Anika entre libros

Fanzine Mapache, la editorial que te quiere (mucho)

Patricia Rubiera, octubre 2011

 

 

Fanzine Mapache, la editorial que te quiere (mucho) 


MapacheHace ya muchos años el grupo Seguridad Social nos instaba a iniciar una revolución pasando a la acción; Mapache se lo tomó al pie de la letra porque, como mucha gente hablaba de cambiar las cosas, de hacerlas, pero se quedaban apoltronados en el sofá, decidió que era el momento de ponerse las pilas. Así que, mientras muchos se devanaban los sesos intentando crear el elemento clave de la literatura postmodernista 2.0, Mapache se puso patas a la obra y escribió el primer número de su fanzine, el resto es historia.

Algo cambió en el cerebro de este simpaticote animal en Marzo de 2011, que tras años de mala vida y vagabundear por las calles, le pidió a sus padres que le dieran algo para entretenerse; la excusa perfecta fue el Tsunami Japonés, los papás de Mapache le regalaron Mapache Press y él, muy corto, muy perezoso, pero muy avispado, planta la semilla de su primer gran éxito "Guía para sobrevivir a la radiación nuclear", no podía dejar de ser un éxito porque Julio Iglesias convertido en collage era el protagonista absoluto de su portada. Tras esto hordas de fans le asediaban y él, como quiere mucho a todo el mundo, se lanzó a la publicación periódica de esta locura, y vio Mapache que era bueno, amén.

Mapache es ante todo un fanzine descarado, fresco, punkarra a más no poder gracias a haber pasado su infancia bajo las directrices del "Xabarín Club", gamberro como pocos, inteligente como muchos, y original como nadie, una publicación que hace de la (sub)cultura un arte, digno heredero de "El Libro Gordo de Petete" porque también enseña y entretiene, una locura absolutamente cuerda que abandera la absurdidad con orgullo y satisfacción -no se sabe si el monarca lee Mapache, pero se sospecha que sí-, una publicación muy de provincias, como él mismo afirma, porque en las capitales tienen de todo y no es justo. Pero, no se vayan todavía, aún hay más, Mapache es el único capaz de regalarte un "Manual para escuchar a Nacho Vegas y no morir en el intento" -Mapache 004- y ser lo bastante hombre -bueno, mejor dicho, animal- como para enviarle al susodicho un ejemplar a su casa -Nacho, si lees esto Mapache me ha dicho que está muy triste porque aún espera tu respuesta, con que le dediques una canción le haces el animalillo más feliz del bosque, ¿Qué te cuesta hombre?-. En fin, Mapache es Mapache hasta el infinito y más allá.

 

Mapache1

 

Como no podía ser de otra manera, tiene su propio "Club de los Mapaches muertos" -pero aquí no se suben a las mesas porque es de muy mala educación-, se reúnen en los bares para hacer fiestas temáticas bajo el nombre de sus bebidas favoritas; en ellas el alcohol y la literatura crean una combinación explosiva, mientras Richard Hell se desgañita en el amplificador y Kathy Acker te da una clase magistral de Mapache2literatura. Todos estamos invitados a estas reuniones, sólo hace falta ser auténtico, da igual que seas punk o choni, metalero o bakala, todos llevamos un pequeño mapache dentro intentando aflorar -para ser sinceros, no todo el mundo tiene cabida en una fiesta mapachera, por razones obvias Davy Crockett es persona non grata-. Mapache es como tú y como yo: ríe, llora, duerme, bebe y lee, sobre todo estas dos últimas, sólo que él hace lo posible por compartirlo con toda la gente que quiera unirse. Al ser como cualquiera de nosotros, también tiene sus defectos y el suyo es ver totalmente inútil la poesía como demuestra en Mapache 006, "Poetry Sucks", donde, con un par... de garras, lo argumenta con motivos de peso: publicando extractos de los mejores poetas del mundo, y es que, amigos míos, Mapache es justo -y necesario- amén (otra vez).

No puedo dejar de mencionar la modestia de este personaje, sólo anhela dos pequeñas cosas en su vida: absorber a la Editorial Planeta -el planeta pudo con los dinosaurios, pero Mapache podrá con el planeta, a Dios pone por testigo- y salvar al mundo. ¿Cómo? ¿Os acordáis de aquel slogan que decía: Si no quieres ser como estos, lee?, pues está todo dicho, y si no te acuerdas, a lo mejor deberías ver menos la tele. Por cierto, Mapache cree que el que algo quiere algo le cuesta, así que es una edición bilingüe en Inglés y Castellano pero no traduce -ni inglés, ni castellano, ni nada o ¿Habéis visto a algún mapache de traductor en las Naciones Unidas?-, el mapachero de pro sabrá buscarse el pescado por su cuenta.

Por lo tanto si crees que tu vida no tiene sentido, si estás harto de ser como el común de los mortales, si eres de los que se queja de "Sálvame" -pero no se lo pierde ni una tarde-, si buscas algo transgresor, nuevo, diferente, osado, arriesgado y alentador...no sé qué haces leyendo esto en lugar de lanzarte a la búsqueda de cualquiera de sus publicaciones. No te arrepentirás, palabra de Mapache.

 

Mapache3

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • Fanzine Mapache, la editorial que te quiere (mucho)
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar