Anika entre libros

Apocalipsis Z 2. Los días oscuros

Ficha realizada por: Pilar Alonso Márquez,Anika Lillo
Apocalipsis Z 2. Los días oscuros

Título: Apocalipsis Z 2. Los días oscuros
Título Original: (Apocalipsis Z. Los días oscuros, 2010)
Autor: Manel Loureiro
Editorial: Plaza & Janés


Copyright:

© 2010, Manel Loureiro Doval

© 2010, Random House Mondadori S.A.

(acceso a edición de bolsillo)

Edición: 2ª Edición Febrero 2010
ISBN: 9788499890586
Tapa: Blanda
Etiquetas: acción, persecuciones, apocalipsis, fin del mundo, aventuras, supervivencia, supervivientes, tensión, literatura española, Madrid, pandemia, trilogías, terror, miedo, horror, zombis, Tenerife
Nº de páginas: 382

Argumento:


Cuatro personas viajan en un helicóptero con destino a las Canarias, el único reducto libre de la presencia de No Muertos que queda en España. A bordo van un abogado, un piloto ucraniano, una joven y una monja.
 
Ya en las islas, cuando paran a repostar combustible, un fallo técnico les impedirá continuar el viaje, tan cerca ya de su destino. Una horda de muertos vivientes les sale al encuentro y en el último instante serán salvados por un helicóptero militar, que les llevará hasta Tenerife.
 
Una vez alcanzada la meta, deberán guardar un período de cuarentena antes de poder integrarse en la nueva sociedad que ha surgido de las cenizas. Una sociedad dividida en dos por el sistema de gobierno elegido, y que amenaza con desencadenar una nueva Guerra Civil.
 
Pero en la Península quedan aún muchos recursos imprescindibles para la supervivencia de todos, especialmente medicamentos. Y alguien debería ir a buscarlos.

 

Opinión:

 

Pilar Alonso

Segunda parte de las aventuras del abogado gallego que ya conocimos en la primera novela de este autor: Apocalipsis Z. Junto a él, los personajes que le acompañaron durante aquellas páginas y que huyeron de la Península en un helicóptero.
 
La trama se centra ahora especialmente en las Canarias y en el conflicto que existe entre Tenerife y Gran Canaria, cada una de las cuales ha elegido un sistema de gobierno distinto. La primera ha optado por establecer la Tercera República, mientras que la segunda ha decidido continuar con la tradición monárquica en la figura de Froilán, el hijo de Doña Elena y uno de los pocos Borbones supervivientes del Apocalipsis.
 
Después del horror que ha supuesto para la humanidad la aparición de los zombies y los estragos que ha causado, resulta chocante que los supervivientes se enzarcen en nuevas disputas acerca del sistema de gobierno elegido. Y muy creíble, por desgracia. Una vez que se sienten a salvo, los problemas de siempre, agudizados por la situación, vuelven a aparecer. Y uno no puede dejar de preguntarse si la humanidad, entendida como un ente abstracto, merece la pena ser realmente salvada de una hecatombe. Al menos es lo que uno piensa cuando lee esta novela.
 
Las desgracias van a acompañar de nuevo a nuestros personajes y, en mi opinión, creo que el autor ha cargado un poco las tintas. Por si fuera poco lo que ya les ha sucedido, van a encontrarse con una acusación de agresión, con una misión suicida, con la amenaza de una guerra civil y con una persecución por parte de un soldado loco que va a tener graves consecuencias para todos. Y es éste último punto el que me ha resultado más complicado de digerir. La situación ya contaba con alicientes de sobra para mantener la angustia y la tensión sin necesidad de más añadidos.
 
A pesar de ello, es innegable que la novela engancha. Se inicia además en el punto exacto donde finalizó la otra, y esa continuidad - sin la sensación de habernos perdido algo durante el camino - es esencial para mantener nuestro interés. El horror muestra nuevos rostros y alcanza nuevas cotas y la narración, que sigue siendo en primera persona aunque ya no en forma de diario, vuelve a sumergirnos en esa pesadilla que ya nos quitó el sueño una vez. 
 
Pilar Alonso

 

 

Anika Lillo

Lo primero que llama la atención es que en este volumen, Manel Loureiro se dirige al lector de dos maneras, en primera -persona porque el abogado sigue dirigiéndose a nosotros pero sin indicar cómo lo hace (blog ya sabemos que no, deducimos que libreta, aunque no hay anotaciones al respecto)- y en tercera persona cuando se refiere a otros personas, como Lucía. Y es que en esta ocasión separará a la pareja dejando a Lucía con sus problemas en Tenerife, y a Manel y a Viktor los mandará a la península a pasarlas canutas.

La acción se desarrolla en Tenerife y en Madrid, y como a Madrid van el abogado y el ucraniano, lo que sucede allí lo cuenta el protagonista tal y como nos acostumbró en "Apocalipsis Z", de manera directa, imbuyéndonos de su dolor, sus preocupaciones, su rabia, sus deseos... Cuando hablan de Tenerife y lo que le está ocurriendo a Lucía habla esa tercera persona distante que nos cuenta los hechos, transmitiendo únicamente cómo ocurren las cosas, y en principio no está mal, aunque a mí me chocó cuando empezó con esta técnica hablándome de un tercer personaje (un criminal algo psicópata) porque tenía la impresión de que me contaba la historia otro escritor.

Entiendo que cuando dicen que el mejor de la trilogía es el primero y que el que menos agrada es el segundo es porque el cambio es brutal. Aquí, aparte de recordarnos qué pasa en el primer volumen, nos ponen al corriente de cómo funciona todo en la isla. Nos enteramos al tiempo que se enteran los protagonistas. Se me pasa por la cabeza que aquellos que empezaron a leer la historia a partir de "Apocalipsis Z. Los días oscuros" y les gustó, cómo se lo pasarían leyendo después los otros volúmenes, porque son superiores en acción y momentos de extrema tensión, aparte de interés.

Pero bueno, no todo es relajado en la isla... las cosas empiezan a complicarse porque Loureiro introduce a un par de villanos de muy mala calaña, de los que no tienen mucho qe perder (aunque uno de ellos precisamente la lía más por no perder su posición) y el punto de mira son Lucía y sor Cecilia, que está más indefensa que nunca. En cuanto el abogado y el ucraniano marchan a Madrid como expertos en supervivencia zombi, en la isla las cosas se ponen feísimas. Tenemos tiros y un nuevo tipo de supervivencia.

Destaca el hecho de que les acusen en alguna ocasión de ser froilos y así será como nos enteraremos más adelante de qué pasó con la familia real española y como está la situación política en la nueva España, dividida entre republicanos y demócratas con casa real.

O sea que aunque hay cierta tranquilidad a lo largo del libro -comprensible por otro lado, porque allí las cosas están mucho más tranquilas respecto a los zombis- pero cuando avanza la novela la cosa se dispara. Lucía tendrá que enfrentarse a algún psicópata y descubrirá sin querer algo en la isla que pondrá en peligro la supervivencia -es más, algo tendrá ella que ver-, y en Madrid las cosas serán aún mucho peores.... como era de esperar, no se pude contar con los planes preconcebidos porque si algo tiene que salir mal, saldrá mal...

El final nos indica que lo que leeremos a continuación, "Apocalipsis Z. La ira de los justos", promete más aventuras y mucho mejores (y así será, la tercera parte es buenísima) porque salen de las islas donde ya está todo contado.

Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar