. Una vez lo vi en los premios Planeta decidí seguirle en twitter para recordar si tenía que etiquetarle y decirle "¡Eh, Risto, igual pasas de esto pero sales en la crónica!", y me encuentro con este mensaje tan de su estilo:

 

Risto -mensaje

Sombra -larga

 

¡Qué mal me siento, Risto! Si sé que llevas tanto tiempo esperándome, le doy a "seguir" antes de que tuvieras cuenta en twitter. (Guiño)

Lo cierto es que la sonrisa que nos regala en esta foto me encanta. 

 

Carmen Posadas y Marta Robles. Antes comentaba que Carmen siempre salía bien y que encima yo era una gran fotógrafa ¿verdad? Pues las dos que le hice frente a mí en el photocall salieron mal: en una aparece con los ojos semicerrados, y en la otra con la boca semiabierta en un gesto raro, por eso prefiero dejar esta foto conjunta.

 

 Carmen -marta -robles

Sombra -larga 

Marta Robles. A veces soy muy mala para los nombres. Veo la cara y digo ¡me suena muchísimo! Pero también es cierto que apenas veo la tele y que de hecho estuve tres años sin verla ni siquiera online, y que si la encendía cuando no había niños en casa era para poner documentales, así que no sabía que era Marta Robles. Sólo que la conocía de algo. Sí, también ha escrito libros, pero yo no los he leído (no he leído todos los libros que salen al mercado)

 

 Marta -robles

Sombra -larga 

Bueno, pues con Marta me pasó algo genial. Nos presentó Nativel Preciado, y Marta me dijo que sí sabía quién era yo, y yo le dije "yo sé quién eres tú, pero ¿tú sabes quién soy yo?", "¡Sí, Anika!", y ya estaba yo como en mis inicios cuando daba botes de alegría al ser reconocida por alguien que no espero que me conozca de nada. Pues fue un momento happy para mí, para qué os lo voy a negar :)

 


Accede a los enlaces del menú de la derecha para ir a la siguiente página

Estás en la página 3.

 

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar