Anika entre libros

Demasiados fallos para ser tan caros

Jaume Cordelier, enero 2007


Tengo la impresión de que este pequeño comentario no corresponde posiblemente a esta sección, pero hasta que Anika abra una ventanilla de quejas y reclamaciones o un "defensor del lector", no se me ocurre otra posibilidad de que llegue mi protesta a los amigos de esta web.

Últimamente he observado que una buena parte de los libros que leo tienen importantes fallos de edición. Hay errores abundantes y algunos de ellos garrafales, impropios de las editoriales que los publican.

Uno de los casos que más me ha llamado la atención es de la biografía que sobre Antonio Machado ha escrito Ian Gibson, que es un hispanista indiscutible y que, como cualquier otra persona, puede cometer algún error, sin que por ello su Machadogibsonprestigio se vea en absoluto menoscabado.

La equivocación a que me refiero, que se reproduce cada vez que se cita una de las calles de Madrid en la que vivió la familia Machado, es confundir la Corredera Baja de san Pedro con la Corredera Baja de san Pablo. Repito que el hispanista puede confundirse perfectamente, pero precisamente para evitar que eso trascienda, están las pruebas, las galeradas y los editores, que sí deben estar atentos a estas posibles confusiones.

Por supuesto me quejé a la editorial sin que me dieran más explicación ¡ah, se habrán confundido los editores!. Es evidente que así ha sido, al tiempo que pensé que podría haber más de estos fallos.

Lo malo es que he observado que hay otros errores posiblemente menos disculpables. Utilización errónea de frases como la famosa "hasta que no ocurra la cosa, o venga tal persona", por ejemplo, cuando se quiere decir exactamente lo contrario: "No estarás mejor hasta que no te tomes la medicina". ¡Pues vaya solución si no la tomo y estoy mejor!. En fin un desastre de edición y una falta de cuidado asombroso.

Y sería intolerable esto en todo tipo de libro, pero si encima te ha costado un ojo de la cara, la cosa tiene aún menos pase. A veces me dan ganas de encaminarme a la librería y devolver lo que he comprado, acompañado de una severa nota de protesta.

No digamos nada de las traducciones. Yo no domino todos los idiomas pero es que hay cosas que se notan a simple vista. Son deficientes, usan giros extraños a la lengua castellana y palabras importadas de otros idiomas sin recato alguno.

En resumen que, poco a poco, vamos consiguiendo entre unos y otros que nuestro idioma cada vez se utilice de peor manera y sin que parezca que a nadie le importe un comino.

Algunos se indignan de que se quiera normalizar el uso de catalán, del euskara, del valenciano o el gallego. Pero no paran de emplear toda clase de anglicismos en cuanto abran la boca. ¡Cuánta estupidez!

+ Antonio Machado

+ Ian Gibson

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • Demasiados fallos para ser tan caros
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar