Anika entre libros

Crónica Anecdótica Fotográfica de los Premios de Novela Ciudad de Torrevieja, edición 2010

Anika Lillo, octubre 2010

TORREVIEJA 2010.

Esta es la Torrevieja Fashion del "te conozco por tu nombre" *

* frase habitual aquella noche cada vez que me presentaban a alguien nuevo y que, casualmente, era recíproca :)

página 1 - La Torrevieja más fashion / El cóctel

página 2 - Cena y premio

página 3 - ¿Hay vino o no hay vino? / La cara B de Heidi

página 4 - La noche más... gaseosa / Desayuno con periódicos

página 5 - Cómo divertirse en un tren en marcha

página 6 - Las últimas anécdotas y la guinda del pastel

 

Página 1

Crónica fotográfico-anecdótica del IX Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 


Una crónica normal empieza justo con el comienzo del evento, pero una crónica mía empieza siempre con la primera anécdota, y la primera no ocurrió en Torrevieja, si no en Valencia. Como estoy taaaan blanca decidí ponerme una de esas maravillosas y fantásticas cremas hidratantes con color que te da el aspecto de estar morenita. Y todo iba bien, hasta que subí al coche. De pronto el espejo me devolvió la imagen: un cutis sensacional, sí, excepto... ¡el cuello! Una crema mal repartida es lo mismo que cierta sensación de gitanez callejero, ouch! ¡Parecía que iba cochina y venía duchada! Lo solucioné, claro, con totallitas húmedas y refrescantes, y a partir de aquel momento fui chocolate con leche: cara morena y cuello estilo Transilvania (blanco vampírico)

En Valencia nos reunimos los de siempre y más -por suerte-. Ya conocéis de otras crónicas a Toni Martínez (revista El Metropolità), Fausto Tortosa (union-web), Virginia Vivó y Mariola (Agencia mon comunicació), Ignasi Muñoz (Cataluña Ràdio), y José Soler (Agència Catalana de Notícies). Representando medios de Valencia hubo más, como Bertolín (Cartelera Turia), Manel Gimeno (rtvv) y Pepa Cortell o Teresa (Canal 9) entre otros, pero no en este almuerzo aunque sí en la cena, donde a excepción de la última que estaba en otra mesa nos juntamos todos ya que somos un grupo muy bien avenido y eso mola. Ya nos conocéis, somos los Chés.

Anika, Virginia, Ignasi, Mariola y Toni (detrás, al fondo y de pie, Jose Soler, que no sé por qué se quedó ahí. Creo que le daban miedo los calamares porque tenían una cosa morada, que dicen que es normal pero yo no me lo creo aún... A mí, desde luego, eso no me convenció)

 

1

Toni, Fausto, Anika y Vir

2

Mariola, Toni, Fausto, Anika y Vir

3

Y de aquí al tren... directos a Torrevieja! (pasando por el bar del tren primero, naturalmente).

Subimos al tren equivocado -¡esta vez no fue despiste mío!- pero nos dimos cuenta a tiempo y cambiamos de tren, y cómo no, en menos de quince minutos se escuchó el famoso "¿Nos vamos al bar?", y para allá fuimos todos a pasar el viaje entre charlas, muchas risas y algo de beber y comer. El tren llegó con retraso y el viaje se hizo un poco largo, así que cuando llegamos a Torrevieja no tuvimos ni tiempo de tomarnos algo (¿que siempre nos estamos tomando algo? Jejeje ¡pues claro!) En la puerta me encontré con un trío maravillas: José Antonio Castro Cebrián, autor de "La última confesión" que de nuevo este año aprovechó para acercarse, Xavier Borrell (autor de "Amores inciertos" y representante en Torrevieja del programa de radio Llegir en cas d´incendi) y la fantástica y "risueñadora" Ana Cabrera Vivanco, autora de "Las horas del alma" que ahora mismo está cien por cien con nuevos trabajos literarios.

Ana Cabrera Vivanco, José Antonio Castro Cebrián y Xavier Borrell (foto de Manel Haro)

4

No hubo tiempo más que para arreglarse... y aquí empieza mi pequeña odisea personal... Estoy acostumbrada a ir normalita para pasar desapercibida porque bastante llamo la atención con mis gritos de alegría, pero este año... este año iba ¡fashion! (y aún me da vergüenza reconocerlo) ¿Os imagináis el cambio? De colores pálidos a rojo, negro y blanco con muchos circulines que -me aseguran- eran fashion total (para Ana Cabrera Vivanco y para mí, mejor definirme como hippy, que nos gusta más); de cara lavada y recién peiná a morritos rojos y tez morena; y, finalmente, de tacones oscuros y disimulados a una botas blancas de charol a juego con una estupenda cazadora blanca. Si hubiera venido ET nadie se habría dado cuenta, o al menos ¡así me sentía yo con tanto colorín! Esto que os parecerá una tontería hizo que estuviera más cortada que nunca, en serio... estaba tan pendiente de mi a-normalidad que no se me ocurría qué decirle a nadie, ainssss.

Antes de salir del hotel vi a varias personas a las que me acerqué a saludar, entre ellas a José Carlos Somoza y a su mujer, que iban acompañados de otra pareja (literaria, que no íntima). Somoza, ganador hace tres años del premio con "La llave del abismo", me presentó a Gustavo Martín Garzo y a su editora, Gloria Gutiérrez, de la agencia Carmen Balcells, y ese fue uno de los momentos más bonitos de la noche porque para hacer las presentaciones habló de mí y de mi web como "la mejor web de libros que hay en internet". José Carlos siempre me presenta así y yo no puedo evitar sentirme feliz. Cómo no, a Gustavo Martín Garzo lo conocía por su maravilloso cuento "Los niños del aire", y aunque no se lo dije, enseguida se me hizo una imagen mental del tipo de escritor que acababan de presentarme: calidad y belleza. Como muestra podéis leer la reseña del cuento, que no es precisamente actual ni está escrita después de que haya ganado el premio para hacerle la pelota, si no que ya me enamoró en su día. Ni que decir tiene que estamos hablando del flamante ganador del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja en la edición del 2010.


Allí vi también, por segunda vez en toda mi vida después de años trabajando juntas, a Pilar Alonso, que muchos conocerán porque es la amiga y colaboradora que me lleva el departamento de prensa. ¡Pedazo sirena! Yo ya sabía su gusto por el estilo Rita Hayworth pero ni me la imaginaba vestida tan de lujo como en los premios de Torrevieja. De muestra, aquí una foto cóctel de Hayworth-Yeyé


Pilar Alonso y Anika Lillo

Pilar -anika

El autobús llegó para llevarnos al restaurante pero como mis amiguitos de Valencia son unos valientes, unos locos, unos (....¡os mato!) me sugirieron que hiciéramos "turismo" y fuésemos andando. Andando... Yo, a subir un porrón de escalones, no le llamo andar ni caminar, le llamo ¡quedarse sin aliento! Para llegar al restaurante hay que subir una calle empinada con -exactamente- noventa escalones (juro que no los conté yo, lo hizo Pepa). ¿Sabéis esos ancianitos que van con el taca-taca para descansar y respirar? ¡Así me sentí yo!

- Seguid, seguid, que yo ya llegaré. -Dije. Y así fue. ¡Desaparecieron de mi vista y me acordé de todos sus familiares! Tuve que parar tres veces para tomar aire. ¿Pero qué comen esos chicos? Claro, con eso de que algunos están acostumbrados a hacer el camino de Santiago... ¡Pero yo me paso la vida frente al ordenador! Así llegué... tirando el hígado por la boca, normalizando las pulsaciones con un mental "tranqui, relájate, el corazón que vaya más lento, leñe".

El cóctel es el previo, el momento ideal para saludar a los conocidos -o conocer gente nueva-, y desde luego que conocí gente nueva... hasta un tal agente del FBI. Animada ya con dos canapés muy raros en el estómago (es que soy rarita para comer) cogí la cámara y decidí saludar y fotografiar. El más cercano era en aquel momento Ildefonso Falcones, con el primero que metí la gamba (pero por despiste, más que nada)

- Felicidades por el premio que te han dado en Francia. -Le dije
Alicia Martí me miró y me corrigió muy amable:
- Será el de Italia, que se lo han dado hace poco por "La mano de Fátima".
Ya empezamos... ¿me inventé el premio?
- ¿No le habían dado un premio en Francia? Juraría que puse la noticia
- Sí, pero por su anterior novela, "La catedral del mar".
Vale, roja como un tomate no me puse porque yo sabía que premio había... así que repetí:
- Felicidades por el premio de Francia y por el de Italia, que Alicia tiene razón, ése también lo anuncié. (Y era cierto, pero entre que soy despistada y que me sentía extraña con mi vestido... ¡si parecía una mami manga! eso, claro, a mi hijo le encantó).

Si hubiera habido jamón serrano probablemente habría hecho menos fotos porque prácticamente me alimento de esas cortaditas finas cada edición que he ido, pero yo sólo vi canapés y bebidas así que me centré en las fotos. Aparte me encontré con más gente que quizá no está fotografiada, como Nerea Riesco (autora de "El elefante de marfil") que iba monísima de la muerte, y también me presentaron a otras personas pero los circulines rojos de mi vestido me tenían obnubilada y no soy capaz de recordar todos los nombres (no, no estaba bebiendo vino, ni agua siquiera)... Dios, me estoy dando cuenta al escribir estas líneas lo traumático que ha sido ir fashion. Si se me permiten los vaqueros es posible que en otra ocasión me ponga mona pero discreta, y a quien no le guste que no mire (que yo soy "la de los libros", no la de la moda. A la vejez, vergüenzas ¡Ya me vale!)

Aquí estoy comiéndome uno de los dos canapés que probé (un pinchito con fruta, marisco y no recuerdo si algo más) En primeros planos, casi de espaldas, Toni y Manel Gimeno. Enfrente, Ignasi.

5

Ignasi, Bertolín, Morales y Toni (distintos medios, bueno, Morales es él mismo)

6

Teresa (Canal 9 tv) y Mariola (mon comunicació)

7

Manel Haro (que ya le conocéis) y Xavier Borrell. Ellos son los chicos con la camisa a rayas ^.^

8

Ana Cabrera Vivanco y la editora Ana Liarás... y aquí viene anécdota ¿veis al señor de atrás, en la oscuridad, a la izquierda? ¡Ese es el agente del FBI!

9

Cuando iba a fotografiar a Ana Cabrera Vicanco y a la editora Ana Liarás (con la cámara de la escritora), apareció un señor y dijo que él también quería salir. Pensé que sería alguien conocido de una de las dos mujeres, pero no... ninguna de las Ana presentes sabían quién era. Eso sí, él se presentó:

- Soy un agente del FBI. En todos estos sitios tiene que haber un agente, así que aquí estoy yo.

Nos reímos, claro que nos reímos, era un señor simpático, y saldrá más veces... De hecho aquí tenéis otra foto en la que pretendía sacar a José Carlos Somoza y en la que "no misteriosamente" aparece el agente del FBI.

El "agente del FBI" *, José Carlos Somoza y Gloria Gutiérrez, agente literaria de Gustavo Martín Garzo (Agencia Carmen Balcells)

10

* El agente del FBI ya tiene nombre, es Antonio María Ávila, Director General de la Federación de Gremios de Escritores

Josep Borrell (periodista de la revista Clío) y Ricard Ruiz Garzón (escritor y periodista)

11

Ricard Ruiz Garzón y Silvia Querini, directora literaria de Lumen

12

Cristina López Barrio -autora de "La casa de los amores imposibles-, Andrés Pascual, finalista el año pasado con "El compositor de tormentas", el marido de Cristina y cerrando línea, Ana Franco. (Todos estupendos)

13

Leticia Rodero (Departamento de Prensa Plaza & Janés Madrid) y Valérie Tasso

14

Anika Pedazoescote y Valérie Tasso

15

Anika morros rojos y Pep Blay

16

Francesc Miralles, Ricard Ruiz Garzón y Pilar Alonso

17

El ganador de la noche, Gustavo Martín Garzo, que charlaba con Ángel Lucía, asesor literario.

18

Baltasar Magro, como siempre sonriente, entre dos amigas, Eva Schubert y Maru de Montserrat, ambas de la Agencia Literaria Internacional Editors.

19

En la página 2 pasamos a la cena y la discoteca (ver menú lateral derecho).

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar