Anika entre libros

El crimen de Kafka

César Hurtado, enero 2007


Guillermo Sánchez Trujillo, El crimen de Kafka -Caso cerrado-
Medellín La Carreta Editores, 2006, 240 p.

KafkaLa obra de Kafka constituye un fenómeno único en la historia de la literatura. De pocos escritores se sabe tanto; numerosos simposios de germanistas, judaístas, o de filósofos la han estudiado hasta en los más recónditos detalles tanto como su vida; el saber acumulado es inmenso, difícil de abarcar aun para el especialista. No obstante su obra siguió siendo un enigma.

El caso más dramático en este caos es el de "El proceso", la novela más conocida de Kafka y probablemente la más importante de la literatura alemana, la cual, desde que apareció publicada en 1925, un año después de la muerte de Kafka, se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para críticos y editores, hasta el punto que ha sido llamada "monstruo", ya que en ella nada es normal, nada es sencillo.

Lo estudios que durante décadas se le han dedicado a El proceso desde distintas perspectivas -filosóficas, psicoanalíticas, literarias, políticas, entre otras-, bien sea al origen, al manuscrito, a la forma, al contenido o a la interpretación, han fracasado; el hallazgo de dichos estudios siempre ha sido el mismo: "Tinieblas, allá donde se mire".

Esto hizo sospechar a los exégetas que "El proceso" encerraba un enigma oculto que podía y debía ser descifrado con ayuda de un código especial, una clave. Pero como la clave no se encontró, a pesar de los ingentes esfuerzos hechos en ese sentido, la hipótesis de la clave se desechó, y el supuesto enigma quedó sin resolver.

En "El crimen de Kafka" nos enteramos que este caos tiene su origen en la forma como Kafka concibió la novela, ya que El proceso es un palimpsesto, y para poder traducir los símbolos de Kafka a un lenguaje claro, a una interpretación con sentido comprensible a todos, es necesario revelar el texto oculto que nutre y da sentido a sus historias.

La primera gran sorpresa que se lleva el lector de "El crimen de Kafka" es que "El proceso" es, de principio a fin, una reescritura de "Crimen y castigo" de Dostoievski. A partir de este hecho básico podemos reconstruir el texto kafkiano, y resolver muchos de los problemas planteados por la obra, que desafiaron durante décadas la imaginación de críticos y exégetas.

Como la estructura de "El proceso" está en íntima conexión con la estructura de "Crimen y castigo", podemos resolver el problema, considerado insoluble, del ordenamiento de los capítulos de la novela. El análisis también permite ver en detalle cómo está construida la obra, por dónde empezó Kafka su escritura, cuál era su técnica, cuáles las herramientas de su taller, detalles todos hasta el presente inéditos y que apasionan a los especialistas, pero también de gran interés para Elcrimendekafkaquienes se interesan en la escritura y en la literatura.

La novela encierra un enigma, una historia secreta, que a través de "Crimen y castigo" -la clave- podemos conocer. Se trata de una historia de humor negro en la que Kafka se burla cruelmente de sus relaciones con Felice, concretamente de su fallido compromiso matrimonial, historia que permite adentrarnos en el lado oculto de Kafka, donde se encuentran los resortes íntimos de su creación literaria.

"El crimen de Kafka" es un acontecimiento académico internacional de primera línea, pero el autor ha preferido orientar su obra más al público en general que a los especialistas, por lo menos si se tiene en cuenta el uso de un lenguaje accesible a todos para dar cuenta de esta polémica e interesante historia que hasta el presente había permanecido circunscrita a la esfera académica.


+ Franz Kafka

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • El crimen de Kafka
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar