Anika entre libros

Bookcrossing

Raquel Carlús, julio 2006


Introducción de Anika

Era mi intención escribir un artículo sobre el Bookcrossing con el fin de conocerlo mejor y saber si funciona, dado que donde yo vivo, un pueblo a dieciseis kilómetros de Valencia capital, el Bookcrossing funciona pero mal. Tras hablar con Magdalena, responsable de la Biblioteca Pública de La Eliana y también del proyecto "Liberar un libro", me enteré de que la gente no está concienciada. Se llevan los libros, sí, pero no los registran ni tampoco los devuelven. Y según me dijo, en conversaciones con otros bibliotecarios del país, aquello sucedía en pueblos de toda España. Así que aprovecho esta introducción para animar a los que han participado alguna vez en pequeños Bookcrossing de pueblo como el mío, que tengan la amabilidad de registrar los libros que cogen o, como mínimo, devolverlos. Yo soy una de las personas que han donado libros a la Biblioteca directamente de mi biblioteca personal, y algunos de esos libros están recorriendo las calles gracias al Bookcrossing.

Dicho esto, queda claro la petición de concienciación a los lectores de este tipo y paso a dejar espacio a un artículo sobre el Bookcrossing en España, algo que sí funciona, donde los libros se cazan, se registran, se leen y se devuelven. Un artículo escrito hace tiempo pero con datos actualizados, por Raquel Carlús Jaile, Responsable de Prensa de Bookcrossing España.



Raquel Carlús Jaile

Bookcrossing, o como convertir el mundo en una biblioteca global

España es el quinto país del mundo con mayor número de bookcrossers, algo más de 24.000. Barcelona es la ciudad de España con más bookcrossers, alrededor de 4.200.

¿Te has sentado alguna vez en un banco de un parque y has encontrado un libro "abandonado" a tu lado? ¿O quizás has entrado en una cabina telefónica para llamar a un amigo -otra vez el móvil se ha quedado sin batería- y encima del teléfono has encontrado justo ese libro que querías leer? Si es así, ¡felicidades! ¡Acabas de entrar en contacto con el mundo Bookcrossing! Ah, pero, ¿aún no sabes que es eso?

Bookcrossing es un movimiento internacional que nació en Estados Unidos en 2001 con un único objetivo: convertir el mundo en una biblioteca global. Su creador, Ron Hornbaker, es un informático que diseñó una página web, www.bookcrossing.com, a través de la cual lectores de todo el mundo pueden intercambiarse libros.

El funcionamiento es muy sencillo. Sólo es necesario registrarse en la página web (es absolutamente gratuito y privado) con un nick y una dirección de correo electrónico. Una vez te has convertido en bookcrosser, el sistema te facilita una estantería virtual (o bookshelf) donde puedes registrar los libros que tienes en casa. Por cada libro registrado, el sistema asigna un número, el BCID, que es el DNI del libro. Cada libro tiene un número único e irrepetible, que es su identificación en el mundo bookcrosser. Finalmente, sólo es necesario enganchar una etiqueta en el libro (pueden descargarse desde www.bookcrossin-spain.com/labels), y escribir el BCID en ella para poder identificarlo.

Llegados a este punto, el bookcrosser tiene dos opciones: o bien quedarse el libro en casa y esperar que otro bookcrosser se lo pida, o bien "liberarlo". ¿Y cómo se hace eso? Muy sencillo. Después de registrar el libro aparece la opción de hacer una nota de liberación (o release note) donde el bookcrosser informará del día y el lugar donde "liberará" el libro (puede ser el banco de un parque, un cajero, una cafetería, el agujero de un árbol…). De esta manera, otro bookcrosser podrá consultar donde será "liberado" el ejemplar (en la sección "go hunting" de la web) y si le interesa podrá ir a "cazarlo".

Una vez en su poder, el bookcrosser cazador debe entrar en la página web, introducir el BCID del libro y hacer una entrada en el "diario de viaje" del libro (o journal entry) especificando que lo tiene él. De esta manera, el bookcrosser que lo ha "liberado" recibirá un correo electrónico diciendo que el libro ha sido "cazado", y sabrá el nick del bookcrosser y el sitio donde el ejemplar ha sido "cazado".

En España existen muchos lugares donde "liberar" y "cazar" libros. Están las zonas no oficiales (aquellas que cada bookcrosser escoge de manera individual), pero también existen zonas oficiales, conocidas como zonas BC. En Barcelona, por ejemplo, existe el bar de la Baguetina Catalana, en Via Augusta 62, o el Bar Mauri, en Provença/Aribau; en Madrid el café Mendocino, en la calle Limón 11; en Granada el bar El groc, en la calle Jesús y María, 2; o en Zaragoza el Juan Sebastián Bar, en la calle Teniente Catalán (en cualquier caso, todas las zonas oficiales pueden consultarse en http://www.bookcrossing-spain.com/zonasoficiales). Además, existen zonas oficiosas que se han convertido en verdaderos mitos dentro del mundo bookcrosssing, como por ejemplo el árbol de Yago, un viejo platanero barcelonés situado en el cruce de las calles Consejo de Ciento/Villaroel, con un agujero en la base donde los bookcrossers solemos esconder libros; o el león de Wam, en la madrileña Plaza de Oriente. Ir a visitar estos dos lugares es casi un peregrinaje obligado para todo aquel que entre a formar parte del movimiento Bookcrossing.

Pero el movimiento Bookcrossing es mucho más que una manera de intercambiar libros. Es, ante todo, un grupo de personas que comparten un interés común: la lectura. Cada segundo martes (y en algunas ciudades españolas cada último viernes) de mes, nos reunimos para hablar de libros, música, cine y otros temas. Y normalmente, luego vamos a cenar o a tomar una copa.

También organizamos viajes, salidas de fin de semana, esquiadas, gymkamas… incluso hemos organizado dos Encuentros a nivel nacional. El primero tuvo lugar durante el Puente de Todos los Santos de 2004 en Zaragoza, mientras que el segundo se produjo en Santander en las mismas fechas del 2005. En ambos casos se organizaron liberaciones masivas de libros (en Zaragoza en el Parque Grande y en Santander en el Paseo Marítimo), aunque la diferencia de un año entre ambas se dejó notar. En la capital aragonesa se liberaron cerca de 300 libros mientras que en la ciudad cántabra se superaron los 1.000 ejemplares. En 2006 Sevilla será la anfitriona del III Encuentro Nacional, que tendrá lugar del 12 al 15 de octubre. El reto está en el aire: llegar a los 1.500 libros liberados.

Pero como todo, el Bookcrossing no está exento de polémica y algunos nos acusan de ser un poco sectarios -algo que resulta un poco extraño si tenemos en cuenta que somos un movimiento gratuito y abierto a todas las personas, sin distinción de sexo, raza, religión o edad-, o de ir en contra la Propiedad Intelectual (¿por qué, si nosotros no "liberamos" fotocopias?). Lo único que puedo decirles a aquellos escépticos o pesimistas es que lo prueben. Que "liberen" libros al lado de su casa y crean un poco en la magia. Quién sabe. Quizás este libro, que ha formado parte de nosotros, viaje a sitios donde nosotros nunca iremos. No sería la primera vez.

Raquel Carlús, alias RaquelC
Bookcrosser desde el 14 de agosto de 2003

Raquel Carlús Jaile



¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • Bookcrossing
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar