Anika entre libros

aníbal, estratega y estadista

Ficha realizada por: Gemma Nieto
aníbal, estratega y estadista

Título: aníbal, estratega y estadista
Título Original: (aníbal, estratega y estadista, 2010)
Autor: Pedro Barceló
Editorial: La Esfera de los Libros


Copyright: Traducción de Carlos Fortea, 2010
1ª Edición 2010 ISBN: 9788497379758
Etiquetas: antigua roma, ensayo, gurús, historia, jefes de estado, líderes, militares, roma, roma clásica, romanos

Argumento:


Corría el siglo III a. C. y Roma era la gran potencia de su época. Ningún pueblo osaba disputarle su predominio de todo el mundo conocido hasta que los cartagineses entraron en escena. Y lo hicieron con tal ímpetu que a punto estuvieron de cambiar la historia.
 
Aníbal, estratega y estadista cartaginés, supo ver las deficiencias de Roma e intentó oponerse a sus deseos expansionistas.
 
Cuando su pueblo cayó vencido en la primera guerra púnica, los romanos no se contentaron con la victoria sino que también los humillaron innecesariamente. Los cartagineses decidieron, entonces, alejarse de los dominios romanos y expandir sus fronteras en Hispania. Sin embargo, Roma no estaba dispuesta a permitírselo.
 
Unas décadas después, Aníbal se hizo con el mando del ejército cartaginés y decidió luchar por la libertad de su pueblo. Su astucia y su visión en conjunto de la política global, le hicieron poner cerco a los romanos. Habría podido convertirse en la nueva potencia hegemónica pero, lo que quizá no comprendió, fue el verdadero carácter del romano. Para Roma una guerra se ganaba cuando el enemigo era reducido a cenizas y su recuerdo olvidado, no concebía la idea de que Aníbal sólo pretendía encontrar un equilibrio de poder.

Opinión:


A pesar de que Pedro Barceló es doctor por un par de universidades alemanas y catedrático en Historia Antigua en la de Postdam, esta obra está desprovista del estilo dogmático al que estamos acostumbrados cuando un libro es escrito por un personaje de reconocido prestigio dentro del mundo académico. Muy al contrario, "Aníbal estratega y estadista" se lee como una buena novela de acción, con sus personajes “buenos” (los cartagineses) y los “malos” (los romanos), con guerras, aventuras, tramas políticas,…
 
El autor ha sabido dotarla de dinamismo y habría sido maravilloso tenerle como profesor de historia porque sabe cómo hacer que el lector “viva” lo que está narrando. Su forma de contar y la manera de abordar los capítulos guarda una gran similitud con el estilo novelístico y hace que la historia se lea con fruición y con la adicción que solo provocan las buenas obras. En gran parte tenemos que agradecerlo a su buena pluma.
 
Pedro Barceló dispone de unos amplios conocimientos sobre la época que narra, y sobre los hechos que fueron entrelazándose para desembocar en el final, y los utiliza para aderezar la vida de su personaje principal, el cartaginés Aníbal, y para hacernos comprender por qué las cosas acabaron de la manera en que lo hicieron.
 
Dado que nos encontramos ante una obra histórica que debe de ajustarse a los preceptos históricos de los que podemos documentarnos, y que no deja margen a la imaginación, sino solo a la interpretación rigurosa de los hechos que nos han llegado a través de los siglos, el autor no puede contarnos más de lo que ya cuenta sobre la vida del genial estratega Aníbal, porque nada más tenemos. Me habría encantado que hubiera podido narrarnos cómo era en privado, cómo se comportaba con sus allegados, con las mujeres a las que amó… pero nada de eso es posible cuando la historia nada nos dice. Hace años leí una obra que me hizo apasionarme por la figura de tan insigne estadista, la novela histórica de Gisbert Haefs Aníbal, en donde disfruté, gracias a la imaginación de su autor, de todo aquello que Pedro Barceló no puede inventarse porque es historiador.
 
Sin embargo, ha conseguido gracias a sus grandes dotes de comunicador, y al conocimiento de la época, poner las cosas en su sitio y conceder a los cartagineses la importancia que tuvieron. Ya sabemos que la historia la escriben los vencedores, y también sabemos que Roma fue la vencedora indiscutible en las guerras púnicas, por lo que nos legó sus propia versión distorsionada de los hechos. Ahora, Pedro Barceló ha intentado leer entre las líneas de la historia para mostrarnos la grandeza de un hombre y de una civilización que, más de dos mil años después, continúa asombrándonos.
 
La editorial ha cuidado la edición de esta obra y únicamente puede echarse en falta la adicción de un mapa del mediterráneo para ubicar con rapidez las localizaciones de las que nos habla la obra, por lo demás, no cabe ninguna duda de que se trata de una lección magistral de historia.

Gemma Nieto

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar