Anika entre libros

Best seller sí, Best seller no

Anika Lillo, mayo 2004


Los que leemos de todo, y esto embarca novelas, ensayo y hasta cómics si es necesario, e incluso los que devoramos todo tipo de historias, ya sean dramas, terror, thrillers, humor, teatro o novelas filosóficas, somos ese tipo de gente que disfruta descubriendo historias, zambulléndose en líneas que te atrapan, ya sea porque la novela produce un enganche por sus personajes o su narración, o porque la técnica usada está prevista para ello. Es este segundo ejemplo el de los best seller, un término que, en realidad, se usa muchas veces para desprestigiar una novela.

Me resulta muy fácil hacer una lista de libros favoritos e incluir en ellos tanto novelas de Oscar Wilde o Mario Benedetti como de Ken Follett o Matilde Asensi. Hay quien se asusta ante algo así, pero cada vez está más claro que la gran mayoría de la gente es como yo, porque los puretas, esos que abominan de los best seller, en realidad no los leen para disfrutar, sino para buscarles los errores, los fallitos, los gazapos… Hay quien, incluso, daría cualquier cosa por escribir un best seller, porque en realidad el término best seller indica a los ojos del lector: "libro muy vendido", lo que se traduce en "te gusta, seguro, le gusta a todo el mundo". Y suele ser así, no siempre, por supuesto, porque a veces nos meten cada ladrillo que dan ganas de darse de cabezazos contra la tienda donde te has gastado los euros.

Pero esta discusión acerca de best seller sí, best seller no, es muy sencilla. La mayoría de la gente disfruta leyendo porque está entretenida. Hay muchas obras -maravillosas- que cuando las lees te cuesta un horror pero que cuando las terminas te dejan muy buen sabor de boca. Piensas en ellas durante un tiempo, las rememoras con el tiempo, las añades a tu lista de libros favoritos… Eso está genial, lo hacemos todos. Pero luego están las otras, esas que desempachan, que te divierten, que te enganchan, que te evitan aburrirte en la cola del médico… esas obras son los best seller, un medio para disfrutar de la lectura de otra forma.

Matilde Asensi es una de las últimas vendedoras de best seller, especialmente con "Iacobus" y "El último Catón". También lo es Carlos Ruiz Zafón con "La sombra del viento", y hasta el momento apenas he oído cuatro voces en contra de ellos, pero son voces que -aunque no menos importantes- a muchos nos hacen pensar que se pasan de exigentes porque… esas historias están bien escritas, entretienen, enganchan una barbaridad, el tiempo se detiene, el mundo desaparece y sólo estás tú con los catones o mirando a través de la valla de una casa en el Tibidabo… Esas sensaciones que te absorben son tan válidas como las que producen las otras.

Y, además, no nos olvidemos que el best seller ya no es dominio único de los americanos (Follett, King, Koontz…) y que no estaría nada mal que en España apoyáramos a estos escritores nuestros que tantísimos ratos fantásticos nos hacen pasar.

Y como no sólo voy a quejarme de los puretas, daré un tirón de orejas también a quien disfruta un best seller con locura y cuando sale otro libro del mismo autor dice eso de "es más de lo mismo". ¡Por supuesto! Se supone que un autor nos gusta por cómo escribe y cómo cuenta las cosas, las historias que narra, etc... A quienes dicen "es más de lo mismo" me gustaría recordarles por qué les gusta otros autores que también hacen más de lo mismo.

Seamos lectores sin prejuicios y leamos para disfrutar. Una de las cosas que más pena me dio fue algo que me dijo una amiga: "yo no disfruto leyendo, leo para aprender". Con los libros se puede aprender, es una opción, pero la más maravillosa es la de disfrutarlos porque los autores las crearon para envolvernos en sus historias, dieron todo de sí, y nos regalaron hojas y hojas llenas de aventuras, amor, misterio, dramas… nos dieron la vida de personajes a los que parece que conozcamos de siempre y nos acompañaron durante días en el autobús, el metro, la convalencia, la cama…

No voy a hablar de si la Biblia o El Quijote es un best seller… si conocéis el significado del término best seller sabréis vosotros mismos si lo es o no. Con eso me basta. Pero sí querría terminar recordándoos que calidad hay tanto en los best seller como en novelas de prestigio, y que también hay rollos patateros en ambos casos. Disfrutad de la lectura, no hay mejor consejo. Y recordad... últimamente se están descubriendo a autores/as de prestigio cometiendo aberraciones narrativas... y no diré nombres.


Portadas

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • Best seller sí, Best seller no
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar