Anika entre libros

Antirresurrección

Ficha realizada por: Anika Lillo
Antirresurrección

Título: Antirresurrección
Título Original: (Antirresurrección, 2011)
Autor: Juan Ramón Biedma
Editorial: Dolmen
Colección: Línea Z


Copyright:

© Juan Ramón Biedma, 2011
Portada de Alejandro Colucci

© Dolmen, 2011

Edición: 1ª Edición, Enero 2011
ISBN: 9788493814359
Tapa: Blanda
Etiquetas: apocalipsis, fin del mundo, violencia, detectives, género negro, supervivencia, supervivientes, policiaca, literatura española, terror, miedo, horror, thriller, zombis, Sevilla
Nº de páginas: 293

Argumento:


En una Sevilla donde deben convivir aislados de los zombis que les rodean, un asesino en serie muestra su nueva víctima en una parroquia: un niño ahogado en agua bendita. El Teniente Trespalacios debe hacerse cargo del caso, pero la detective Artizar le ayudará porque ha sido contratada, a su vez, por los religiosos. Sin embargo hay una pieza que no encaja, y una joven aparecerá para darles la pista que les falta, lo que les llevará al infierno donde los resucitados ganan por mayoría aplastante.

 

Opinión:


Quien haya leído antes a Juan Ramón Biedma sabe ya lo que encontrará aquí, porque su sello personal está clarísimo, no sólo en cuanto a su forma de dirigirse al lector si no también en cuanto al tipo de personajes que pululan por esta devastada Sevilla. Sus personajes, desde el primero hasta el último, y especialmente centrados en el teniente Trespalacios, que esconde un pasado oscuro y en base al cual funcionará y terminará toda la trama; la detective Artizar, una auténtica superviviente no sólo de la sociedad si no también de su propio matrimonio y del horror más grande que puede sufrir una madre; Chokos, un amortajador, -oficio creado como nuevo servicio de emergencias tras la Resurrección- que ve en la situación la posibilidad de sacar algo de provecho; la joven Almena, que aparece desnuda ante cientos de zombis, que esconde más de un secreto, y que sin duda será importante para la trama desde el inicio hasta el final, aunque la información respecto a ella nos la vayan dando con cuentagotas...
 
Como en sus otras novelas aparecen más seres (humanos) marginados que nos irán mostrando la sociedad que resiste a duras penas en la supervivencia con sus propias normas (los tres jóvenes recolectores que se infiltran entre los zombis y que experimentan un final de impacto) y escenas tremendas difíciles de digerir por lo crudas, como la de las embarazadas (en este caso una de esas tan típicas de Biedma que hace que se te mueva algo en el estómago).
 
Son dos las cosas que caracterizan a Biedma y ambas están aquí. Por un lado su prosa, con esa sensación a mitad de camino entre la persona que te lo está contando desde la distancia y con mucha frialdad, y el guión cinematográfico. Cualquier purista arremetería contra su manera de contarnos los hechos, y además no escribe para lectores simplistas, exige que leas con atención y ates cabos porque lo que te va contando forma parte de un puzzle con piezas sueltas que deberemos encajar. Tanto la forma como el estilo lo hemos visto antes en "El espejo del monstruo" y "El humo en la botella", incluso, si me apuráis, sus degradados personajes de pasados atormentados, la novela coral, la propia Sevilla como ciudad protagonista, cierta sensación de caos entre los personajes a modo de supervivientes, y, por supuesto, un mensaje crítico que utiliza de nuevo a la iglesia como leitmotiv.
 
Personajes oscuros de gatillo fácil que no tienen nada que perder conviven con locos, iluminados, aprovechados, supervivientes, marginados... y precisamente porque no tienen nada que perder, son más peligrosos. La impresión es que Biedma nos ha querido exponer precisamente esto: los zombis son un peligro, sí, pero los supervivientes pueden serlo más, porque de nuevo el sálvese quien pueda define a la gran mayoría de la humanidad... empezando por el personaje de doña Teresita (uno de esos típicos de Biedma que siempre pululan por sus novelas) o el del vidente.
 
"Antirresurrección" es, en realidad, una novela policíaca, un thriller disfrazado de novela zombi, y quien espere algo de compasión para el lector que se olvide. Biedma es Biedma hasta las últimas consecuencias, y eso incluye el final, desolador pero terriblemente creíble.
 
De la corrección se ha encargado Juan de Dios Garduño, y de la portada -magnífica- el ilustrador Alejandro Colucci, que recrea una escena que podremos leer en "Antirresurrección".
 
Anika Lillo

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar