Anika entre libros

De Blogs, Weblogs y viejas Bitácoras

Anika Lillo, septiembre 2007


Hace años que se ha puesto de moda, primero con el nombre de Bitácoras y más tarde Weblogs y Blogs, una especie de agenda donde quien quiere entra y lee. Pero tener un blog no significa que te lean, y tampoco que si tienes lectores no te abandonen un día por su propio blog o, simplemente, no te visiten más, pues a muchos, si no a la gran mayoría, se llega por casualidad, se lee por encima, y luego se despide uno hasta nunca. Eso pasa en todas partes, es cierto, pero por experiencia navegatoria propia (pues no tengo blog ni tiempo para crearlo y mantenerlo) he visto cientos de blogs sin comentarios a sus entradas (o noticias) y otros que pretenden convertir su blog en revistas culturales y terminan, qué remedio, filtrando los comentarios recibidos para no llenar de insultos o quejas sus blogs. 

Los empresarios ¿más listos? se han dado cuenta y empiezan a crear redes de blogs, comunidades y anillos, y sin darse cuenta aquellos que ofrecen blogs a sus lectores acaban teniendo miles de blogs a su cuesta que no les producen nada y, en cambio, se van quedando sin lectores de sus verdaderos negocios -ejemplo, esas grandes librerías comerciales que te ofrecen un blog y luego no tienen comentarios en sus libros en las páginas donde venden libros y esperan un comentario de sus usuarios- (algo parecido está ocurriendo con los foros que ofrecen otros gratis y terminan gastándose una fortuna en ampliar su tecnología porque ya no pueden con tanto foro inútil, vacío y sin movimiento alguno).

Personalmente encuentro interesantes algunos blogs, pero sólo aquellos -lo reconozco- que me proporcionan la información que busco, generalmente sobre autores y libros (que es lo mío) pero si he de ser sincera, prefiero mil veces el blog del propio autor que el de otro que habla de ese autor, porque de lo contrario ocurre como en la Wikipedia, que cualquiera dice lo que piensa, deja de ser objetivo, y la información no es seria ni válida. Para eso, mejor ciertos enlaces externos hacia sitios donde la información es más rigurosa (por suerte, hay quien lo hace, y a estos hay que agradecérselo).

Desde luego hay algunos que se salvan, que son amantes de la literatura y se nota, y no me resulta un problema visitarlos alguna que otra vez -aunque yo no soy de las que van muchas veces al mismo sitio dado que, como decía antes, no tengo tiempo para ello-. Son entendidos en algunos autores, o en algún tipo de literatura, o conocen el mundo de la filosofía, o la Historia, o son grandes lectores que sólo tienen el blog para aportar su granito de arena, o crean blogs especializados para ayudar a la elección de lecturas LIJ, una especie de blogs monográficos interesantes… Esos me aportan algo cuando les leo y les reconozco el mérito.

Se podría decir que estoy a favor de este tipo de blogs, así como los de los propios autores que te dan una idea de quiénes son (y lo mismo que en Literatura, diría de Cine y cualquier otro tipo de Arte y Cultura), pero tengo la impresión -seguro que no compartida por el 99 % de los lectores de este artículo porque poseerán su propio blog- de que el resto de weblogs, blogs o bitácoras no sirven para mucho en el mundo cultural. Quizás para conocerse entre ellos -se leen unos a otros, se dejan mensajes unos a otros, se enlazan ellos mismos…- pero nada más, en todo caso el mundo de los blogs está acabando, en general, con la participación activa de los lectores en aquello que antes tanto amaban: compartir sus opiniones en revistas especializadas.

Y ya que han inventado los blogs, ahora toca la moda del fotolog, y ¿luego qué? Yo, con mis ideas claras, seguiré haciendo lo mismo: comprarme revistas especializadas, visitar las webs y blogs que me parecen interesantes en cuanto a contenidos, colaborar con las que crea que aportan algo o pueda aportarlo yo, y seguir manteniéndome en mis trece de demostrar al mundo que no somos analfabetos, que leemos, que estamos aquí y tenemos nombres y apellidos y una gran pasión por los libros.


¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • De Blogs, Weblogs y viejas Bitácoras
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar