Anika entre libros

36 Feria del Libro de Valencia

Anika Lillo, mayo 2005


Estamos muy acostumbrados a oir hablar de las Ferias del Libro de Madrid y Barcelona por ser más populares, ya sea por los escritores que allí van a firmar, como por su amplitud de casetas, sin embargo esta que escribe es de Valencia así que 
Montsegisberteste año decidí pasarme por allí 3 días y cotillear un poco aunque esta feria fuera más modesta. Y esto fue lo que ví.

En primer lugar aquel 30 de abril asistí con la idea de conocer a una escritora de cuentos infantiles bastante joven llamanda Montse Gisbert (El abecedario fantástico de Patam, el elefante) ya que nos conocíamos a través de e-mail y sabía que iba a ir a firmar su libro. Ví gente interesada en su libro y también su sonrisa al descubrir que yo estaba allí, ojeé el libro y comprobé que era para niños muy pequeños que empezaban a leer, muy bonito. La única pena es que no me servía para ninguno de mis dos niños (uno es muy mayor y la otra es muy pequeña).

No obstante no iba a ser sólo a Montse a la que iba a ver, mi idea era patearme la Feria, hacer fotos, ver el ambiente… vivirlo. Y fue muy emocionante, pero aún lo fue más llegar hasta al stand de la organización -al final de la calle principal de Viveros- donde tres escritoras firmaban libros.

La primera con la que hablé fue con una mujer estupenda, amabilísima, cariñosa y muy simpática que era nada más y nada menos que Isabel-Clara Simó. Estuvo encantada de charlar conmigo -como con su compañera o cualquiera que estuviera cerca- porque ella es así, abierta, majísima, toda una sorpresa para mí. Acaban de re-editar su famosa novela Jùlia, y allí estaba ella firmando ejemplares de ése y otros libros. A su lado estaba la periodista Cristina Morató ("Las reinas de Africa" y "Las damas de Oriente") y a la que no reconocí enseguida -es más, recordé quien era cuando ya me estaba yendo-, e Isabel-Clara Simó le hablaba a Cristina del libro "El curioso incidente del perro a medianoche" de Mark Haddon. Me preguntó si lo había leído, le confesé que no, pero ella hablaba entusiasmada igualmente.

Y lo que más me gustó es que al otro lado de la mesa quien firmaba libros era una joven valenciana de nombre Laura Gallego que firmaba libros sin descanso, sin un respiro, un libro tras otro, y otro y otro y otro… y el comentario que hizo Isabel-Clara Simó mirándola con una gran sonrisa:

- ¿No es fantástico? Ver cómo una chica joven firma tantos libros, que hace que los niños lean tanto. (Por supuesto me lo dijo en valenciano)

A Laura Gallego podría bautizársele como la J. K. Rowling española, pues se ha metido en el bolsillo a una gran cantidad de jóvenes, niños y adolescentes con sus novelas. El escritor Jorge Gómez Soto la define -en un comentario que me hizo- como una mezcla de Michael Ende, J. R. Tolkien y J. K. Rowling, o para ser más exacta, "la heredera" de estos escritores.

Laura Gallego, nacida en Quart de Poblet y residente en Alboraya, ha publicado con éxito varios libros, pero el que más se veía sobre su mesa (al menos durante el tiempo que yo estuve allí) era su último libro, "Memorias de Idhún", un tocho de 570 páginas que no dejó de venderse durante las tres o cuatro horas que estuve en la Feria. Creo que fue por eso que me resultó muy curioso cuando, al día siguiente, compré los periódios valencianos Levante y Las Provincias y me encontré sorpresivamente que en este último diario en vez de salir ella en contraportada salía Cristina Morató. La cantidad de libros que firmó Laura Gallego en la Feria del Libro de Valencia era "impresionante" (imagino cómo acabaría su muñeca de tanto firmar) por eso considero una injusticia enorme que no se le haya dado en su propia ciudad más publicidad a su obra, su talento, su persona y lo que está consiguiendo en los jóvenes y niños de nuestro país con sus libros... y también dicho sea de paso, a la cola incesante de gente en su puesto para que le firmaran el libro. Yo no quiero decir que Cristina Morató no mereciera aparecer en contraportada en el periódico pero sí reclamar la injusticia cometida con Laura Gallego a la que ni se nombraba en el artículo (ni a ella ni a Isabel-Clara Simó -alcoyana-, cosa que no entiendo, y menos aún que en el otro Lauragallegoperiódico tampoco apareciera "nada" sobre ellas, que eran las estrellas aquel día). Sólo decir que para no interrumpir a sus fans, yo decidí hacer cola igualmente para poder hablar con Laura.

Y hablando de eso, como persona es un auténtico encanto, tiene su propia web oficial -más completa imposible- y la teníais que ver tan dedicada a la firma de su libro y a sus lectores (por no hablar de mí, que quedé impresionada con ella). Por cierto que antes dije que "Memorias de Idhún" era su último libro, pero he de rectificar, porque Laura Gallego ha sacado un libro infantil titulado "Alba tiene una amiga muy especial", para niños más pequeños. 


Por supuesto no quise interrumpir demasiado su tarea así que la dejé continuar y me fui a dar un paseo que resultó de lo más interesante. Llegué a la caseta de "La Máscara", una librería valenciana (mi favorita junto a París-Valencia) cuyo dueño, Luis, colabora en la radio con el periodista Pablo Motos en su programa "No somos nadie". No pude evitar hablar con él porque de sus comentarios surgieron en esta web la página "Ranking de insoportables". Luis es una persona muy sincera, cuando cree que un libro no vale la pena, argumenta el por qué y lo dice a cara descubierta, y no sólo es interesante, también es polémico . Pero de esto, si me la concede, ya hablaremos en una entrevista, tiene que decidirse a darme el sí. Debo decir que ante mis ojos, justo al lado de la cabeza de Luis, había un libro que hacía que me girara incesantemente hacia la izquierda… La trilogía de Auschwitz de Primo Levi (Si esto es un hombre, La tregua y Los hundidos y los salvados). El libro era caro y no llevaba un duro encima, pero llevaba mucho tiempo buscándolo… ¿qué pasó? Que volví al día siguiente a comprármelo pero no estaba él en la caseta, era su día de descanso.

En esos días conocí también a un joven escritor de cuentos infantiles, Eduard Costa, cuyo libro de teatro, "Circus", no sólo Lauragallego1estaba premiado sino que, además, se estaba representando en teatros con actores adultos haciendo papeles de niños. Eduard se mostró muy amable desde la caseta Bromera. Licenciado en Derecho y Arte Dramático, Eduard es, además de dramaturgo, actor.


Laura Gallego, Cristina Morató e Isabel-Clara Simó 



Mis visitas no acabaron ahí, y tampoco mis sorpresas. El viernes 7 de mayo firmaba libros en la caseta de El Corte Inglés el escritor aquí entrevistado Guillermo Galván. Ante él estaba su última obra, "De las cenizas". Llegué tarde, casi a propósito porque la idea era tomarnos alguna cerveza (o agua, o café…) para conocernos en persona ya que sólo nos conocíamos por internet. Ya sé que también estaba Carmen Alborch -entre otros- firmando libros, pero ese día lo tenía reservado para Guillermo. Así, fui directa a buscarle y en pocos minutos salía de su caseta y nos íbamos a tomar algo con un amigo suyo. Mi fastidio más grande fue cuando fui a hacerle una foto a Guillermo con su libro y me di cuenta de que la cámara estaba sin batería ¡casi me da algo!. En fin, una verdadera pena porque ilustraría muy bien este artículo ya que estaba su libro, un anuncio y su rostro en un enfoque perfecto. Guillermo Galván es una persona sencilla, agradable, un tipo apuesto, y como anécdota decir que en su familia también su hermano es escritor: Francisco Galván. Era fácil hablar con él de cualquier cosa, y también con su amigo -valenciano- que se lo llevaba a cenar al Perellonet (en la costa) y fue una pena no poder disfrutar más de ambos amigos.

Cuando ya nos íbamos me fijé en algo en lo que habíamos reparado antes de irnos a tomar la cerveza (o el café, o el agua…) y era una cola enorme que salía de la caseta de la mencionada anteriormente "La Máscara". Según me había comentado Guillermo Galván, era la firma de libros del locutor (y escritor) Pablo Motos -valenciano también-, el mismo con el que colabora Luis, el dueño de la librería. La firma ¡ni siquiera estaba anunciada en la web oficial de la Feria del Libro! y ahí estaba Motos firmando una cola larguísima que había menguado muy poco cuando nos íbamos, y según tenía entendido, llevaba así toda la tarde. A pesar de que me hubiera gustado hablar con él, me acerqué sólo para despedirme de Luis y decirle que finalmente había vuelto a comprar el libro de Primo Levi.

Por supuesto en esta Feria me perdí muchas cosas, como las Actividades que tenía la organización en el Parque de Viveros, más completa imposible, aunque sí cotillée en alguna carpa para ver que efectivamente, había asistentes en las charlas. Y escritores y escritoras a punta pala, conocidos y no tanto, algunos repitiendo días distintos y otros acudiendo una sola vez. Pero disfruté la Feria, vaya que sí :)

Para quien tenga interés, aquí está la dirección de la 36 Feria del Libro de Valencia: http://www.firallibre.com

La Feria cuando ya era hora de marcharse 


Ferialibro 2005

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

  • 36 Feria del Libro de Valencia
Publicidad

Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar